No a cualquier precio

El legítimo derecho de Pedro Sánchez a ser investido por ser el líder del partido más votado, salta por los aires en el momento en que para conseguirlo está dispuesto a pagar cualquier precio sin reparar en las graves consecuencias que tendrá su ambición para la gobernabilidad del Estado, para la estabilidad democrática de España, para su entramado territorial y para la solvencia de su propio partido, el PSOE, totalmente irreconocible con el partido que, junto al PP, ha protagonizado la vida política durante nuestra ya madura democracia bajo los principios de igualdad entre todos los españoles, moderación y respeto escrupuloso a lo establecido en nuestra Constitución de 1978. Ni es cierto que los españoles hayamos elegido una «investidura Frankenstein» con el concurso de secesionistas, filoetarras y nacionalistas radicales, ni un «gobierno de coalición» con populistas y filocomunistas de Podemos por el mero hecho de que, haciendo un juego de bolillos contra natura, sumen los números en el Parlamento para conseguirlo por la mínima, gracias a una serie de cesiones intolerables que hacen saltar todas las alarmas y casi imposible la posterior gobernabilidad de España a base de chantajes de todo tipo. Pero Sánchez, llevado por su desmedido ego y ambición, lo tiene claro: nada con PP y Ciudadanos, todo con ERC y Podemos, pasando por el resto de partidos territorialistas, ya sean de izquierdas o de derechas, siempre que estén dispuestos a vender sus votos a un PSOE dispuesto a comprarlos al precio que sea. Al efecto, mientras desde la misma noche electoral Sánchez optara por el abrazo sorpresivo con Iglesias, hasta 36 días después ni se ha dignado en recibir a Casado, líder del segundo partido más votado, para finalmente recibirlo en Moncloa y comunicarle su chantaje: abstención del PP y apoyo de Ciudadanos a su investidura a cambio de nada si no quieren que siga entendiéndose con los secesionistas; paradójicamente cuando en 2016, Rajoy convocó a Sánchez para intentar negociar una serie de reformas a cambio de facilitar su investidura, éste, enrocado en su «no es no» y «en qué parte del no, no entiende», dijera entonces tras aquel encuentro «la reunión de hoy ha sido una reunión prescindible con la única intención de no ofrecer nada y la clara intencionalidad de culparnos»…..es obvio que el subconsciente delata al líder socialista, pues de forma nítida y clara es lo que ha buscado finalmente al convocar en Moncloa a la lideresa de Ciudadanos, Arrimadas, y al líder popular, Casado, quien, hasta en cinco ocasiones le preguntó, sin respuesta alguna, si estaba dispuesto a romper con Iglesias, como había prometido en campaña electoral, para buscar otra fórmula de investidura, pues, según Casado, propiciar el gobierno radical de coalición PSOE-Podemos supondría el «suicidio» del PP. Y mientras Arrimadas se negaba igualmente a dar un «sí» a un «gobierno radical» e insistía en buscar, sin Podemos, la vía 221 (los escaños de PSOE, PP y Ciudadanos) Sánchez enterraba definitivamente la vía constitucional, reafirmándose en su pacto con Podemos, ERC y Bildu, e insistiendo en negociar la abstención de ERC como única vía para evitar terceras elecciones, mientras Ábalos urgía a Esquerra a apoyar la investidura «antes de que se frustre». Por su parte, un Iceta pletórico tras haberse llevado al PSOE al terreno nacional-socialista del PSC, respondía a las tímidas críticas de algunos barones socialistas que «lecciones, las justas»; es obvio que en este nuevo PSOE las lecciones las da él con su España plurinacional y con las ocho naciones españolas que él mismo se ha inventado. Ante este panorama, Arrimadas manifestaba: «la vía 221 refleja al votante del PP mejor que el plan de Casado», «el presidente popular casi está animado a hacer vicepresidente a Iglesias, y eso no lo quiere ningún votante del PP», «espero que los barones socialistas actúen para impedir el pacto con ERC, pueden hacerlo más allá de sus declaraciones» y «no sé si el PSOE sigue siendo obrero y español, o si ya sólo es el PS de Pedro Sánchez, el partido tendrá que reaccionar».

Casado ya ni ve necesario sostener su «no» a la investidura del líder socialista quien con su empeño de entregarse a ERC le quita al popular ese peso de encima

En fin, ya sea PS de Sánchez o PSC-PS de Iceta la realidad es que este PSOE cada vez se parece menos al tradicional PSOE de Felipe González y Alfonso Guerra, resurgido en Suresnes, que tantos logros ha conseguido desde la Transición hasta la época de la deriva de Zapatero, superada con creces por Sánchez. Así las cosas, vistas las opciones de Sánchez, Casado ya ni ve necesario sostener su «no» a la investidura del líder socialista quien con su empeño de entregarse a ERC le quita al popular ese peso de encima. Y, al efecto, Sánchez busca una mesa de comunidades como coartada ante la ronda de llamadas a los presidentes autonómicos, con el objetivo de camuflar la bilateralidad con los independentistas y las cesiones a ERC, mientras estudia un formato en el Senado para calmar las críticas de los «barones», que, salvo Iceta, cada vez pintan menos en el partido; Sánchez, desdeñando las ofertas de PP y Cs sin Podemos ni los soberanistas, decide jugársela a una carta con ERC al precio que sea, mientras su socio preferencial, Podemos, pacta los Presupuestos de Cataluña con los separatistas. Finalmente Sánchez contenta a Torra, tal como le pidió ERC, retoma la relación con el President catalán para garantizarle un encuentro si es investido y tratar la «crisis política» catalana para resolver el «conflicto» y enfila decididamente una «investidura Frankenstein» prometiendo al PNV más transferencias y apoyar las reformas del Estatuto Vasco, mientras a las comunidades del PP, que liquida con llamadas de cortesía, ni AVE, ni devolución del IVA, ni financiación, ni agua. Pero es más, como no se puede desperdiciar ni un voto, el PS de Sánchez mantiene además una primera reunión en el Congreso con los filoetarras de EHBildu, que ni se han arrepentido de los asesinatos cometidos por sus mayores, al extremo de que los abertzales proetarras de Otegi agradecen al partido sanchista «la vuelta al sentido común», dejando una patética imagen con los socialistas Adriana Lastra y Rafael Simancas reunidos con los sucesores del brazo político de ETA sin haber condenado ni siquiera los asesinatos etarras, entre ellos los de destacados socialistas como Enrique Casas o Fernando Múgica, entre otros destacados socialistas víctimas del odio etarra, o como otros muchos demócratas servidores del Estado, quienes no merecen este olvido por un plato de lentejas. Y por si fuera poco, este Sánchez, que ya se ve Presidente el día 30 (Moncloa baraja la investidura el 27 y 28, confiando en que ERC firme la abstención tras su congreso del día 21), mientras da por cerrado el pacto a los presidentes autonómicos, se compromete a una reunión con Torra «lo antes posible» para resolver el «conflicto político» en Cataluña que no depende de él pues en sus manos ni está conceder, como le piden los secesionistas, la libertad de los presos golpistas, ni el regreso de los prófugos de la justicia, ni la autodeterminación, ni la convocatoria de un referéndum en Cataluña….ni tantas otras exigencias fuera de la legalidad democrática que, en todo caso para ser planteadas, requerirían previas reformas de la Constitución con el apoyo de dos tercios de las Cortes Españolas.

La Junta actual denuncia que Moncloa no es tan inflexible con Cataluña, porque necesita el apoyo de los independentistas

Y en medio de este juego perverso de promesas imposibles Sánchez decide asaltar las cuentas andaluzas con una intervención financiera por parte del Gobierno a la Junta de Andalucía, argumentando que excedió el déficit en unas décimas en 2018, cuando paradójicamente Susana Díaz era la Presidenta de Andalucía y la actual ministra de Hacienda, Montero, era la Consejera responsable de las cuentas andaluzas, lo que supone un ejercicio de cinismo sorprendente. La Junta actual denuncia que Moncloa no es tan inflexible con Cataluña, porque necesita el apoyo de los independentistas, y con otras CCAA porque son afines con él ideológicamente (hasta cuatro comunidades gobernadas por socialistas tienen peores datos que Andalucía y no han sido penalizadas); y mientras Montero bloquea las cuentas de la Junta que ella misma aprobó siendo consejera, el Gobierno justifica con leyes del PP su castigo a Andalucía manifestando que las «reglas del juego» son de la era Rajoy…..¿estará insinuando que por eso ella las incumplió?.

Entretanto se descubre que Torra ignoró los informes de los Mossos contra las protestas en las carreteras y lejos de actuar en línea con las advertencias para evitar el caos circulatorio, decidió, siendo President, sumarse al corte de la AP-7 como un activista más. Por otro lado el Tribunal de Justicia de la UE no se pronunciará sobre la libertad de Junqueras y tanto la salida de prisión como si puede volver a ser candidato dependerá del Supremo, mientras Bélgica vuelve a aplazar la decisión sobre la entrega de Puigdemont. Así, mientras Torra, que podrá convocar elecciones aunque fuera inhabilitado judicialmente, el TJUE determinará si Junqueras tenía derecho a gozar de inmunidad cuando se le denegó para acudir al acto de acatamiento a la Constitución y adquirir la condición de eurodiputado, una incógnita por resolver, aunque dónde sí hay coincidencia es en que el TJUE se pronunciará exactamente sobre lo que el Supremo preguntaba en la cuestión prejudicial y si le reconoce inmunidad sería el TS quien tuviese que aplicar sus efectos sobre las condenas.

13 años de prisión al exdiputado foral Alfredo de Miguel, ex número dos por Álava del PNV, por cobro de comisiones de contratos públicos

Y en el capítulo de choriceos y golferías, dos asuntos de interés. El primero, que el Supremo investigará a la «número dos» de Puigdemont, la diputada Laura Borrás, por fraude, malversación, falsedad y prevaricación, pues la portavoz de JxCat supuestamente adjudicó «contratos a dedo» a su «amigo» Isaías Herrero, por lo que pedirá el pertinente suplicatorio al Congreso de los Diputados. El segundo, que Urkullu pide perdón, «disculpas a la sociedad», por una condena por corrupción a tres ex dirigentes del PNV, entre ellos a 13 años de prisión al exdiputado foral Alfredo de Miguel, ex número dos por Álava, por cobro de comisiones de contratos públicos, ideando una trama de sobornos generalizados cuando Urkullu ya presidía el partido……y estos peneuvistas derechistas fueron de los primeros en sumarse a la censura a Rajoy para acabar con la corrupción.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que acabó la Cumbre del Clima, de la «emergencia climática», en frustración al no lograr el principal objetivo de regular los mercados de carbono, evidenciándose la brecha entre el ritmo de los gobiernos y la alerta de los científicos; que el billete del AVE de bajo coste valdrá entre 10 y 60 euros; que el Banco de España alerta al Gobierno sobre otra subida del SMI; que en balonmano femenino Holanda derrota a España, 30-29, en la final del Mundial; que los funcionarios denunciarán al Gobierno si no les sube un 2% a partir de primeros de enero; que el Banco de España avisa de que el Gobierno no reducirá este año el déficit; que el Gobierno de España ya no garantiza revalorizar un 0´9% las jubilaciones antes del 2020; que en octavos de Champions los emparejamientos de equipos españoles serán Real-Madrid-Manchester City, Atlético de Madrid-Liverpool, Barça-Nápoles y Valencia-Atalanta; que Ximo Puig no garantía la educación en castellano en las localidades valenciano-parlantes; que la escuela pierde la batalla frente al mundo virtual adolescente, disparándose el rechazo de los alumnos al colegio, pues, según el profesorado, «cuando llegan al instituto sus padres les dan el móvil y automáticamente dejan de leer»; que El Chicle es condenado a prisión permanente revisable por el asesinato de Diana Quer, siendo ya trece los condenados en España a esta máxima pena; y que Ximo Puig mintió en las Cortes Valencianas pues el diario británico «The Guardian» le desmiente en un comunicado afirmando que «los anuncios se tratan y marcan como contenidos publicitarios; la entrevista no fue escrita por nuestros redactores, se etiquetó como de pago; es incorrecto describirla como periodismo de The Guardian»……la conclusión, 43.000 euros para publicitar al President Valenciano, mientras la Generalitat y el PSOE valenciano se emplearon a fondo en vender la importancia de la presunta entrevista a su presidente y ocultaron que era contenido publicitario de pago, tal como aclara el diario británico (en fin, sin más comentarios).

Maduro, cada vez más cerca de la poderosa Iglesia evangélica latinoamericana, impulsa la Universidad Teológica Evangélica e instituye por decreto el Día Nacional del Pastor y la Pastora

Y del exterior, destacar que Boeing detiene la producción del 737MAX, implicado en dos accidentes; que Alemania trata de cubrir con extranjeros cualificados 1´4 millones de empleos, pues gobierno, patronal y sindicatos firman el compromiso de facilitar su incorporación al mercado laboral alemán; que EEUU quiere ampliar su presencia en Rota un 50%, planeando el Pentágono desplegar dos destructores más con 600 marinos; que Guaidó, tra un año de su proclamación como presidente interino y reconocido por más de 60 países dice que «en Venezuela se necesita una solución sea como sea», mientras Maduro, cada vez más cerca de la poderosa Iglesia evangélica latinoamericana, impulsa la Universidad Teológica Evangélica e instituye por decreto el Día Nacional del Pastor y la Pastora; que Develoye, el responsable de las pensiones francés dimite en plena protesta por un posible conflicto de intereses en medio de una fuerte contestación social a su plan de reforma, mientras los sindicatos desbordan París antes de negociar con Macron y colapsan el transporte en la capital en vísperas de las Navidades; y que el Papa levanta el secreto pontificio para casos de abusos, añadiendo que los representantes de la Iglesia deberán cooperar con la justicia sin refugiarse en esta figura que históricamente ha facilitado la impunidad, acabando así con la ley del silencio en la pederastia, una reforma histórica en El Vaticano sin lugar a dudas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.