El alcalde de Alicante se ha reunido con la Consellera de Sanidad, pero no logra que Barceló le explique por qué Alicante sigue en Fase 0 ni si tiene un plan para superar el confinamiento

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha mantenido hoy una reunión con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, y los primeros ediles de Valencia, Joan Ribó, y de Castellón, Amparo Marco, que tenía por objetivo conocer de primera mano las circunstancias que han impedido a Alicante y las otras dos capitales valencianas pasar de la Fase 0 a la Fase 1.

Lejos de esto, el encuentro no ha aportado claridad sobre este tema y ha quedado en el aire una pregunta directa de Barcala a la consellera sobre «cuál es el plan para avanzar y si la solución es, como parece ahora, realizar test a las personas que presentan síntomas, pese a que el propio Ministerio de Sanidad especificaba en sus instrucciones del pasado 25 de marzo que era preciso realizar diagnóstico con PCR a todas las personas con síntomas». A este respecto, el alcalde mencionó que según los datos que la propia conselleria ha facilitado al ministerio a siete dias del inicio del desconfinamiento, en Castellón se practicaron test al 75% de las personas con síntomas, en Valencia a un 45% y en Alicante a un 31%. La situación era mucho peor a 14 días de la fecha marcada por el Gobierno para iniciar la desescalada, porque en Castellón el porcentaje era del 55 de los sintómaticos, en Valencia del 40% y en Alicante del 30%. Es llamativo -ha puntualizado el alcalde- que esos porcentajes de test realizados a sintomáticos en el distrito sanitario de Alicante era aún menor».

El primer edil tampoco consigue que le aclare si se presentará el viernes otro informe con más test hechos ante el Ministerio y rechaza, junto con los alcaldes de Valencia y Castellón, que la movilidad haya sido un factor decisivo para no pasar de fase como dice la consellera

Después de escuchar a la consellera Barceló señalar que el Ministerio le justificó que fue la preocupación por la movilidad de las personas en los territorios que no han pasado el corte la principal causa de la negativa a que Alicante, Valencia y Castellón avanzaran de fase -algo en lo que los tres alcaldes han coincidido en expresar sus dudas sobre esta circunstancia, dado que esa movilidad se produce por igual en otras poblaciones que sí han tenido el visto bueno de Sanidad para iniciar la desescalada- y sin explicar qué causaba la preocupación de movilidad del Ministerio, el alcalde de Alicante se ha referido directamente a la necesidad de tener un plan encima de la mesa, algo que no ha sido respondido por Barceló, y ha preguntado directamente si se presentará un nuevo informe, si en él se incluirán un mayor número de pruebas diagnósticas y, concretamente, le ha requerido saber «qué va a cambiar de aquí al viernes respecto al informe que fue rechazado por el Ministerio de Sanidad».

Tampoco ha contestado Barceló a este último intento del primer edil de Alicante por conocer la situación en la que estamos y hacia donde nos dirigimos y lo único que ha conseguido de la consellera es que le remita a una reunión que Barceló mantendrá con sus técnicos para decidir sobre ese extremo y que difiera cualquier explicación sobre lo sucedido a una futura comparecencia en las Cortes Valencianas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.