La Policía Local de Alicante impone 43 multas por infringir la franja horaria, pasear o bañarse en la playa y pide «responsabilidad» para evitar aglomeraciones en Alicante

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que la Policía Local ha impuesto en el primer día del dispositivo de inicio de la desescalada un total de 43 denuncias por infringir la franja horaria establecida, pasear por la playa, bañarse, practicar surf y paddlesup, salir familias enteras con los menores, e incumplir el estado de alarma en Alicante. La mayor afluencia de gente en la jornada del sábado se registró a primera hora, entre las 8 y las 10 horas y a partir de las 20 horas, y sobre todo en la franja litoral cercana a la costa. Por ello, el Ayuntamiento ha ampliado y cerrado al tráfico varias calles y avenidas cercanas al mar, con el objetivo de poder habilitar más espacio para caminar o practicar deporte. Esta iniciativa según la Policía Local ha sido muy bien acogida por los miles de ciudadanos que la han utilizado evitando también aglomeraciones en estos tramos.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha agradecido «la normalidad y responsabilidad social de los ciudadanos en la jornada del primer día, que ha sido fundamental para que transcurriera sin incidentes», al tiempo que recomienda «evitar utilizar las zonas de más afluencia de personas en las horas punta, y salir por otros recorridos menos transitados para así prevenir el riesgo y las aglomeraciones». Con todo, la jornada transcurrió para la Policía Local de forma «muy responsable y escalonada» incidiendo en el cumplimiento de horarios y la estricta puntualidad, sobre todo de deportistas y caminantes que cumplieron y a las diez de la mañana regresaron a sus casas para dar paso a los mayores, y con posterioridad a los paseos con los menores. Sin embargo y, a pesar de que la franja para realizar paseo de los menores estaba establecida hasta las 19 horas, se sancionaron la presencia de padres e hijos más allá de esa hora sobre todo por la tarde en la playa de San Juan, la avenida de Historiador Vicente Ramos, Quintiliano, pasaje del Distrito,  Ágata, en el parque Sergio Melgares, Unicef, José Jornet Navarro, Eduardo Torroja, entre otros.

En el amplio dispositivo organizado por los agentes de la Policía Local también patrullaron por la arena de las playas con los quads, y sancionaron a varias personas que infringiendo el cierre establecido estaban paseando por la orilla, con sus perros, bañándose, practicando surf y paddlesup, o en franjas horarias no permitidas

La Policía Local durante todo el día también realizó una importante función informativa repartiendo folletos con las franjas horarias y medidas establecidas por el Gobierno y se identificaron a más de 165 personas, aunque las conductas incívicas fueron sancionadas de acuerdo al decreto aprobado por el Estado con las 43 multas. El edil José Ramón González ha pedido a los ciudadnos «extremar la prudencia, mantener  las distancias, horarios y normas establecidos en cada fase de la desescalada, que  van a ser decisivos para volver a la normalidad y evitar contagios de coronavirus con mucho civismo recordando que todavía estamos en estado de alarma». En el amplio dispositivo organizado por los agentes de la Policía Local también patrullaron por la arena de las playas con los quads, y sancionaron a varias personas que infringiendo el cierre establecido estaban paseando por la orilla, con sus perros, bañándose, practicando surf y paddlesup, o en franjas horarias no permitidas.

Además, la Policía Local ha establecido también un dispositivo fijo en el linde con el municipio de Campello, ya que no está permitido pasar de uno a otro, y fueron muchos los ciclistas que pretendían circular hasta Alicante evitando su paso. Concretamente, también se intervino en la avenida de San Sebastián con personas que estaban en segundas residencias, y para disolver grupos de personas reunidos las calles La Fuente, Orcheta, Luis Amigo, Rómulo, Ronda del Castillo, en Rosa Chacel con un grupo jugando a la petanca, y para disolver un botellón en el Castillo de Santa Bárbara. Durante el operativo del servicio nocturno se sancionaron a cerca de una veintena de personas por desobediencia, sobre todo peatones que incumplían las medidas establecidas y no justificaron sus salidas, así como a un vecino de Santa Pola que había acudido a Alicante para celebrar el Ramadán, y a varias personas practicando  deporte fuera del horarios establecido.

El operativo especial de la Policía Local con centenares de agentes desplegados por la ciudad va continuar garantizando la protección de la ciudadanía en la fase de la desescalada adaptando sus dispositivos, y el estricto cumplimiento de las disposiciones establecidas durante el Estado. La Policía, recuerda que el cierre de las playas implica no solo la prohibición de baño, sino también el acceso y estancia en la zona de arena, así como el uso de las instalaciones que están en la misma, quedando la zona delimitada por el linde de los correspondientes paseos hasta el mar. Además, no se permiten acciones como pescar, bañarse o realizar cualquier actividad en estas zonas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.