La edición online del «XX Festival de cine de Sant Joan» se celebra entre el 18 y el 24 de mayo con relevantes cineastas

Tres ganadores del Goya y varios cineastas galardonados en festivales como Sundance, Málaga o Sitges competirán por los premios Ficus que concede el Festival de Cine de Sant Joan (Alicante), según ha informado en un comunicado su organización. El certamen de este año, el vigésimo de su historia, se celebrará en una edición online a causa de «las circunstancias derivadas de la pandemia de Covid-19». Los organizadores del certamen han tenido que adaptar su programación a las condiciones de movilidad y confinamiento correspondientes al estado de alarma decretado por el Gobierno por el coronavirus.

En lugar de las habituales galas y proyecciones en la casa de cultura del municipio alicantino, realizarán pases de los 30 cortometrajes seleccionados «a través de la plataforma FesthomeTV». El director del festival, Toni Cristóbal, ha avanzado a Efe que programarán seis pases, todos gratuitos, «más otras tres sesiones temáticas en las que se agruparán varios de los cortos seleccionados» que aún están en preparación. Entre los candidatos a los galardones del festival, cuya máxima distinción, el Ficus de Oro, remite al ganador directamente a la preselección de los Goya, se han presentado diversos cineastas de gran prestigio. Se trata de Carla Simón, autora de Verano 1993; los directores de Handia o La trinchera infinita, Aitor Arregi y Jose Mari Goenaga, o Álvaro Gago, ganador del premio del jurado en Sundance con Matria.

La organización ha destacado la presencia de cortometrajes dedicados a la temática social del «abuso y la violencia sexual» debidos, en su opinión, a «casos como el de la manada de Pamplona o al auge del fenómeno #MeToo»

Así mismo, también opta al premio el alicantino Adán Aliaga, que estrenará su último trabajo, Pies y corazones. Junto a él, también están presentes entre los seleccionados los alicantinos Javier Marco y Asier Ramos, con Muero por volver y Los apaches, respectivamente. Entre los treinta cortometrajes seleccionados para la competición oficial, elegidos de los 1.086 inscritos en esta edición, se encuentran también varios ganadores de festivales internacionales. Es el caso de Suc de Síndria, de Irene Moray, que se alzó con el Goya 2019; Polter, de Álvaro Vicario, galardonado en Sitges 2019, o Benidorm 2017, de Claudia Costafreda, primer premio en el Festival de Málaga 2019. La organización ha destacado también la presencia de trabajos enviados desde la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Catalunya (Escac) que, por primera vez en el certamen, «ha copado todas las opciones de alzarse con el mejor cortometraje de escuelas de cine».

Finalmente, la organización ha destacado la presencia de cortometrajes dedicados a la temática social del «abuso y la violencia sexual» debidos, en su opinión, a «casos como el de la manada de Pamplona o al auge del fenómeno #MeToo». Entre ellos, han reseñado las cintas 16, de Ana Lambarri, o 16 de decembro, de Álvaro Gago. La edición de este año está dedicada a uno de los principales directores de cine español, Luis Buñuel, como refleja el cartel, creado por el diseñador David Gil, en el que aparece el autor de El perro andaluz o Viridiana en su faceta más surrealista. EFE

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.