COLUMNA DE OPINIÓN de Elsa Martínez: «El precio de la vida» – PETIT COMITÉ

Tal y como se han puesto las cosas en los últimos casi dos meses en España, Europa y el Planeta, lo que se ha revelado imprescindible es la preservación de la VIDA misma.  Ese bien con el que nacemos, la vida, es el precio que pagamos desde que, al nacer, vemos los primeros instantes de luz, elementos, familia, madre y médicos en general; Esas visiones primeras del entorno que nos hará ser más o menos felices, son la base de una inteligencia espectacular en la nueva vida fuera del útero materno. Ahí, es cuando nos “sueltan” al mundo con la única protección de unos padres entregados, y con un problema de definición total de papeles en la actualidad; la supervivencia es el lema y la perpetuación de la especie humana el objetivo; HOY en este Planeta Tierra todo evoluciona con nosotros de forma precipitada y, ahora, con una pandemia del todo inesperada meses antes. En este momento, en medio del asunto, en la peor crisis sanitaria y al borde de la depresión más grande conocida desde la Postguerra civil y la postguerra mundial, España y nuestros españolitos nos preguntamos qué corcho supone ese “precio de vida”. Y aquí radica el debate que quiero plantearos hoy.

La Comunidad Valenciana está preparando, con desarrollo de aplicaciones de Inteligencia Artificial, un programa que por planteamiento es una aplicación voluntaria de seguimiento y ayuda del COVID19

Acabamos de conocer que la Comunidad Valenciana, en concreto la Conselleria que dirige Nuria Oliver y con despacho en la Ex Ciudad de la Luz y hoy Distrito Digital, está preparando, con desarrollo de aplicaciones de Inteligencia Artificial, un programa que por planteamiento es una aplicación voluntaria de seguimiento y ayuda del COVID19; por tanto, de la propia pandemia y su naturaleza, en nuestro entono geográfico y muestra de nuestra forma de contagiarnos, evitándola y creando barreras por conocimiento de geografía humana y estadística pura. Sin embargo, por otro, la realidad es que GOOGLE y APPLE han desarrollado, junto a Facebook, también en el ajo, una APP con BIG DATA conjunto que se va introducir quieras o no, de forma alegal e incluso ilegal, en la propia naturaleza de nuestra terminales telefónicas y digitales solo con actualizar juegos, bluetooth etc.. O GOOGLE Drive o simplemente aplicaciones de geolocalizacion y mapeo de lugares y rutas a pie, en coche o en Google maps… la leche! Se supone que los datos serán solo anónimos, que te controlaran temperatura, localización, y alguna cosa más, pero  siempre ANONIMO… pero la pregunta es, CUANDO IDENTIFIQUEN en este proceso un contagiado, un foco de contagio o personas sospechosas de serlo sin saberlo por ser ASINTOMATICOS, que van a hacer? Alguien de verdad se cree que esto va a ser anónimo?? En Bélgica, mientras, han saltado ya la frontera de la GESTAPO al estilo Nazi y han dado luz verde a investigadores privados,  dos mil!!, para localizar expedientes de supuestos coronavirus no descubiertos, asintomáticos ocultos o contagiados que no declaran porque, posiblemente, ni distinguen esto de una bronquitis o una gripe estacional por pasarlo sin más problema en casa… por no hablar del supuesto “pasaporte de no contagiado” o “ negativo” post desconfinamiento que se está gestando para moverte… o los reconocimientos obligatorios o las estupendas “leproserías” o “arcas de Noé” (que lacónico y caustico léxico para un titulo de película de terror..) que estamos planteando… el terror puro, el pánico se ha apoderado de nuestra sociedad, y un simple y jodido bichito ha hecho más daño que años y años de pánico nuclear o atentados salvajes como las Torres Gemelas y la persistencia del terrorismo islámico entre nuestra población.. Ahora mismo el enemigo, como dictaba una alucinante y polémica documentación interna del Ministerio de Defensa que ha publicado su propio boletín en un documento que adjunto (Inteligencia Militar y Big Data contra el Coronavirus, publicado en Defensa.com) está por desgracia en nosotros mismos, que somos realmente las potenciales “armas” de contagio y destrucción, por eso todos los gobiernos, a la caza de esta erradicación del virus, pero OJO, también llevados por su Centros de Información y por defecto político clásico de ansia de control, están inmersos, y TODOS NOSOTROS con ellos, en un debate sobre LIBERTAD o SEGURIDAD, que por ahora va ganando por goleada la segunda. Ante esto, el precio de la vida ha variado, y la vida misma, la capacidad de ser felices, la mismísima ansia de respirar, queda sepultada y cercenada aprovechando que “el Pisuerga pasa por Valladolid”… sinceramente me voy a lanzar a la piscina en esta misma columna. Y, sin perder seguridad sanitaria o física, PIDO QUE NO PERDAMOS EL HORIZONTE, que NO DEJEMOS QUE LOS POPULISMOS DE UNO Y OTRO LADO SE IMPONGAN como pasó con nuestros abuelos; que no demos caldo de cultivo de nuevo a fascismos y comunismos , ambos totalitarios,  y que LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD, con la BANDERA DE LA REVOLUCION FRANCESA ,sigan siendo el principio que mueva esta Europa caótica que nunca debe dejar de ser nuestra casa de historia y común destino democrático, para los siglos de los siglos amen. Ni la Convención de Ginebra, ni los gobiernos, ni la propia Historia deben dejar de defender lo más inviolable, los derechos esenciales del ser humano, esos por los que habrá merecido la pena luchar por este COVID 19 sin tregua. Si no, que nos queda? Habrá que recurrir a Robín Hood de nuevo y esperar entonces  “ hasta que los corderos cambien a leones”.

 

One thought on “COLUMNA DE OPINIÓN de Elsa Martínez: «El precio de la vida» – PETIT COMITÉ

  1. Muy interesante, desde el punto de partida que cada uno, hoy, es libre de elegir, hoy la libertad está socavada. Esta es una etapa, que doy gracias por estar viviendo, porque será obligadamente un tiempo de cambio espiritual y personal, que cada uno tendremos que optar si aceptamos o no, el covid no dejará una enseñanza de superacion , compresión he igualdad, esta pandemia llegó para enseñarnos a mirarnos a los ojos y aunque no parezca, a estar más serca.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.