Pedro Sánchez, el mudo

El empeño de Sánchez de elegir a ERC como interlocutor indispensable para conseguir ser investido le está llevando a un callejón sin salida, lo que, sin lugar a dudas, pagaremos caro todos nosotros en breve plazo de tiempo si es que ya no lo estamos pagando. Sánchez, de entrada, ya se está convirtiendo en un candidato-marioneta en manos del secesionismo y baila al son que los republicanos le tocan sin darse cuenta del siniestro destino personal que le espera tras la investidura, si es que esta finalmente se produce….eso sí, cuando a Junqueras, Rufián y compañía les venga en gana y más les convenga. Por su parte, el pueblo español (incluidos los catalanes), que siga esperando ante un Pedro Sánchez que nada tiene que decir (o no le dejan) y todo que ocultar, no vaya a ser que, una vez más, meta la pata y sus interlocutores le dejen tirado de verdad antes de tiempo sin conseguir ser investido en el Congreso de los Diputados, el gran sueño de su vida, tras dos fracasos anteriores….y, ya se sabe, a la tercera va la vencida: o ahora, o nunca. En efecto, con tal de ser investido como sea, Sánchez está dispuesto a lo que haga falta, incluso a ganarse el apelativo de Pedro Sánchez el Mudo, cuando él mismo, allá por 2015, ante las reticencias de su antecesor a comparecer ante los medios le dijo de forma solemne: «Señor Rajoy, ¿sabe cómo le conocen a usted en términos coloquiales? Como el del plasma». Pues bien, él ni eso, ni plasma siquiera, llegando al límite de romper la tradición negándose a comparecer ante los medios tras el último Consejo de Ministros del año para evitar cualquier pregunta incómoda sobre la secreta negociación con ERC y las presuntas presiones del Gobierno a la Abogacía del Estado para que emita un informe favorable a las pretensiones de los secesionistas de Esquerra. Mutis por el foro y aquí paz y allá gloria. No obstante, Pedro Sánchez el Mudo, sí decide usar las pensiones como medida de presión para su investidura e incumple su promesa electoral negándose a actualizarlas hasta que sea investido en el Congreso y pueda formar gobierno, cuando nos tiene acostumbrados con sus famosos «decretos electorales» a tomar todo tipo de medidas desde su condición de gobernante en funciones….pero, ya ven, ahora no le interesa revalorizarlas al 0´9%, según el IPC, y, ni siquiera, subirlas el 0´25% que, según ley de época de Rajoy, debieran revalorizarse como mínimo cada año, con lo que, de momento, salvo que sea investido, las pensiones quedan congeladas por vez primera desde 2011, cuando Zapatero hizo lo propio por primera vez. Ya ven, o yo o el caos; o se me inviste o que salga el sol por donde quiera; yo no seré el culpable….los culpables serán quienes no apoyen mi investidura a mi antojo con mis 120 diputados, una de las cifras más bajas del grupo socialista en el Congreso (salvo los 118 de las primeras elecciones obtenidos en 1977 con Felipe González y los 110 en 2011 con Rubalcaba, que le costó su dimisión), tras haber provocado que el PSOE tocara fondo con los 90 escaños en 2015 y los 85 en 2016 con Sánchez, sin que éste presentara su dimisión y remontara algo con los 123 de abril de 2019 para ir de nuevo a la baja con los actuales 120 de noviembre del mismo año. Y es que Moncloa fía todo a cerrar un acuerdo con ERC o convocar de nuevo elecciones, pues «no hay plan B», mientras el PSOE, abducido por El Mudo, se vuelve a reunir en secreto con Esquerra, tras el parón negociador, sin alcanzar todavía acuerdo alguno, confiando en una investidura antes de Reyes….o después… ¡qué más da! Entretanto, el alza de las pensiones y del salario mínimo quedan supeditados a que se forme Gobierno, mientras se deteriora hasta la diplomacia «antiprocés» en Europa como consecuencia de esta insólita negociación con el secesionismo de ERC, al extremo de que eurodiputados ya denuncian que los contactos con los independentistas están dinamitando el «relato» en la propia UE, pues no se entiende que el Gobierno español tenga como interlocutores a condenados por sedición y malversación. Pero, ya ven, Pedro el Mudo sigue a lo suyo… lo demás, puede esperar.

Las dudas de la Abogacía del Estado para contentar a ERC y satisfacer a Sánchez dejan congelada la investidura a la espera de acontecimientos en pleno mutismo por parte de El Mudo viendo que ya no habrá votación antes de fin de año

Y por si no fuera suficiente, la inhabilitación de Torra, que podría ser apartado en los primeros días del año si prospera la reclamación del PP a la Junta Electoral, irrumpe en la negociación de la investidura y es otra nueva complicación al intento de Sánchez de apoyarse en los separatistas en plena guerra entre ERC y JxCat por la sucesión de Torra al frente de la Generalitat. Mientras tanto las dudas de la Abogacía del Estado para contentar a ERC y satisfacer a Sánchez dejan congelada la investidura a la espera de acontecimientos en pleno mutismo por parte de El Mudo viendo que ya no habrá votación antes de fin de año y sin hacer valoración alguna del curso político. Un Informe de la Abogacía que, a todas luces, habrá de debatirse entre la compatibilización del derecho político de Junqueras con la condena que pesa sobre él, es decir, entre la recogida de su acta de eurodiputado y su inhabilitación para ejercer el cargo, con lo que todo apunta a que pueda acudir a la Junta Electoral para que pueda tomar posesión y después volver a la cárcel para cumplir su condena, mientras Puigdemont exige a Llarena que retire la Euroorden, otro despropósito imposible. Y mientras Sánchez e Iglesias se implican ya personalmente en cerrar el pacto con ERC que les permita cogobernar o, al menos, intentarlo, y los socios pretenden enfriar la investidura incluso antes de Reyes, Pablo Casado se niega a negociar la renovación del TC al no fiarse ya de El Mudo, en tanto que Núñez-Feijóo sostiene que «Sánchez tiene otra alternativa, el PP es un partido de Estado» y advierte de que las CCAA «no permitirán que se negocie con una parte lo que afecta al conjunto». Todo ello bajo el telón de fondo de una guerra larvada en el movimiento-nacional secesionista entre ERC y JxCat, que obviamente complica más aún el apoyo de Esquerra a El Mudo, pues Puigdemont ya planea una crisis de Govern para echar al republicano Aragonés y no perder la dirección de la Generalitat tras el incierto futuro de Torra, reclamando a ERC que Pere Aragonés renuncie a la Vicepresidencia para que JxCat siga dirigiendo el Govern cuando Torra sea destituido. Entretanto la Audiencia Nacional, que deja libre bajo fianza a otros dos CDR y cuestiona la acusación de terrorismo, indaga en un sumario secreto las actividades de la Unidad 29155 en torno al procés, pues tres espías del grupo ruso investigado viajaron a Cataluña en 2016 y 2017, mientras la Policía se reivindica en Cataluña por Navidad al felicitar su director las fiestas con una imagen de agentes recibiendo el cariño de los catalanes tras sufrir la violencia del nacionalismo radical.

No obstante, aunque El Mudo no habla, sí actúa en su propio interés. Por un lado, tiene bloqueada cualquier respuesta de los barones a esta pacto incomprensible con el secesionismo ya que los cambios que introdujo en el PSOE, en sintonía con el movimiento asambleario de Podemos, impiden actuar al Comité Federal, a quien ni siquiera prevé convocar, mientras los actuales líderes del partido refuerzan su poder con los pseudoplebiscitos al extremo de que la militancia dijera sí a un pacto con Iglesias del que nada se sabe ni se intenta saber. Por otro lado, ante semejante oscurantismo, Hacienda burla a las CCAA y, por primera vez en veinte años, se salta la norma de convocar el Consejo de Política Fiscal para evitar así las críticas por la financiación, cuando la ministra Montero aseguró que lo convocaría antes de finalizar el año….pero se escuda ahora en que está en funciones; en definitiva, otra promesa incumplida, una más, mientras se nos va acostumbrando a eludir todos los controles a las decisiones de un Ejecutivo cada vez más cómodo en ejercer sus funciones desde la interinidad.

Me temo que si seguimos por este camino atomizador, ahondando en nuestros supuestos derechos y despreciando nuestros responsables deberes, no sólo conseguiremos que León nada tenga que ver con Castilla, sino que Cataluña nada tenga que ver con España, ni España nada que ver con la Unión Europea…

Y, por si el desmadre territorial no fuera mayúsculo, el Ayuntamiento de León aprueba una moción para separarse de Castilla, defendiendo su autonomía junto a la de Zamora y Salamanca; una iniciativa de la Unión del Pueblo Leonés que sale adelante con el respaldo del PSOE y Podemos, los socios del ansiado gobierno de coalición. En definitiva, el PSOE pide crear otra Comunidad Autónoma (¡éramos pocos y parió la abuela!) al apoyar la moción de UPL pidiendo «el derecho a la constitución como comunidad autónoma de la Región Leonesa» formada por las provincias de León, Zamora y Salamanca. Ahora se trata de llevar la iniciativa al Parlamento regional y al Congreso de los Diputados para ver si finalmente prospera o no. El alcalde de León, el socialista José Antonio Díez, lo tiene claro, al concluir «somos una comunidad ficticia, León no tiene nada que ver con Castilla». Me temo que si seguimos por este camino atomizador, ahondando en nuestros supuestos derechos y despreciando nuestros responsables deberes, no sólo conseguiremos que León nada tenga que ver con Castilla, sino que Cataluña nada tenga que ver con España, ni España nada que ver con la Unión Europea… al ingenioso Miquel Iceta se le va a quedar corto las ocho naciones que, según él, forman España.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que AENA invertirá 1.500 millones en Barajas para unir tres terminales y ampliar la T4; que el año que agoniza es el de menos fallecidos en carretera de la historia; que Murcia lanza un polémico plan para salvar el Mar Menor consistente en ampliar a 500 metros la prohibición del uso de fertilizantes, vetar nuevos proyectos urbanísticos durante cinco años y establecer multas de hasta 500.000 euros; que mientras la investigación sostiene que la familia ahogada en la piscina de Mijas no sabía nadar, la esposa y madre de los fallecidos, niega que no supieran nadar; que España reduce al 50% la migración irregular pero crece la vía canaria, pues, mientras caen las entradas por el Estrecho y el Mar de Alborán, la ruta atlántica casi dobla la cifra de 2018; que Colau contrata a dedo a una empresa ligada a una trama de corrupción que salpica al PSC; y que la gestión de Mateo al frente de RTVE lleva a los informativos de TVE a su peor dato histórico, con un desplome de la audiencia de los telediarios en 2019 que le deja muy lejos de Antena 3 y Telecinco.

El poderío militar chino pone en guardia a EEUU, pues en una década China ha elevado su gasto militar en un 130% y su ambición de dominar el Pacífico inquieta a los norteamericanos

Y del exterior destacar que la huelga más larga de Francia no da tregua ni en Navidad; que Ari Behn, ex marido de María Luisa de Noruega, se suicida a los 47 años de edad; que José Antonio Kast, líder de la nueva derecha en Chile, dice que «la nueva Constitución chilena será la de los saqueos y la violencia»; que Turquía anuncia que enviará tropas a Libia para frenar a Putin y combatir a los aliados de Rusia en plena escalada del conflicto libio; que el poderío militar chino pone en guardia a EEUU, pues en una década China ha elevado su gasto militar en un 130% y su ambición de dominar el Pacífico inquieta a los norteamericanos; que, según el prestigioso Observatorio Venezolano de la Violencia, se puede considerar 2019 como el año de las ejecuciones pues la tercera parte de los 16.515 homicidios en el país durante dicho periodo han sido cometidos por la Policía de Maduro; que la explosión de un camión-bomba a las afueras de Mogadiscio deja al menos 76 muertos y sume a Somalia en el caos; y que Bolivia carga contra España tras un confuso incidente en la Embajada de Méjico en La Paz, mientras Asuntos Exteriores de España anuncia una investigación para a aclarar los detalles de una agitada visita de dos diplomáticos españoles a la legación dónde hay asilados algunos altos cargos de Evo Morales, al extremo de acusar a nuestro país de intentar rescatarlos, mientras fuentes de Interior creen que el incidente fue «una encerrona» preparada y desde Bolivia se acusa de enviar «agentes armados»… la ministra española de Defensa comparecerá en el Congreso ante semejante escándalo diplomático (no tenemos suficiente con los problemas en políticas de ámbito interior que también la liamos en política exterior).

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.