Puntos de encuentro

Puestos a tragar con lo que sea con tal de que Sánchez sea, por fin, investido como Presidente del Gobierno, no extraña que, tras el primer contacto al efecto entre PSOE y ERC, los negociadores digan que han detectado «puntos de encuentro» y decidan seguir negociando, por más que Esquerra haga el paripé y, de momento, siga manteniendo su «no» a la investidura, emplazándose ambos a un segundo encuentro para el martes. La esperanza de Sánchez de ser investido para presidir ese gobierno de coalición con Pablo Iglesias, a costa de lo que sea y con quien sea, queda en pie, pues, no en vano, el PSC de Iceta, verdadero muñidor de la errática ambigüedad calculada del socialismo con el secesionismo, avala las desbordadas apetencias del Presidente en funciones y da por hecha la abstención de los republicanos con quienes en Cataluña se entiende a las mil maravillas al igual que con Podemos. Ni siquiera importa el descrédito que Sánchez pueda seguir acumulando con su ya patológico «donde dije digo, digo Diego» y con la escasa validez de su palabra, si tenemos en cuenta que, además de todo lo que dijo en campaña contra ese gobierno de coalición con Podemos que le exigía Iglesias, al extremo de llegar a la conclusión de que le quitaría el sueño, prometió en abril a los españoles, incluidos los catalanes, de forma contundente y tajante «no quiero que descanse la estabilidad ni la gobernabilidad de este país en manos de las fuerzas independentistas»; la misma validez de su palabra que cuando en junio aseguró a todos los españoles, incluidos los vascos, que «el PSN y el PSOE tenemos la misma posición, y es que con Bildu no se acuerda nada», para encontrarnos ahora con su compañera navarra, Chivite, negociando directamente con los abertzales para que le sigan prestando el apoyo y, al efecto, atienden sus demandas en política penitenciaria, paralización de infraestructuras y capacidad de gestión presupuestaria, mientras el PNV abre otro frente soberanista en el País Vasco; en definitiva, la misma validez de su ya antológica serie de rectificaciones permanentes en otros tantos asuntos que, de seguir así, ya le hacen merecedor por su errática trayectoria de que se le aplique aquella famosa frase de Groucho Marx «estos son mis principios, si no le gustan….tengo otros». En efecto, contra todo lo dicho y prometido por Sánchez y sus colegas más íntimos, ahora ya no le importa buscar ansiosamente el reprobado «gobierno de coalición», ni que la estabilidad y gobernabilidad de nuestro país descanse en el independentismo, ni que se negocie con Bildu…. ni lo que haga falta; su investidura está por encima de cualquier otra consideración, incluida la del futuro de nuestro país y el de todos los españoles.

Sánchez no irá a una investidura fallida si antes de Navidad no suma a ERC o no tiene garantizado el éxito de la misma

El riesgo de pasar a la historia como el único Presidente jamás investido le causa pavor. No extraña pues, dada tanta incoherencia indecente, que, por otro lado, Carmen Calvo advierta a ERC de que los socialistas no negociaran la autodeterminación, mientras este PSOE sanchista ensalza los «puntos de encuentro» con ellos, que siguen con su estratégico «no» a la investidura; ni extraña que ahora los sanchistas propongan un «entendimiento institucional» para resolver «el conflicto político»; ni que los secesionistas exijan un «calendario» y «garantías» para culminar el «procés»… Dado el supremo interés de la investidura de Sánchez, cuya ambición conocen muy bien, y el estratégico interés de los secesionistas por tener un Gobierno débil en España presidido por un «Sánchez derrotado», como ellos mismos dicen, es cuestión de tiempo que la investidura llegue a buen término….el tiempo necesario para que unos y otros puedan vender la burra a sus electores lo mejor posible que, en definitiva, es una felonía contra España y contra el pueblo español, incluidos catalanes y vascos. En todo caso, estrategias aparte, Sánchez no irá a una investidura fallida si antes de Navidad no suma a ERC o no tiene garantizado el éxito de la misma, evitando así que si hay lugar a terceras elecciones no caigan en Domingo de Ramos, con lo que, si fracasa la reunión del martes con ERC, el PSOE retrasaría la investidura hasta el próximo año. No obstante, el Rey hará ronda de consultas a partir del día diez por lo que Zarzuela prepara una «macrorronda» con 18 partidos que podría durar tres días.

Así las cosas, mientras Sánchez, cambiando de criterio en asunto tan grave, se dispone a entregar a ERC la «estabilidad» de España y el PSOE asume en su comunicado el «conflicto en Cataluña» y apela al «diálogo institucional» sobre el asunto (conceptos cada vez más cercanos a las tesis secesionistas), PP y Ciudadanos, ensayando en el Congreso la alternativa al «gobierno Sancheztein» que se avecina, apoyan al PSOE para el decreto contra la «república digital catalana» mientras Podemos y ERC, los socios de Sánchez, lo respaldan…. una contradicción más de este PSOE desnortado que en esto no apoya a sus socios y sí a la cordura. Además, se negocia el reparto de poderes en el Congreso, donde el acceso de Vox (tercera fuerza política) divide a la cúpula del PP y Casado sigue sin decantarse al respecto, mientras el PSOE quiere sentar a Abascal en el sitio de Rivera en el Hemiciclo a propuesta del PP; y es que PP y Ciudadanos están dispuestos, contra lo que propone el PSOE, a que Vox tenga una Vicepresidencia en la Mesa del Congreso, con arreglo a la fuerza obtenida por los de Abascal, mientras el PP sopesa igualar a Ciudadanos y Vox en el reparto de poder en la Cámara. Y entretanto, obviamente, se negocia el futuro Gobierno de la nación, sobre el que, al parecer, Sánchez e Iglesias pactan hasta veinte ministerios a la espera de lo que diga finalmente ERC, que rebajan las expectativas de pacto con los socialistas diciendo que «esto no va de días», en tanto que Borrell se suma a los críticos que exigen al presidente que rectifique y mire soluciones con el PP; pero, ya ven, erre que erre…..¡menos mal que Esquerra no pone como condición formar parte del gobierno de coalición pues si lo hiciera los españoles tendríamos que soportar un Gobierno con más de veinticinco ministros para contentar a todos! Y mientras tanto el PNV anuncia que exigirá la Seguridad Social antes de negociar los Presupuestos y presiona con el «derecho a decidir» en el País Vasco, mientras los socialistas votan con Bildu excarcelar a los etarras, y los republicanos sacan a Torra de la futura «mesa de diálogo» en esta primera «bilateral» con los socialistas, imponiendo como uno de los negociadores a José María Jové, imputado como dueño de la «moleskine» que marcaba la hoja de ruta del procés. Además, visto lo visto, ERC presiona obviamente para que los golpistas no tengan que pagar multas (la pela es la pela), en tanto que el PSOE traslada al Tribunal de Cuentas que una condena millonaria a Puigdemont, Junqueras y otros 27 acusados por la consulta ilegal del 1-O haría peligrar el apoyo independentistas a la investidura de Sánchez.

En el Constitucional se rompe por primera vez la unanimidad sobre el procés, una división que sin duda aprovecharán los golpistas para intentar allanar la vía de dicho ‘Procés‘ en Estrasburgo

Este es el gris panorama que estamos viviendo al que cabe añadir que en el Constitucional, vilipendiado y desacatado reiteradamente por los secesionistas, se rompe por primera vez la unanimidad sobre el Procés, una división que sin duda aprovecharán los golpistas para intentar allanar la vía de dicho procés en Estrasburgo. Es la primera brecha en el Alto Tribunal frente al desafío separatista, pues tres magistrados progresistas critican que Junqueras pasara dos años en prisión preventiva y el mismo bloque cuestiona que el Supremo impidiera al líder de ERC ir al Parlament como diputado. Y aunque las decisiones del Tribunal no requieren ser unánimes para ser válidas, no cabe la menor duda que esta brecha en el Constitucional es una inyección de oxígeno para las artimañas de los golpistas a la hora de vender en el exterior su ilegal proyecto, una baza a Junqueras en Estrasburgo al ver estos tres magistrados vulneración de sus derechos políticos. Una vez más se pone en evidencia la necesidad de una amplia reforma legal al respecto (y en otros asuntos) para que determinados casos no puedan quedar pendientes del criterio amplio de los jueces o de su condición de moderados o progresistas sino que obedezcan a la más estricta aplicación de una legalidad más concreta y precisa en la materia….¿se ajustaba a derecho la prisión preventiva de Junqueras? ¿era legal impedirle acudir al Parlament? ¿podía ser candidato siendo procesado por graves delitos?….en fin son cuestiones que no debieran depender de si la ideología de los jueces es una u otra y sí de la estricta aplicación de la ley. Menos mal que, al menos, Úrsula Von del Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, tiene claro que «el nacionalismo quiere destruir Europa», que «la ley española debe ser respetada» y concluye «estoy en la misma línea de Juncker, no es nuestro rol mediar entre un gobierno regional y uno nacional». En fin, algo es algo, cuando los trenes de Baleares ya sólo usan el castellano en emergencias…..¡otro disparate más!

Pero como casi todo da igual con tal de sacar adelante el «gobierno de coalición», que Sánchez e Iglesias denominan como «progresista», y no se contempla ninguna otra hipótesis, el PSOE ofrece a ERC ampliar el Estatut y más inversión para Cataluña, con la propuesta de un nuevo sistema de financiación en 2020, mientras el ex diputado republicano Joan Tardá, más listo que el hambre, anima a que «lo importante es investir a Pedro Sánchez para seguir negociando». Una negociación con Podemos y ERC que ya hasta dispara los recelos en Zarzuela, pues el entorno del Rey desconfía de Moncloa tras rebajar su protagonismo en el exterior e inquieta el trato que le dispensen los ministros de Iglesias, claro antimonárquico donde los haya, lo cual es lícito obviamente, pero…. ¡qué harán como miembros del Gobierno! ¿respetarán el modelo de Jefatura de Estado diseñado en la Constitución?. En fin, dudas e inquietudes, unas tras otras, mientras el PSOE cita al partido de Puigdemont para negociar la investidura (de PP y Ciudadanos, que con condiciones podrían garantizarle mayoría, pasa olímpicamente). Todo un mar de confusiones que ya genera grave preocupación en el PSOE y en el PP: de un lado, un sector del socialismo cree que Sánchez «no tiene plan», salvo el de ser investido, pues dirigentes socialistas temen a ERC y piensan que el Presidente «está improvisando y ya no habla con casi nadie»; por otro lado, en el PP, desde Génova, dicen que «el partido no puede abstenerse si no quiere suicidarse, aunque la hipótesis de nuevas elecciones, otras más, provoca escalofríos. Así andan, para regocijo de populistas y nacionalistas de izquierdas y derechas, los dos partidos principales y protagonistas esenciales de nuestra reciente historia democrática nacida con la Constitución del 78 gracias al consenso global por la paz y la libertad; mientras, tanto barones del PP como del PSOE avisan de que «el pacto con ERC vuela el modelo autonómico» y de que se movilizarán si hay prebendas para Cataluña a cambio de la investidura de Sánchez. En fin, ya ven, las cosas están mal…..pero pueden empeorar.

Entretanto España se dispone a afrontar la cumbre de la «Emergencia Climática», que debiera haber organizado Chile, por lo que Madrid se blinda para un evento que busca lograr un mayor compromiso internacional sobre el recorte de emisiones, justo cuando la UE decreta la alerta climática, y Teresa Ribera, Ministra española para la Transición Ecológica, manifiesta que «la peor torpeza ante el riesgo de protestas sería no hacer nada» de cara a la Cumbre, que «el cierre programado de las centrales nucleares depende de muchos factores» y que su lucha en lo personal pasa por «reducir las opciones de transporte privado».

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que el hundimiento de una patera en Melilla a la deriva causa cuatro muertos y diez desaparecidos; que el Gobierno y los partidos eluden criticar a Tele 5 por la violación en Gran Hermano; que un testaferro sacó tres millones de euros de TV3 y los entregó a CDC, el partido matriz de Puigdemont; que el jurado ve un atenuante en El Chicle pero lo aboca a la prisión permanente; que el amigo de la diputada secesionista Borrás temió que el 155 destapara sus «marrones»; que Madrid Central reduce la contaminación un 20% en el primer año; que la tensión entre PP y Ciudadanos tapa la gestión de Ayuso en Madrid; que los jueces confirman que los repartidores de Glovo no son autónomos; que los bañistas salen al rescate de una patera en Gran Canaria; y que Plácido Domingo manifiesta «fui acusado, juzgado y sentenciado de golpe sin el mínimo beneficio de la duda» y se defiende de las acusaciones de acoso sexual diciendo «nunca me he comportado de modo acosador, agresivo y vulgar».

El terror vuelve a Londres con un atentado en el que un individuo deja dos muertos y varios heridos a cuchilladas antes de ser abatido por la Policía en el Puente de Londres, empañando así la campaña inglesa

Y del exterior, destacar que la izquierda del socialismo alemán se hace con el poder del partido; que Lula da Silva dice que «para el Gobierno de Bolsonaro la democracia es un estorbo»; que, según Charles Michel, Presidente del Consejo Europeo, «este presupuesto europeo será el más difícil en décadas por el Brexit»; que Europa participará en la construcción de una estación orbital lunar a unos 300.000 kilómetros de la Tierra; que Macron pide reorientar la OTAN hacia la lucha contra el terrorismo; que La Haya sufre otro ataque con arma blanca en una calle comercial, dejando tres heridos; que los sondeos predicen un desastre de Corbyn en Reino Unido; que el parlamento Europeo avala la nueva Comisión de Von der Leyen con una amplia mayoría al Gabinete; que el terror vuelve a Londres con un atentado en el que un individuo deja dos muertos y varios heridos a cuchilladas antes de ser abatido por la Policía en el Puente de Londres, empañando así la campaña inglesa; que Borrell aspira a marcar su mandato en la UE con una defensa común; y que se activa la alerta por el riesgo de atentado contra españoles en el Sáhara, tras advertir los servicios secreto a España de un posible ataque yihadista a manos de un grupo del ISIS con más de cien asesinatos en el último mes, cuando 320 españoles tienen previsto viajar a Tinduf, donde ya hay más de cien cooperantes, quienes manifiestan que «la mayoría de los cooperantes seguimos en el Sáhara» ayudando a los saharauis en los campamentos argelinos, aunque preocupados por el riesgo de atentado.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.