Los vecinos que viven en zona de Fase 1 pueden viajar por su provincia, excepto a zonas de Fase 0, y trasladarse a sus segundas residencias dentro de la misma provincia. Los que viven en zona de Fase 0 no pueden salir de su población

Según la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, publicada por el Gobierno de España para la delimitación de las actividades -dependiendo de las fases de cada territorio-, los vecinos que viven en zona de Fase 1 pueden viajar por su provincia, excepto a zonas de Fase , y trasladarse a sus segundas residencias dentro de la misma provincia. Los que viven en zona de Fase 0 no pueden salir de su población.

Fernando Simón: «Los criterios para pasar de fase serán sanitarios, no económicos»

El Ministerio de Sanidad ha anunciado las provincias que desde este lunes 11 de mayo pasan a la fase 1 de la desescalada y, según el Ministro Salvador Illa, «Casi la mitad de la población está en condiciones de progresar a fase 1». El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha adelantado que los criterios para pasar de fase serán sanitarios, «no económicos».

Los diez departamentos de salud de la Comunitat Valenciana que desde este lunes pasan a la fase 1 de la desescalada tienen una población de 1.536.309 habitantes en total, distribuida a lo largo de sus 276 localidades. La Comunidad Valenciana tiene cinco millones de habitantes, por lo que 3’5 siguen en zona 0

Las comunidades autónomas cuyas propuestas han sido aprobadas por Sanidad son: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Extremadura, Islas Canarias e Islas Baleares y Murcia, así como Ceuta y Melilla. Otras autonomías solo avanzarán de forma parcial en algunas de sus circunscripciones, mientras que otros territorios no han pasado la nota de corte y no ascenderán hasta la siguiente propuesta, como la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, cuyas pronvincias no avanzarán pero sí lo han hecho 10 áeas sanitarias. Los diez departamentos de salud de la Comunitat Valenciana que desde este lunes pasan a la fase 1 de la desescalada tienen una población de 1.536.309 habitantes en total, distribuida a lo largo de sus 276 localidades. La Comunidad Valenciana tiene cinco millones de habitantes, por lo que 3’5 siguen en zona 0.

¿Qué actividades están permitidas dentro de la fase 1 de desescalada y qué es lo que no se puede hacer en esta etapa?

El Plan para la Transición hacia la Nueva Normalidad recoge que en esta fase inicial se autoriza la apertura parcial de actividades, en particular, «actividades económicas como las de pequeño comercio con cita previa o servicio en mostrador, restaurantes y cafeterías con entrega para llevar, actividades en el ámbito agrario, actividades deportivas, profesionales, alojamientos turísticos sin utilización de zonas comunes y con restricciones», entre otras actividades.

Visitas a familia y amigos

Las comunidades que estén en esta fase pueden disfrutar de una mayor libertad de movimiento y menos limitaciones en el contacto social, ya que a partir de la fase 1 se permiten las reuniones de un máximo de 10 personas (no tienen por qué ser convivientes) en cualquier lugar — un domicilio, un bar o la calle — siempre y cuando se respeten las medidas de prevención, de higiene de manos y de distanciamiento interpersonal y, cuando no se pudiera cumplir con estas recomendaciones, recurrir al uso de mascarilla. Según detalla el Boletín Oficial del Estado (BOE), solo podrán mantener estas reuniones las personas que no sean población de riesgo o las personas vulnerables «siempre que su condición clínica esté controlada y lo permita, y manteniendo rigurosas medidas de protección». También se permiten las visitas a los domicilios de familiares o amigos — excluyendo las residencias de ancianos —, siempre y cuando se encuentren en la misma provincia o el desplazamiento esté debidamente justificado. No así para aquellos que presenten síntomas del covid-19 «o estén en aislamiento domiciliario».

Se podrá ir a segundas residencias

Según lo recogido en el BOE, los ciudadanos pueden desplazarse a cualquier lugar dentro de la propia provincia, isla o unidad territorial de referencia, pero no se pueden trasladar a otras zonas de España, salvo que exista una justificación por «motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa de fuerza mayor o situación de necesidad». Además, el Gobierno Central ha informado de que, en contra de lo que se planteó en un primer momento, finalmente sí se permitirá el desplazamiento a segundas residencias en la fase 1, siempre y cuando se encuentren en la misma provincia en la que se reside. «El asunto ha sido evaluado nuevamente y el ministerio de Sanidad confirma la interpretación de que sí es posible trasladarse a segundas residencias dentro de la misma provincia o zonas que pasen el lunes a la Fase 1, al igual que está permitido el desplazamientos a hoteles y alojamientos turísticos», señalan.

En la Fase 1 no se permitirán los desplazamientos a otras partes del territorio nacional, ya que esto solo ocurrirá en la Fase de ‘nueva normalidad’

Asimismo, se permite la movilidad interterritorial entre municipios colindantes de tránsito habitual para la realización de actividades socioeconómicas, como es el caso del País Vasco con los territorios históricos de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa. Es decir, que tampoco en esta fase se permitirán los desplazamientos a otras partes del territorio nacional, ya que esto solo ocurrirá en la ‘nueva normalidad’.

Apertura de bares y terrazas

Algunos de estos encuentros pueden realizarse en bares, cafeterías o restaurantes, puesto que en la fase 1 ya se reabrirán al público, con condiciones. Los establecimientos pueden pasar de entregar comida para llevar a abrir por primera vez sus terrazas alire libre en un 50 por ciento de su aforo (teniendo en cuenta la licencia del año anterior), con una zona reservada para personas mayores y una distancia de al menos dos metros entre las mesas. En este sentido, el BOE hace un matiz: «En el caso de que el establecimiento de hostelería y restauración obtuviera el permiso del Ayuntamiento para incrementar la superficie destinada a la terraza, se podrán incrementar el número de mesas» y, por tanto, el total sobre el que se calculará ese 50 por ciento.

En el artículo 15 de la orden ministerial en el que aparece recogida esta norma, también se incluyen las terrazas de hoteles y se especifica que «se considerarán terrazas al aire libre todo espacio no cubierto o todo espacio que estando cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos».

Desde Sanidad lanzan una serie de directrices para garantizar la correcta higiene del establecimiento de cara a los clientes: limpieza y desinfección del equipamiento de la terraza (de las sillas cada vez que las adandone un cliente, mantelerías de un solo uso, dispensadores de geles hidroalcohólicos a disposición de los clientes, desinfección del datáfono, evitar el uso de cartas de uso común

Aparte del número de mesas, desde Sanidad lanzan una serie de directrices para garantizar la correcta higiene del establecimiento de cara a los clientes: limpieza y desinfección del equipamiento de la terraza (de las sillas cada vez que las adandone un cliente, mantelerías de un solo uso, dispensadores de geles hidroalcohólicos a disposición de los clientes, desinfección del datáfono, evitar el uso de cartas de uso común — podrán recurrir a carteles o pizarras —, no puede haber servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras, y otros utensilios similares — se darán en monodosis desechables —y los aseos serán utilizados por una persona cada vez y limpiados, al menos «seis vecces al día».

Más de dos personas en el coche

En la etapa inicial también hay mayor flexibilización en el uso del coche de tal manera que ya no hay un máximo de dos personas, sino que pueden viajar en el mismo vehículo lo que el mismo permita, siempre y cuando sean convivientes. Cambia también el motivo de los desplazamientos en coche particular, ya que una vez en esta fase, se puede utilizar para desplazarse a visitar a un familiar, para las reuniones con amigos o para acudir a cualquiera de las actividades permitidas en la misma sin necesidad de justificación. El límite en este caso será la provincia.

Compras sin cita previa

Ya desde el pasado 4 de mayo se reabrieron los locales y establecimientos minoristas de menos de 400 metros cuadrados y con una atención al cliente individualizada y respetando la distancia interpersonal de dos metros y bajo cita previa, tal y como aparece reflejado en la orden ministerial recogida por el BOE. A partir de la fase 1, sin embargo, se permite la apertura generalizada de los locales y establecimientos comerciales «que no tengan carácter de centro o parque comercial» sin necesidad de cita previa, siemrpre que sean de una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados. Además, el aforo está limitado al 30 por ciento — porcentaje que también se aplicará en cada planta en caso que la tienda sea de más de un piso y del que tendrán que informar en la puerta de entrada — y continuando con la distancia de seguridad de dos metros entre clientes (o de un metro si se dipone de mamparas o protección similar) y, en caso de que esta medida no se pueda cumplir, solo se permite la entrada de un cliente por vez.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.