Se desploma la venta de cigarrillos un 26% en la provincia de Alicante, la mayor caída de los últimos siete años

La ventas de cigarrillos continúa en caída libre y se ha desplomado un 26 % durante el mes de mayo respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 150,56 millones de cajetillas menos vendidas en ese periodo en toda España. Esta es la mayor caída desde marzo de 2013, cuando se hundieron un 27%, tras las subidas de impuestos acometidas a principios de ese año.

Las ventas de cigarrillos ha alcanzado en España los 136,27 millones de cajetillas en mayo de este año, frente a los 185,07 millones de cajetillas comercializadas en el mismo mes de 2019, pese a que los estancos han permanecido abiertos desde el pasado 14 de marzo, fecha en la que se decretó el estado de alarma.

Durante el confinamiento los consumidores han fumado menos por la incertidumbre económica, el temor al desempleo y el estar viviendo en familia confinados en casa

Durante el confinamiento los consumidores han fumado menos ante la situación de incertidumbre económica derivada por la pandemia, el temor al desempleo y el estar viviendo en familia confinados en casa, lo que ha provocado un absentismo voluntario a muchos fumadores para no contaminar con su humo al resto de la familia.. Tras once años de caídas en las ventas de cigarrillos, 2019 fue un año de estabalidad para el mercado, con unas ventas de 2.242,9 millones de cajetillas de 20 unidades, lo que se traduce en un avance del 0,53% respecto al ejercicio anterior. Desde 2008, año en el que se vendieron 4.514 millones de cajetillas, las ventas de cigarrillos se han reducido prácticamente a la mitad.

Según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos, la recaudación por ventas de cigarrillos (impuestos especiales e IVA) se ha reducido un 6,09% en los cuatro primeros meses de este año, situándose en 2.328 millones de euros. Solo en mayo, en pleno confinamiento, Hacienda ingresó 486,86 millones de euros, un 26,78% menos que un año antes, mientras que en marzo la recaudación cayó un 2,01%, hasta 615,82 millones de euros. Por el contrario en enero subió un 2,64% y en febrero, un 4,2%.

Según han indicado las mismas fuentes, si a esta coyuntura le acompaña un incremento de los impuestos al tabaco es evidente que el incremento impositivo no logrará compensar la disminución de los volúmenes, y se producirá una mayor pérdida de recaudación, como ya ha demostrado la anterior crisis económica.

Ante esta situación de pandemia, con las restricciones en el aforo en las playas, algunas formaciones políticas piden que se planteen restricciones a los fumadores en determinadas playas, y se prohíba fumar en la arena de las principales áreas turísticas playeras de la provincia de Alicante.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.