El alcalde llevará al pleno una declaración institucional rechazando los privilegios fiscales pactados entre el gobierno y EH Bildu para los ayuntamientos vascos y navarros y el ninguneo a la FEMP

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha anunciado esta tarde, tras la reunión celebrada por vía telemática con la junta directiva de la FEMP, que llevará al próximo pleno una Declaración Institucional en la que se rechacen los privilegios fiscales que han obtenido los ayuntamientos vascos y navarros gracias al acuerdo del Gobierno de Sánchez con los radicales proetarras de EH-Bildu para apoyar la última prórroga del Estado de Alarma.

Barcala ha considerado «una afrenta al municipalismo que el ejecutivo socialista conceda a una organización independentista un papel de representación de los ayuntamientos que no le corresponde mientras ignora a sus representantes legítimos, que sólo hemos conseguido reunirnos una vez con Pedro Sánchez desde que se declaró la pandemia, pese a que somos los municipios los que estamos en primera línea de batalla contra el Covid 19 y sus efectos sobre las familias más vulnerables y los autónomos y pequeños y medianos empresarios». En la misma Declaración Institucional, el alcalde exigirá que «de una vez por todas el Gobierno socialista libere los fondos del superávit que todos los ayuntamientos hemos logrado gracias a una buena gestión de nuestras cuentas para que podamos usarlos en hacer frente a las necesidades sociales y económicas que ha traído a nuestras ciudades la pandemia».

Barcala denuncia trato de favor a los municipios del Pais Vasco y Navarra a cambio del apoyo a la prórroga del Estado de Alarma, se opone a que la organización próxima a ETA sea interlocutora del municipalismo y exigdisponer de todo el remanente de tesorería para hacer frente a la crisis del Covid 19 en Alicante

El alcalde se ha dirigido de nuevo a las formaciones de izquierda del Ayuntamiento de Alicante para que apoyen y respalden la exigencia de disposición del cien por ciento de estos fondos y para que también rechacen cualquier posibilidad de que el Ejecutivo capitaneado por Sánchez e Iglesias se incaute del dinero de los alicantinos. Tienen -ha precisado Barcala – una oportunidad de oro para demostrar, pasando de los mensajes huecos y del postureo, que de verdad están preocupados por las necesidades sociales y por dar soporte a las familias más vulnerables».

El alcalde considera «discriminatorio, inaceptable y un trato de favor inadmisible que el Gobierno conceda privilegios a los ayuntamientos vascos y navarros a cambio del apoyo de EH-Bildu a la prórroga del Estado de Alarma mientras que ignora los reiterados llamamientos que hemos hecho desde los ayuntamientos a que se nos deje disponer de nuestros fondos para luchar en mejores condiciones contra los efectos sociales y económicos de la crisis del Covid 19. Mientras que a la FEMP y a los ayuntamientos que estamos en ella representados el Gobierno nos maniata y nos priva de nuestros recursos, a otros les da un trato de favor incompatible con la exigencia que tiene todo gobernante de tomar decisiones justas que beneficien a todos los españoles y no sólo a unos pocos».

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.