Reflexiones de mujer – PETIT COMITÉ

Este domingo, hoy, es esa fecha que cada año desde que las primeras Sufragistas empezaron su lucha por los derechos de las mujeres; esas mujeres que en el mismo siglo pasado no pintaban nada en la Historia del mundo, que no votaban hasta mediados del XX, y no en todos los lugares o que no eran reconocidas por su valor político, literario, medico, profesional, científico y menos filosófico… hasta hoy, esta lucha ha llevado a mujeres a morir en fabricas, a tirarse a una carrera de caballos para ser visible y cambiar la historia muriendo bajo sus coces en Londres, o a ser las protagonistas de cientos de anécdotas, cuyos resultados han sido terribles para ellas y buenos para el desarrollo de nosotras, las de HOY, las que ya vivimos distinto, soñamos mejor y somos capaces de tener la vida por nuestras riendas. Alicante, como el resto del planeta y de España, celebra este finde con una manifestación histórica la nueva conquista femenina, como cada año, pero cada vez más fuerte y más reivindicativa.

Yo, víctima de violencia de género, no odio a los hombres y no quiero una ley donde se criminalice a justos por pecadores

Sin embargo, hoy creo que esta columna es necesaria para sosegar el alma de todas nosotras. Chicas… se nos está yendo el punto. Estaba meditando que decir o que escribir en un dia tan femenino, tan señalado, algo que agitara conciencias pero que devolviese la cordura, y que si leyese la mismísima Clara Campoamor sintiese que su vida tuvo un sentido para generaciones posteriores…. Y si. He llegado a la conclusión, tras ver el taller que algunos están dando sobre “los falsos mitos de las princesas y los caballeros” o la estupidez de “las violaciones de los cuadros mitológicos del Museo del Prado…”  o la Ley de Violencia de Género que ha llevado a la cárcel a un marido tres meses por dar el parte de muerte súbita de su pobre mujer, o por mi hijo, ese pedazo de hombre ya de 19 años al que le advierto, acojonada, que tenga cuidado con quien se acuesta… pues bien, YO, VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO, doble víctima, porque al último hijo de puta no tuve el valor de denunciarlo, por la tortura a la que me sometió durante dos años y medio de mi vida (un tal Javier, al que mi hijo todavía recuerda con terror..) que incluyó todo tipo de vejaciones… pues bien repito, YO VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO, con condena en firme ya cumplida de mi torturador, NO ODIO A LOS HOMBRES, es más no los veo como el ENEMIGO, y NO QUIERO una LEY donde se criminalice a justos por pecadores, donde se elimine el derecho a defenderse, donde se penalice ser hombre, donde no exista una condena por si sola palabra, y lo DIGO YO, que se bien de lo que hablo, con sesiones de años en los juzgados, con persecución, sin dormir, sin poder ni hablar meses en aquellos años, con pánico.

Quiero que hombres y mujeres rememos juntos al lado unos de otros, quiero que seamos amantes, compañeros, revolucionemos juntos la vida, andemos de la mano, cambiemos la historia, escuchemos también a Oriana Fallacci

Sin embargo no entiendo que NO HAYA MÁS DOTACIÓN para los juzgados, que no se dé más dinero a fiscales y jueces de violencia para que NO tarden años y años en juzgar a nadie…NO entiendo que las UPA no tengan más personal, o que la policía nacional se tenga que buscar la vida para llegar a tiempo cuando se plantan en la puerta de tu casa… como tampoco entiendo ni comparto, sin embargo, que destrocemos mitos como princesas o cuentos de niños, ni a Andersen, ni a este paso a las bailarinas del Bolshoi por ser muñecas “indefensas”, no entiendo lo de SOLA Y BORRACHA, y no entiendo miles de cosas… porque lo que sí quiero es un futuro a DUO, quiero que hombres y mujeres rememos juntos al lado unos de otros, quiero que seamos amantes, compañeros, revolucionemos juntos la vida, andemos de la mano, cambiemos la historia, escuchemos también a Oriana Fallacci y pensemos que hay otros países donde no hay nada… donde un Burka es el techo de acero pesado cual losa que corta cualquier libertad… y que dejemos a un lado el odio, el rencor y la malicia, esa que acecha al ser humano, ojo , también a la mujer, y le lleva a perder la cabeza loca o loco, tras los cantos de Sirena de Ulises en la Odisea. Esta es mi reflexión, ahí queda. Feliz domingo y que la fuerza nos acompañe (sin coronavirus…)

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.