Los jugueteros afrontan una situación muy dramática por las cancelaciones de pedidos y los impagos. Reclaman medidas que ayuden a las empresas a tener una mayor liquidez para afrontar los pagos y mayor flexibilidad en los plazos de los tributos

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (Aefg), José Antonio Pastor, ha calificado este lunes de «muy dramática» la situación por la que está atravesando el sector por las cancelaciones y, sobre todo, los impagos de clientes como consecuencia de la crisis del coronavirus. En declaraciones a Efe, Pastor ha señalado que cuando comenzó el estado de alarma «nuestros clientes, las tiendas, cerraron» y solo les quedan la comercialización online que, al no ser considerada actividad esencial por el último decreto del Gobierno, provoca en estos momentos incertidumbre en la industria juguetera. Además, la situación incide negativamente en las exportaciones, «o bien porque los mercados están afectados o bien por problemas logísticos para poder hacer operaciones», ha expuesto.

A partir del cierre de las tiendas, empezaron las cancelaciones y «ahora lo que tenemos» son «los impagos» por parte de los clientes de las operaciones desarrolladas en la pasada campaña navideña y principios de este año, lo que acarrea un problema de tesorería a las empresas, ha afirmado Pastor. Las empresas afrontan, a la postre, un problema de financiación para hacer el esfuerzo ahora, tras el decreto del Gobierno de paralizar los sectores productivos no esenciales, de tener a los trabajadores en sus casas y pagar las cotizaciones, lo que podría implicar el cierre de un porcentaje de ellas.

Los sectores productivos reclaman medidas que ayuden a las empresas a tener una mayor liquidez para que puedan afrontar los pagos, que se agilicen todos los trámites de apoyo dirigidos al sector empresarial y que se dé una mayor flexibilidad en los plazos para el abono de tributos
Por las circunstancias actuales, según el presidente de Aefj, la mayoría de las empresas del sector no está produciendo y los mercados están cerrados o en vías de estarlo. Las exportaciones -Portugal, Alemania, Reino Unido, Italia, Oriente Medio y América son los principales clientes en el extranjero del sector juguetero español- se hallan «paralizadas», según ha indicado Pastor. Los sectores productivos reclaman medidas que ayuden a las empresas a tener una mayor liquidez para que puedan afrontar los pagos, que se agilicen todos los trámites de apoyo dirigidos al sector empresarial y que se dé una mayor flexibilidad en los plazos para el abono de tributos. También piden la aplicación de moratorias en el pago de impuestos y en las cuotas de la Seguridad Social, y que se destinen ayudas a fondo perdido para que las empresas se revitalicen. Hay que «tratar de salvar a las empresas» para que después puedan, «en las mínimas condiciones, sobrevivir» para «poder arrancar», ha apuntado Pastor. EFE

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.