ERC, la inquietante clave

Mal pinta el asunto de la gobernabilidad en España cuando la decisión de Sánchez de apostar por una coalición insuficiente con UPodemos convierte a ERC, un partido secesionista con sus líderes condenados por sedición, en la clave para la investidura y para la estabilidad posterior de dicho gobierno. En efecto, la insuficiente opción de la coalición Sánchez-Iglesias con sólo 155 escaños aleja casi definitivamente cualquier otra opción con los partidos ubicados ideológicamente a la derecha del PSOE, por más que, ante las exigencias de ERC para apoyar la investidura, la ministra Calvo se haya visto obligada, por si acaso, a iniciar tímidos contactos con Arrimadas para preparar un posible inicio de negociaciones con Sánchez, mientras Casado, que sólo negociará una salida sin Podemos, sostiene que el fallo de los ERE «invalida» a Sánchez como presidente y le pide que dé «un paso atrás». Y es que ERC, consciente de la posición ventajosa que le ha dado Sánchez, supedita su apoyo a una mesa de negociación, mientras lanza una consulta a sus bases, y el PSC está dispuesto a analizar la propuesta; un PSC nacional-socialista que es uno de los principales obstáculos para que el PSOE deje de mantener la ambigüedad calculada con el separatismo y se coloque nítidamente a favor del cordón sanitario a partidos secesionistas de corte totalitario, con quienes gobierna en no pocas instituciones de Cataluña. Además ERC, que blinda con dicha consulta a las bases su chantaje a Sánchez planteando a la militancia que rechace la investidura si no hay una mesa de negociación sobre la independencia, pretende asimismo atraer a su estrategia a JxCat y la CUP para recuperar la figura del relator, como si de un país bananero se tratara, para seguir presionando al Estado democrático, mientras Sánchez, con esos tímidos amagos de acercamiento a la derecha intenta trasladar, tanto a Iglesias, que ya se ve Vicepresidente, como a los secesionistas, que «todo está abierto», pues nadie quiere elecciones de nuevo y la CEOE emplaza al PSOE a buscar, mediante pactos de Estado, un Gobierno moderado que no dañe la Economía. Por su parte Quim Torra torpedea el acercamiento entre PSOE y ERC exigiendo negociar la amnistía y la autodeterminación, mientras, al parecer, Puigdemont ya ha decidido jubilarle para imponer como heredera a Borrás, obligándole a renunciar a volver a presidir la Generalitat y designando a la diputada de JxCat como candidata para seguir controlando el Govern desde Waterloo, no vaya a ser que el delfín, como en su día le sucediera a Susana Díaz con su delfín Sánchez, le salga rana; además, ante un Torra ya amortizado, Borrás puede ser el revulsivo para ganarle unas hipotéticas elecciones autonómicas a ERC, que, consciente del peso específico que se le ha otorgado, eleva cada vez más su precio por su abstención, exigiendo a Sánchez «un diálogo entre gobiernos», entre iguales, de tú a tú, reclamando incluso que el condenado Junqueras participe en la negociación y pidiendo una amnistía para los presos soberanistas, ante un atosigado Presidente en funciones, convencido de que «si fracasa la investidura es su muerte política» y, por tanto, dispuesto a cruzar cualquier línea roja, al extremo de que lo que Moncloa vetó hace diez meses para negociar unos malogrados Presupuestos con ERC, hoy, visto lo visto, sería posible ante otro probable fracaso del único presidente de gobierno que todavía no ha logrado ser investido tras unas elecciones. Por tanto, el riesgo de poner la gobernabilidad de España en manos de ERC es cada vez más previsible y ello supondría poner a los zorros cuidando de las gallinas.

El riesgo de poner la gobernabilidad de España en manos de ERC es cada vez más previsible y ello supondría poner a los zorros cuidando de las gallinas

Semejante irresponsabilidad política es avalada por Iglesias garantizándole a ERC que Sánchez será «plurinacional» (como si los Estados, resultantes de un largo proceso histórico, pudieran volverse como un calcetín de la noche a la mañana por el capricho de algunos) y defendiendo la «mesa de negociación» que exigen los independentistas a cambio de facilitar su añorado «gobierno de coalición», mientras el PSOE, que confía en el acuerdo, cree que se retrasará (esperemos que no sea tanto como la anterior intentona, hasta que Sánchez decidió romper para poder conciliar el sueño sin ministros podemitas en su Gabinete). Y mientras PSOE y ERC pactan la mesa que negociará la investidura (Lastra, Ábalos e Illa por los socialistas, y Rufián, Vilalta y Jové por los republicanos; este último, mano derecha de Junqueras y «arquitecto del 1-O», impuesto por ERC e imputado después de que se le interviniera la «moleskine» con la hoja de ruta del «procés»), Sánchez pretende anular la consulta de ERC con esta mesa de diálogo, intentando sortear el previsible veto de las bases republicanas a dar una abstención al PSOE que dificultaría más aun las negociaciones, cuando tanto Sánchez como Iglesias, plantean entre sus bases sendos referéndums con preguntas tendenciosas para que sus respectivas bases les den un cheque en blanco y descargarse así posteriores responsabilidades (en el del PSOE, con una participación del 63%, el «sí» de los militantes socialistas a la coalición es del 92%, siendo más alto aún entre las bases del PSC, el 93´6%, casi la unanimidad; y se espera algo parecido en las bases de Podemos). Entretanto, Podemos renuncia a Sanidad a cambio de Igualdad y Trabajo, tras un primer encuentro en Moncloa para el reparto de cargos y ministerios (de programas, nada de nada….el cheque en blanco), mientras el PP se opone al pretendido veto a Vox en la Mesa del Congreso, rechazando así la maniobra del PSOE para poner un cordón sanitario a los de Abascal, cuando no tiene escrúpulo alguno en seguir negociando con los secesionistas totalitarios de ERC.

Por otro lado, para que no falte de nada, mientras, según la Guardia Civil, se conoce que Puigdemont trató de aplicar el sistema del 3% en Gerona, la Audiencia Nacional investiga los movimientos de un grupo secreto especializado en operaciones de desestabilización en Europa tras detectarse una unidad de élite del espionaje ruso en Cataluña, cuyos pasos seguía la inteligencia occidental, habiendo sido detenidos dos espías rusos en tierras catalanas con una granada…. y es que el general Sergueyév, detectado en Cataluña y vinculado con dos intentos de asesinato, ya ha realizado actividades subversivas en una decena de países. Ya ven, al perro flaco todo son pulgas. Por su parte Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad madrileña, manifiesta que «un gobierno PSOE-Podemos intentará acabar con la libertad económica de Madrid» y que, por tanto, ante una posible oferta del PP para desbloquear la investidura, «todo lo que sea evitar que los independentistas tengan poder en España es bienvenido»…… y su Vicepresidente, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, sostiene que «Sánchez está obsesionado con Madrid porque es lo contrario de su proyecto». En fin, que ante este probable gobierno de coalición, que algunos denominan ya como «gobierno Sancheztein» (más complicado aún que el anterior «gobierno Frankenstein», bautizado así por Rubalcaba, ya que «no puede ser» ir de la mano de quienes quieren romper España), apoyado en los secesionistas radicales, no sabemos si Sánchez podrá dormir tranquilo, contra lo que dijo, pero nos tememos que ese 95% de ciudadanos que, según él, tampoco podría dormir con la presencia de ministros podemitas en el experimento de «dos gobiernos en uno», van a tener más de una pesadilla…..tiempo al tiempo si es que cuaja el esperpento.

Lo que nadie entiende es que más de cien socialistas se lucraran con los ERE, ni que Celáa justifique el silencio de Sánchez con el argumento de que «el caso no concierne al Gobierno y menos al presidente»

Entretanto, aunque diluida entre la maraña de las negociaciones para la investidura, sigue coleando la sentencia de los ERE andaluces, pues la actual Junta de Moreno ve difícil recuperar los millones sustraídos por la trama del PSOE andaluz, aunque intenta todas las vías jurídicas para reclamar el dinero malversado, después de que Susana Díaz ordenara retirar la acusación y no pedir fianza a los cargos de su partido imputados, mientras Sánchez sigue mudo todavía ante la sentencia y maniobra para que Susana, su enemiga íntima, dimita y poder así colocar al frente del partido en Andalucía a alguien de su absoluta confianza, aunque la sentencia dificulta, por ejemplo, que una de las candidatas, la actual ministra Montero, en la Junta entre 2002 y 2018, lidere a los socialistas andaluces. En todo caso, Susana, llamada en su día «gusana» o «sultana» por los sanchistas entre otras lindezas, dice que está en sintonía con Pedro, mientras se enroca y equipara su responsabilidad a la de Sánchez, y, aunque «tocada pero no hundida», resistirá ante Ferraz, tal como ha dado a entender, al romper su silencio para negar toda vinculación con la trama corrupta y desafiar a quienes pretenden echarla anunciando que buscará su reelección. Al menos, ella si ha hablado, a diferencia de su Jefe, y se ha dignado pidiendo perdón por un fraude descomunal que alcanzará los 900 millones cuando finalicen las sentencias de las piezas pendientes, mientras Fiscalía pide el ingreso en prisión de cuatro de los ya condenados, aunque, de momento, «salva» a Griñán, y mientras Guerrero dice «no entiendo por qué la Fiscalía pide entrar en la cárcel a unos y a otros no». En fin, lo que nadie entiende es que más de cien socialistas se lucraran con los ERE (al menos 85 militantes, 18 familiares directos y 17 amigos se beneficiaron del expolio), ni que Celáa justifique el silencio de Sánchez con el argumento de que «el caso no concierne al Gobierno y menos al presidente» (¿es que el Gobierno no tiene opinión ante una caso tan detestable, le concierna o no directamente?), ni que Sánchez intente zafarse de comparecer en el Congreso por los ERE como le pide el PP con el argumento, según la ministra portavoz, de que «no afecta a este Gobierno y mucho menos al presidente en funciones» (¿es que estar en funciones le impide tener opinión?)…..ni que se intente zanjar de un plumazo y sin explicación alguna este bochornoso asunto de corrupción, para algunos el mayor fraude de la democracia, con cuyo dinero malversado, destinado a los más desfavorecidos, se podrían haber construido 106 colegios, 21 hospitales o 2.956 viviendas, entre otras cosas. En fin, sin más comentarios.

Por lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que la demanda eléctrica cae a niveles de la crisis, un 2´8% hasta octubre; que Bruselas pide a España un ajuste extra de 9.600 millones, mientras el gasto se dispara y la deuda alcanza el 96´6 del PIB el próximo año; que la factura del rescate bancario se eleva a 65.725 millones; que Sanidad quiere ahorrar 850 millones con el margen de las farmacias; que España jugará la final de la Copa Davis contra Canadá tras vencer a Gran Bretaña; que el actor Arturo Valls demanda a Rocío Monasterio por un «loft» ilegal; que el colapso del sistema de asilo deja sin techo a los refugiados, pues 95.000 solicitantes en 2019, el doble que en 2018, desbordan la capacidad de acogida de las instituciones; que el Gobierno ordena una investigación sobre la acción municipal de Vox y solicita información de las iniciativas sobre violencia machista bloqueadas en Madrid; que los potentes telescopios de Canarias captan los fotones de una descomunal explosión de rayos gamma, la luz más potente jamás vista en el espacio; y que Arrimadas, tras la marcha del equipo de Albert Rivera, tiene vía libre para dirigir Ciudadanos por lo que, tras la marcha de Villegas y De Páramo, hará una revolución en el partido, aunque la irrupción de su «clan catalán» tensa el relevo en el liderazgo, pues Carrizosa y Espejo se perfilan como «hombres fuertes» sin el consenso total del partido.

En Chile la policía dejará de disparar perdigones a los manifestantes para reprimir una protestas que ya han dejado 21 muertos, mientras Piñera lanza una batería de medidas sociales, entre ellas bajadas del precio del transporte y subida de las pensiones

Y del exterior, destacar que la Casa Real británica aparta al Príncipe Andrés por el «caso Epstein»; que el fiscal general de Israel imputa a Netanyahu por soborno y fraude, mientras el primer ministro se niega a dimitir y denuncia un golpe de Estado de la izquierda para apartarle del poder; que el líder laborista británico, Corbyn, lanza su programa «ambicioso» y «radical» proponiendo subidas de impuestos por 100.000 millones; que Largarde reafirma la política expansiva del BCE pero revisará sus efectos, mientras la UE destina 5.000 millones para la reconversión del carbón; que la familia del dictador El Asad blanqueó 695 millones en España, donde la Audiencia Nacional procesa al ex vicepresidente y tío del líder sirio por supuesto lavado de dinero obtenido del saqueo de su país; y que el testimonio del embajador de EEUU ante la UE reconoce que el presidente estadounidense le ordenó «expresamente» presionar a Ucrania declarando en el «impeachment» que «en el Ucraniagate todos actuamos bajo órdenes de Trump», mientras éste niega que pidiese investigar al hijo de su rival demócrata Joe Biden y remata «no quiero nada de Ucrania». Pero el asunto global más preocupante es la explosión social que vive casi toda Latinoamérica: en Argentina el kirchnerismo se apodera del nuevo gobierno; en Colombia la movilización masiva contra el presidente Duque provoca decretar el toque de queda en Bogotá mientras el Ejército patrulla las calles; en Chile la policía dejará de disparar perdigones a los manifestantes para reprimir una protestas que ya han dejado 21 muertos, mientras Piñera lanza una batería de medidas sociales, entre ellas bajadas del precio del transporte y subida de las pensiones, para sofocar las revueltas masivas, lideradas por los estudiantes contra el modelo social heredado de Pinochet…..y todo ello por no abundar en la situación que vive el Brasil de Bolsonaro, la Bolivia heredada de Morales o la Venezuela de Maduro; una situación global de inestabilidad política y social preocupante sin lugar a dudas a nivel internacional.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.