Se disparan los ERTEs y muchas empresas alicantinas se toman vacaciones por la crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus ha generado muchas dudas sobre las situaciones laborales y los derechos y obligaciones de empleados y empresarios. Crea incertidumbre sobre las medidas que están tomando las empresas o pueden llegar a tomar en los próximos días.

Muchas empresas de la provincia de Alicante están buscando el modo de minimizar las consecuencias negativas de esta crisis, que provoca un exponencial descenso en sus ingresos y sus pedidos y no les exime de cumplir sus obligaciones de pago a trabajadores, acreedores e instituciones públicas.

¿Qué son los ERTEs? ¿Me pueden obligar a coger vacaciones? ¿Pueden obligarme a teletrabajar? ¿Me tienen que equipar de material para teletrabajar? ¿Puedo negarme a ir al trabajo? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes en estos momentos en España. Estas son unas breves respuestas, que deberán ser ampliadas por profesionales de derecho laboral para cada caso concreto.

¿Qué es un ERTE?

Un ERTE es un Expediente de Regulación de Empleo Temporal. Es una autorización a una empresa para suspender temporalmente los contratos de trabajo de sus empleados o reducir las jornadas laborales.

El trabajador sigue contratado por la empresa, pero en un régimen especial. Los aspectos diferenciadores son que:

  • No se cobra el salario y los trabajadores no generan derecho a pagas extras ni a vacaciones.

¿Me pueden obligar a coger vacaciones?

No, la empresa no puede obligar a tomar vacaciones si no fueron pactadas con anterioridad. El artículo 38.2 del Estatuto de los Trabajadores establece que las vacaciones deben acordarse de mutuo acuerdo entre la empresa y el trabajador. En algunos contratos se especifica que la empresa decide una parte de las vacaciones del empleado, pero debe notificarlas con al menos dos meses de antelación.

  • Se debe mostrar la disconformidad de forma escrita y si la empresa obliga al trabajador a cogerse vacaciones el empleado puede demandarla.

¿Pueden obligarme a teletrabajar?

Las empresas no pueden obligar a sus trabajadores a teletrabajar si no existe un acuerdo entre la empresa y los trabajadores. En el caso de que una empresa tenga que cerrar y enviar a todos sus empleados a trabajar desde casa, los trabajadores pueden negarse y la empresa debería abonarles los salarios aunque no desarrollen su trabajo.

¿Puedo negarme a ir al trabajo?

Negarse a ir al trabajo no es sencillo, aunque el artículo 21 de la Ley de Riesgos Laborales establece que «los trabajadores tendrán derecho a interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo, en caso necesario, cuando consideren que dicha actividad entraña un riesgo grave e inminente para su vida o su salud».

  • Esto puede ocurrir si la empresa no dota de equipos de protección individual a sus empleados, o no toma las medidas de seguridad necesarias para evitar el riesgo de contagio del coronavirus.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.