La Policía Local de Alicante organiza un dispositivo para controlar la apertura de los comercios con cita previa y de primera necesidad autorizados y que se cumplen las medidas de seguridad en la ciudad

Más de treinta agentes de Policía Local participan hoy en el operativo desplegado para controlar la apertura de los comercios, con cita previa y de primera necesidad autorizados, y que se cumplen las medidas de seguridad establecidas en Alicante. Los agentes policiales divididos en equipos se han desplegado por la ciudad para inspeccionar los comercios y establecimientos que han abierto, así como comprobar que se cumplen el sistema de cita previa que garantiza la permanencia en el interior del establecimiento o local en un mismo momento de un único cliente por cada trabajador, y que no se han habilitado zonas de espera en el interior de los mismos ya que no está autorizado.

Los agentes policiales divididos en equipos se han desplegado por la ciudad para inspeccionar los comercios y establecimientos que han abierto, así como comprobar que se cumplen el sistema de cita previa que garantiza la permanencia en el interior del establecimiento o local en un mismo momento

Además, la Policía Local también comprueba que se cumplen las medidas de distanciamiento entre los vendedores y los clientes, y que no se abren los establecimientos que tengan una superficie de más de 400 metros cuadrados que quedan excluidos en el decreto aprobado por el Gobierno.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.