Arquitectos y aparejadores alertan del peligro de las piscinas hinchables instaladas en las azoteas de las casas

El director de la Escuela de Arquitectura de la Universitat Politècnica de València (UPV) Iván Cabrera ha alertado del peligro que supone instalar piscinas hinchables en las las azoteas para las casas. Con la actual situación de restricciones en piscinas públicas y el cierre de muchas instalaciones colectivas, la venta de piscinas hinchables se ha disparado. Los proveedores de este tipo de productos ya venían avisando desde el mes de mayo de que se agotaban las existencias y que los fabricantes estaban sirviendo la producción de todo el año en apenas unas semanas.

Las piscinas hinchables pueden pesar entre 5.000 a 10.000 kg. -o más, depende del tamaño- y las terrazas de las casas o adosados no suelen tener la firmeza suficiente para aguantarlas

Casas de campo, bungalows y viviendas con pequeñas parcelas se han provisto este año de piscinas hinchables para apaciguar las ansias de darse un baño y procurarse un verano casi normal. El problema es cuando estas piscinas se han instalado en terrazas con poca consistencia sin haber hecho un previo estudio del peso que puede soportar la estructura. Las piscinas hinchables pueden pesar entre 5.000 a 10.000 kg. -o más, depende del tamaño- y las terrazas de las casas o adosados no suelen tener la firmeza suficiente para aguantarlas. Es lo que pasó este martes en Elda. El peso de 8.000 kg. de una piscina hinchable instalada en una terraza hizo que se hundiera el techo, afortunadamente sin que se lamentasen daños personales de relevancia.

Por fortuna, según estas fuentes, “no había nadie en esa habitación y solo ha habido que atender a un joven con un rasguño sin importancia y a un hombre con un ataque de ansiedad”. Técnicos municipales inspeccionarán la vivienda para certificar las causas exactas y comprobar el estado en el que ha quedado, han explicado las citadas fuentes. Hasta el lugar se han desplazado también bomberos del Consorcio Provincial, que han evacuado, mediante escaleras, a las siete personas -tres adultos y cuatro niños- que residían en la vivienda donde se ha producido el derrumbe del techo.

Se derrumbó la pared de la terraza como consecuencia de la instalación en ella de “una piscina de plástico de unos 8.000 litros”, lo que ha provocado el colapso de una viga

Los bomberos también han saneado las zonas susceptibles de desprendimientos, revisado las casas colindantes y balizado la zona, según han informado fuentes del Consorcio Provincial. Fuentes de este organismo han precisado que se había derrumbado la pared de la terraza como consecuencia de la instalación en ella de “una piscina de plástico de unos 8.000 litros”, lo que ha provocado el colapso de una viga. EFE

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.