«P’habernos matao»

Menos mal que han terminado las Navidades. Estaba hasta los mismísimos de andar todo el día cargado con la mochila y la zamarra de borreguillo. Sor Copón, Sor Topo y Sor Tonel son impredecibles. Te quieren montar un Belén en menos tiempo del que  tarda en  persignarse un cura loco y hay que estar todo el día como estábamos en la mili cuando el golpe del 23 F: siempre pendientes del acuartelamiento y de salir con el cetme en prevengan prestos a defender a España. Aquí la defensa es espiritual. La Madre Torquemada y su asistente cercana, Sor Gestapo, han ordenado que en el asilo se emprendan todas las actividades – por ahora hablan de oraciones, novenas, misas, procesiones, retiros espirituales, etc…- necesarias para hacer frente al gobierno rojo que está a punto de entrar en acción.

Yo creo que están dirigidas a distancia por Mayor Oreja – ¡ojo que en las cárceles, por ejemplo, siguen mandando discípulos directísimos suyos, por eso yo digo siempre que este Psoe, hasta ahora ha sido un gobierno de derechas. Ya veremos a partir del lunes-. Mayor Oreja, ese ministro que sigue a pie juntillas las enseñanzas del cardenal franquista Herrera Oria, el que fundó la Asociación Católica de Propagandistas que me huele a Opus que tira para atrás porque habla siempre de “minorías selectas destinadas a dirigir la vida pública”. Ahí están. Blanco y en botella.

O quita al topo que tiene la sexta en el palacio o nos vamos a enterar hasta de sus actos más insospechados porque parecen transmitirlo en directo

Pues yo creo que la Madre Torquemada, por medio de su minoría selecta, que dirige Sor Gestapo y en la que son clase de tropa Sor Copón, Sor Topo y Sor Tonel – hay unas cuantas que ya iré destapando- quiere echar una mano en el toque a rebato que ha hecho Mayor Oreja: El procés es el resultado de un pacto entre Zapatero, ETA y ERC. Es una expresión del máximo desorden. Todo arranca el día que se legaliza el aborto, la expresión de una decadencia. Y a partir de ahí dice que hay que aglutinar a la derecha – ¿más todavía de lo que están PP, VOX y CS que son tres en uno? Para hacer la contra al frente popular. Por legalizar el aborto vivimos hoy tiempos oscuros.

¡Qué razón tiene Mayor Oreja! Tiempos oscuros: yo estoy en el asilo de la Madre Torquemada y me domina Sor Bigotes. Los ingleses han liado la del Brexit. Oriol Junqueras sigue sin mirar de frente. Ha muerto El Fary y Pilar de Borbón y La Moncloa tiene más filtraciones que las obras que hacían Pepe Gotera y Otilio. Hablando de filtraciones. Dice Pedro Sánchez que va a dar a conocer su gobierno el lunes y que van a jurar el martes. Ya sabemos el nombre de todos los ministros. O quita al topo que tiene la sexta en el palacio o nos vamos a enterar hasta de sus actos más insospechados porque parecen transmitirlo en directo. Llevo dos noches sin dormir, ante la lluvia de vicepresidencias, pero no me ha caído ninguna. “Porca miseria” que dicen los italianos.

Marlaska, a ver si no se deja engañar porque la UGT va de socialista y se ha unido a los sindicatos más de derechas que he visto jamás

Margarita Robles, una mujer inteligentísima y brillante. Montero, la médico andaluza: me gusta, a ver si es verdad que los ricos pagan más y dejan de investigar a los pobres por cincuenta euros mientras a Pujol le prescribe casi un millón – de deuda porque lo sacado a Andorra  era mucho más- . Marlaska, a ver si no se deja engañar porque la UGT va de socialista y se ha unido a los sindicatos más de derechas que he visto jamás. Iglesias, me parece impresentable establecer una unidad familiar en los ministerios. Ni Fraga. Tengo que dejar el tema porque me llama Sor Gestapo y dice que me reclaman en recepción. ¿Recepción? Si yo no tengo visitas. Si estoy más tirado aquí que los republicanos en los campos de concentración del Sur de Francia. ¿Quién cojones viene a verme cuando estoy haciendo literatura?

Sor Gestapo me mira de una manera, que si fuera Mazinger Zeta, con uno de sus rayos visuales, me habría convertido en carbón.

—Levántate, hereje – me dice-, sal al recibidor que ha venido tu señora.

—¿Mi señora? – respondo temeroso y balbuceante- Mi señora está en Estocolmo porque es seguidora acérrima del vocalista de Europe. Se está tragando su gira entera y cualquier otra que haga en el futuro.

—El adviento y la penitencia la han convertido, ha vuelto por ti.

—Yo no puedo irme ahora – respondí derrotado- Sor Copón quiere hacer un coro para cantar el Ave María de Caccini, el Canticorum Jubilo y el Dies Irae del Requiem de Mozart en Semana Santa, y yo soy el solista. Dígale a mi señora que no salgo, que siga con Europe y se busque un novio más comprensivo.

-Tú, Genaro – clama Sor Gestapo- además de hereje, eres un impío redomado. No hay excusa. Fuera que tu mujer te reclama.

Y me han echado del asilo. Me tenían ganas y ahora hago de ordenanza y de portero en la que era mi casa porque mi señora es compradora compulsiva. Compra Porridge, proteínas de sobre, flanes sintéticos, polvos con proteínas y una serie de mejunjes que no hay quien los trague y yo soy el recepcionista. Dice el repartidor de Amazon y de Seur que ve a mi mujer y habla más con ella que con la suya propia.

La vida fuera del asilo es un infierno. Echo de menos a Sor Tonel y a Sor Topo. Mi mujer no ha intentado ducharme ni una sola vez. Debo de oler a tigre. La vida familiar es mucho peor que la del asilo. Menos mal que faltan cuatro días hasta el martes y aún puede caerme una vicepresidencia. Sueño con ella. Sería una vía de escape. ¡Qué triste y poco épico final para un rojo!

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.