La emoción de comunicar

La comunicación tiene intrínseco el poder de transmitir emociones y mover sentimientos. Precisamente esa es la gran diferencia que mantiene con la información periodística convencional. Sobre la labor comunicativa recae una gran responsabilidad, pues es con ella con la que se logra una conexión real con los ciudadanos. Y es el momento de ser proactivos y no reactivos. La comunicación debe ser participativa –atrás quedó la unidireccionalidad del mensaje–. Debemos poner en práctica la escucha activa. Preguntar a los vecinos con cercanía para conocer sus preocupaciones de su metro cuadrado, sus miedos e inquietudes, sus necesidades principales a cubrir y –una vez conocemos en profundidad qué requieren– utilizar el recurso de la empatía para transmitirles que nuestra institución va a ser capaz resolver todo ello. Porque si en su metro cuadrado les preocupa la educación de sus hijos, pagar la hipoteca de la casa, la letra del coche, comprar muebles nuevos, tener una buena tele y descansar los fines de semana, pues eso es lo que hay que abordar. Si, además, les arreglas la acera, bien. Eso, el metro cuadrado de cada uno, es parte vital.

La comunicación se considera extremadamente sensible, pues con ella se es capaz de mover emociones tan peligrosas como la ira para hacer creer a quien la percibe que debe defender una postura

Dice Antonio Sola, estratega político, que la información genera conocimiento mientras que la comunicación genera sentimientos. Por ello la comunicación se considera extremadamente sensible, pues con ella se es capaz de mover emociones tan peligrosas como la ira para hacer creer a quien la percibe que debe defender una postura –como un mecanismo de superveniencia del grupo– poniendo así al pueblo en contra o a favor de quien interese. Algo que han aprendido y hacen muy bien las nuevas oleadas de políticos. En la esperanza queda que se emplee también para buenas causas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.