El dióxido de nitrógeno urbano baja un 50% en Alicante por las medidas de restricción en la circulación de vehículos por el coronavirus

Las medidas de confinamiento y aislamiento domiciliario adoptadas por la crisis sanitaria del coronavirus han supuesto una mejora significativa de la calidad del aire, con reducciones de hasta el 50 % en las concentraciones de dióxido de nitrógeno y otras partículas contaminantes. Así lo constatan las mediciones de todas las estaciones de las aglomeraciones urbanas, realizadas por la Conselleria de Emergencia Climática, a través de la Red Valenciana de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica. Según ha informado la Generalitat, los descensos más acusados, en términos relativos, se han registrado en la estación de Valencia-Bulevar Sur, con valores medios este mes de marzo de 23 µg/m³, frente a los 43 µg/m³ del mismo período del año pasado.

Desde la Conselleria han destacado que estos registros «dan cuenta del impacto sobre la calidad del aire del descenso del tráfico rodado, directamente relacionado con el dióxido de nitrógeno

Lo mismo pasa en Alicante y Castelló. En la estación de Alacant-El Pla, los datos medios de este mes se sitúan en 16 µg/m³, frente a los 33 µg/m³ del año pasado, mientras que la medición de Castelló-Patronat d’Esports arroja concentraciones de 10 µg/m³, lejos de los 26 µg/m³ habituales. Estas caídas también se han registrado en estaciones como València-Pista de Silla, que ha pasado de 40 µg/m³ en marzo de 2019 a los 21 µg/m³ de media en lo que llevamos de mes. Desde la Conselleria han destacado que estos registros «dan cuenta del impacto sobre la calidad del aire del descenso del tráfico rodado, directamente relacionado con el dióxido de nitrógeno, que es el parámetro contaminante que ha registrado una mayor reducción, por encima, en algunos casos, del 50 %».

En cuanto a las partículas en suspensión, también se ha notado el descenso, aunque en menor medida, algo que puede deberse a que la concentración de partículas depende, además del tráfico, de otros factores que influyen más directamente como la meteorología o las intrusiones de partículas saharianas. En la estación de Valencia-Pista de Silla, los niveles que este 19 de marzo se registraron fueron de una media de 5 µg/m³ de dióxido de nitrógeno (NO2), frente a los 25 µg/m³ de 2019, mientras que de partículas en suspensión, se midieron de 14 µg/m³, frente a 32 µg/m³.

Se prevé estudiar cómo afecta esta disminución de contaminantes en el ozono troposférico

Se prevé estudiar cómo afecta esta disminución de contaminantes en el ozono troposférico, un contaminante secundario que se forma a partir de los contaminantes primarios, como óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles, en presencia de luz solar, con un proceso de formación muy compleja. También está previsto estudiar el efecto transfronterizo de este contaminante, y así poder establecer conclusiones que sirvan a la hora de establecer Planes de mejora de la calidad del aire y disponer de estrategias de gestión frente al ozono troposférico en la Comunitat Valenciana. EFE

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.