Solo sí, es sí

La imposición, sí o sí, de la improvisada y precipitada Ley de Libertad Sexual (conocida ya vulgarmente como la ley del «sólo sí, es sí») por parte de la podemita Irene Montero, la Ministra de Igualdad que paradójicamente ha vetado al sexo masculino para ejercer cualquier cargo relevante en su Ministerio, ha desencadenado el primer grave desencuentro en el seno del Gobierno de coalición de Pedro Sánchez, al extremo de que Igualdad ha tenido que limar el borrador inicial tras las críticas de Justicia y la Vicepresidenta Calvo ha tenido que intervenir de urgencia para salvar la ley estrella feminista de Podemos, corrigiendo entre ambos ministros socialistas los graves errores «técnicos» y las «debilidades» del borrador de la Ley, mientras el Gobierno cuestionaba las «prisas» del partido de Iglesias. Y es que Irene, más pendiente de su demagógico protagonismo personal de cara al 8-M que de elaborar concienzudamente y en serio una necesaria Ley de Libertad Sexual, impone su precipitada y bisoña Ley sin aclarar, por ejemplo, cómo probar en un juzgado que sólo el «sí», explícito y fehacientemente expresado, es «sí» en una relación sexual, íntima y normalmente sin testigos, muchas veces espontánea y esporádica, cuando lo natural es expresar el consentimiento de otras muchas formas, entre ellas, no poniendo resistencia alguna al mutuo deseo por parte de ambos y colaborando en la incentivación del mismo, por lo que parece que lo razonable y natural, siempre que los protagonistas estén en plenas facultades mentales y sin coacciones, debiera ser poner fin a la situación mediante un «no» rotundo por parte de cualquiera de ellos, bien al inicio del encuentro o durante el mismo para dejar bien claro hasta qué límites quiere llegar cada uno de los intervinientes. No en vano, ministros socialistas estallan contra Pablo Iglesias, quien, saliendo en defensa de su compañera Irene, culpa a Calvo de torpedearla y sugiere que el Ministro de Justicia es «machista», acusándole de escudar su «machismo frustrado» en excusas técnicas sobre el texto, mientras los socialistas consideran que «la ley era una chapuza» y explican que la corrigen porque no tenía «fundamento». Así las cosas, la guerra Calvo-Montero amenaza incluso la manifestación institucional del 8-M por el día de la mujer (a la que el PP se une este año con un manifiesto propio), pues la Vicepresidenta acudirá con su pancarta y el Ministerio de Igualdad aún no tiene agenda cerrada. Mal nace pues una necesaria ley, que debiera ser consensuada y pormenorizadamente estudiada (esperemos que se haga al menos durante su tramitación en el Congreso), para poner fin en el Código Penal a la actual difusa tipología de delitos sexuales que permite un exceso interpretativo por parte de los jueces, quienes pueden emitir sentencias escandalosas, como la del caso de la manada, en vez de embrollarlo más todavía con ese «sólo sí, es sí» que, para ser eficiente, probatoriamente hablando, requeriría de la presencia de un notario en los actos sexuales o la exigencia por parte de sus protagonistas de un expreso y previo consentimiento por escrito o fehacientemente expresado, salvo que se quiera dejar el asunto a la credibilidad o no por parte de los jueces de la palabra de uno u otro en un hipotético conflicto judicial, lo que haría aún más subjetiva la decisión de los magistrados, salvo que los denunciados aporten el acta notarial del consentimiento o la prueba material del mismo. Por lo demás, y a la espera de la tramitación parlamentaria, la Ley, que pone todo el acento en ese consentimiento expreso, elimina el abuso sexual como figura delictiva y contempla sólo el delito de agresión sexual (violación si hubiere penetración), elevando a tal categoría el acoso callejero incluso. Esperemos que, despojado de la carga demagógico-populista de Podemos sin reparar que una ley es algo mucho más serio que un eslogan callejero, como el famoso «sólo sí, es sí», el necesario proyecto de Ley de Libertad Sexual llegue a buen puerto por el bien de todos, pues la lacra de la violencia machista en nuestra sociedad es ya insoportable.

Pablo Iglesias ya se ha instalado cómodamente en la «casta» que quería eliminar, decide eliminar el tope salarial para cargos del partido, dejando en desuso el famoso «código ético» que les obligaba a eliminar duplicidad de cargos públicos

Y, hablando de cargas demagógicas y de Podemos, Pablo Iglesias, ya instalado cómodamente en la «casta» que quería eliminar, decide eliminar el tope salarial para cargos del partido, dejando en desuso el famoso «código ético» que les obligaba a eliminar duplicidad de cargos públicos o internos, a limitar mandatos o rechazar vehículos oficiales, y a un límite de sueldo equivalente al de tres salarios mínimos, debiendo donar el resto. Un código ético electoralista del famoso 15-M para ilusionar a gentes de buena voluntad que ahora queda en agua de borrajas, pues propone ampliar el límite de mandatos, aceptar vehículos oficiales si lo exige la seguridad y eliminar el límite de sueldos a tres SMI (ya instalado en la casta y en el poder…. ¡para que me valen!), sustituyéndolo por un sistema de porcentajes en función de responsabilidades con lo que donar todo lo que exceda de tres salarios mínimos queda como reliquia del pasado…..y lo más chocante es que Irene Montero, su compañera, lo justifica diciendo que con la subida del SMI ya había muchos que no tenían que donar el excedente. En fin, sin más comentarios.

Por otro lado se desperdicia, una vez más, la urgente y necesaria redacción de una Ley de Educación consensuada al presentar la Ministra Celáa la octava ley educativa de nuestra democracia, lo que supone una media de duración y vigencia de menos de cinco años (casi una ley por Legislatura), echando por tierra la posibilidad del consenso PP-PSOE que se fraguó con el Ministro Gabilondo durante el Gobierno de Zapatero y que decayó por la convocatoria de nuevas elecciones. Increíblemente esta octava ley educativa nace, como las anteriores, sin consenso alguno por lo que su esperanza de vida se puede cifrar en el tiempo que falte para la nueva alternancia de Gobierno en España. ¿Es que no hemos aprendido nada? Y luego nos quejamos de los malos resultados educativos en nuestras aulas. La ya conocida como «ley Celáa», que sustituirá a la «ley Wert», entre las novedades que añade, aunque pendiente del debate parlamentario, reparte alumnos por «razones socioeconómicas», permitiendo a las CCAA que obliguen a los colegios concertados a escolarizar a niños con pocos recursos para evitar guetos y rebaja las exigencias para el título de ESO y Bachillerato, permitiendo que se pueda obtener con asignaturas pendientes; Podemos, por su parte, ataca a la ministra por no retirar la financiación a la educación diferenciada por sexos. Una ley que en definitiva dará mucho que hablar sin lugar a dudas durante el debate parlamentario.

En plena salida a la calle de los agricultores como medida de protesta, el ministro Luis Planas, manifiesta que «o logramos que el campo sea rentable o más de media España se vaciará

En cuanto a asuntos económicos se refiere el Gobierno prepara otro zarpazo a las empresas con un nuevo decretazo que aumentará por la vía de urgencia un 2´8% la base máxima de cotización, que afectará a un millón de trabajadores con sueldos medios y altos; una medida recaudatoria que busca paliar el déficit desbocado de la Administración sin reducir el gasto público y amenaza con dificultar nuevas contrataciones en plena desaceleración. Por otro lado, en plena salida a la calle de los agricultores como medida de protesta, el ministro Luis Planas, manifiesta que «o logramos que el campo sea rentable o más de media España se vaciará» y advierte a Podemos, su socio en el Gobierno, de que su Ministerio debe llevar «la voz cantante» en las negociaciones, recordando que «sería ilegal» que el Gobierno fijase precios.

Y en el tema catalán Junqueras sale de prisión para frenar a Puigdemont tras otorgarle la Generalitat la semilibertad para que ejerza como profesor asociado en una universidad durante tres días semanales, uniéndose así al club de los «indultados» por la puerta falsa, sin arrepentimiento alguno por los delitos cometidos; Junqueras podrá así buscar visibilidad en precampaña electoral tras el órdago de Perpiñán y seguir tutelando la negociación de ERC con el Gobierno español, mientras Fiscalía considera precipitada su puesta en libertad y se hace más visible el agravio comparativo con otros presos, quienes por delitos con penas menores que la suya se ven privados de semejantes privilegios carcelarios.

Mientras tanto Sanidad extrema la vigilancia frente al virus en Torrejón, País Vasco y Málaga con contagios no identificados, reuniéndose el Ministerio con las CCAA para ver si adoptan medidas ante los brotes activos, pues preocupan los casos en los que sigue sin detectarse el origen del contagio. Un contagio que en España supera ya los doscientos casos y que sigue creciendo, al extremo de que Sanidad estudia ya limitar actos públicos en los focos del virus, mientras hospitales vascos aíslan a la plantilla y suspenden todas las prácticas y en Valencia se registra la primera muerte con coronavirus (un paciente que falleció el 13 de febrero de una neumonía y la necropsia confirma ahora que tenía el virus, sabiendo además que recientemente había viajado a Nepal). Con casi doscientos sanitarios en cuarentena en el País Vasco, Madrid y Andalucía, mientras el número de afectados asciende en España, Sanidad, aunque descarta una «explosión de casos», pide que se dispute a puerta cerrada partidos con equipos que vienen de zonas de riesgo, como Italia, pues no tiene sentido que allí se juegue a puerta cerrada y aquí se permita la llegada masiva de aficionados sin control alguno.

El nuncio del Papa exige al Gobierno español que no discrimine a la Iglesia

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que Arrimadas demuestra su fuerza ante el Congreso de Ciudadanos al conseguir el apoyo de 277 delegados, un 78% del total, frente a 21 de su rival Francisco Igea; que Álvarez de Toledo hace estallar al PP contra Casado al arremeter contra la Sexta mientras su líder critica a Iglesias por atacar a los medios, los barones consideran que la portavoz «va por libre» una vez más, no la apoyan y defienden la libertad de expresión, pero Casado desoye al PP y la mantiene por miedo a Aznar; que Albert Rivera reaparece para informar de su incorporación a un prestigioso bufete de abogados como presidente ejecutivo del mismo, en su nueva vida «más feliz»; que Rajoy manifiesta que «no es bueno que los extremismos condicionen Gobiernos» durante un acto de precampaña gallega con Feijóo y Casado; que, según NCReport, la coalición PP-Cs deja fuera a Vox en Euskadi, pues el PNV obtendría el 36´9% de votos y entre 26-27 escaños, EHBildu 22´8% y 18-19, PSOE 13´7% y 11-12, PP-Cs 11´7% y 9-10, y UP 11´1% y 8-9; que el sector del automóvil pide ayuda a Sánchez para movilizar inversiones, pues necesita 54.000 millones para la transición eléctrica; que «la cohesión social en Ceuta está en peligro», un verdadero drama a causa del cerrojazo de Marruecos tras la decisión de Rabat de poner fin al porteo; que Sandro Rosell, ex presidente del Barça, acusa a la policía de poner dinero en su armario para incriminarle, se querella contra la juez Lamela y reclamará al Estado más de 10 millones de euros; y que, mientras el nuncio del Papa exige al Gobierno español que no discrimine a la Iglesia (dice en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal que la Iglesia no busca «privilegios en la sociedad» pero tampoco acepta la «discriminación»), un cardenal afín al Papa, dialogante con el separatismo catalán y mediador en el «procés», Juan José Omella, Obispo de Barcelona,  presidirá a los obispos españoles tras vencer al sector de Rouco Varela, por lo que sustituirá a Ricardo Blázquez como Presidente de la Conferencia Episcopal.

Y del exterior, destacar que Italia destina 3.600 millones contra los efectos de la epidemia del coronavirus; que Salvini, líder de la Liga y exministro italiano, dice que quiere «una fuerza que represente la Europa de las patrias y los pueblos»; que Biden triunfa en Carolina y vuelve a la carrera demócrata en EEUU; que muere el nicaragüense Ernesto Cardenal, poeta y clave en la Teología de la Liberación;; que EEUU baja por sorpresa los tipos de interés para estimular la economía, respondiendo así a la epidemia de coronavirus con la mayor bajada de tipos desde la crisis, mientras el G-7 y los Bancos Centrales se disponen también a actuar frente al COVID-19; que Guaidó denuncia que Maduro le intenta asesinar tras haber recibido disparos su comitiva; que, según Nervis Villalobos, viceministro de Chávez, «los pagos a Morodo sólo se explican si hizo de lobista con el Gobierno de Zapatero» y añade «jamás escuché a alguien decir que Chávez quería dinero para él, era evidente que sus negocios estaban más orientados a la política»; que la OCDE advierte del riesgo de recesión en Europa por el coronavirus si éste no se frena, por lo que prepara un plan de ayudas a los afectados, pues asegura que habrá una caída entre el 0´5% y el 1´5% del PIB este año en la zona euro; y que en la frontera convulsa que separa Turquía de Grecia unos 15.000 refugiados quedan varados tras la estrategia turca de permitir el paso de los refugiados y la de los griegos de no permitir su entrada en la UE, que cierra filas con Grecia dándole las «gracias por ser nuestro escudo» mientras los refugiados, atrapados en un callejón sin salida, se lamentan: «nos mintieron….¿por qué dijeron que la frontera estaba abierta?»

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.