La Diputación suspende la atención al público y desarrolla el teletrabajo para reducir al máximo la presencia de empleados públicos en sus oficinas

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha firmado este lunes un decreto para garantizar la continuidad de la prestación de los servicios esenciales y preservar la salud de los empleados públicos y de los ciudadanos. El decreto establecerá la suspensión de la atención al público y fijará una drástica reducción de la presencia de los empleados en las dependencias y oficinas dependientes de la institución provincial, excepto en el Hogar Provincial, el Centro Doctor Esquerdo y el Consorcio Provincial de Bomberos, por la naturaleza de estos servicios.

Asimismo, la Diputación desarrollará un sistema de teletrabajo para sus trabajadores que garantizará la prestación de servicios a los ciudadanos y a los ayuntamientos del territorio. Los empleados públicos de la Diputación permanecerán a disposición de sus respectivos servicios de forma permanente.

Estas medidas se prolongarán hasta el 30 de marzo, incluido.

El pasado viernes el Área de Personal de la institución provincial envió a los trabajadores varias instrucciones con las primeras medidas de prevención ante la expansión del coronavirus, tras la reunión que mantuvo el jueves el Comité de Salud y Seguridad. Durante esta semana, la Diputación de Alicante ya ha ido adoptado medidas ante la evolución de la enfermedad, como la suspensión de las mesas de contratación y de los procesos selectivos y oposiciones y la cancelación de reuniones.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.