El aeropuerto de Alicante-Elche bate récord con 14 millones de pasajeros

El aeropuerto de Alicante-Elche ha batido este lunes, día 25, su récord de pasajeros con la llegada del viajero número 14 millones cuando aún falta más de un mes para acabar el año. Según Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), el próximo lunes la nueva directora de la instalación, Laura Navarro, recibirá al viajero de un vuelo operado por la compañía holandesa Transavia, y le entregará unos obsequios para celebrar el acontecimiento.
Estas cifras han ido aumentando año tras año como se refleja en que en 2017 se alcanzaron los 13.713.063 pasajeros, en 2016 los 12.344.945, en 2015 los 10.575.288
El aeropuerto alicantino cerró 2018 rozando los 14 millones de viajeros, concretamente 13.981.691, según los datos de AENA colgados en su web. Estas cifras han ido aumentando año tras año como se refleja en que en 2017 se alcanzaron los 13.713.063 pasajeros, en 2016 los 12.344.945, en 2015 los 10.575.288, en 2014 los 10.066.067, en 2013 los 9.638.835 y en 2012 un total de 8.855.444.

El ocio y la segunda residencia consolidan Alicante como el quinto aeropuerto

El turismo de ocio y el de segunda residencia por parte de ciudadanos europeos, principalmente británicos, consolidan al aeropuerto de Alicante-Elche como el quinto de España, con más de 14 millones de pasajeros cuando aún faltan cinco semanas para acabar el año. La nueva directora del aeropuerto alicantino, Laura Navarro, en el cargo desde el pasado 1 de noviembre, ha entregado hoy a pie de escalerilla un ramo de flores a la viajera que ha hecho el número 14 millones. En palabras de Navarro, esta cifra que supone un «hito» porque bate todos los récord anteriores del Alicante-Elche, un aeropuerto donde todavía hay «capacidad de crecimiento» porque la actual terminal (inaugurada en 2011) puede asumir entre 19 y 20 millones de usuarios anualmente.
Alrededor de cuatro de cada diez pasajeros provienen o se dirigen al Reino Unido, seguidos por alemanes y holandeses por delante de españoles y otras muchas nacionalidades

La directora ha destacado la evolución del aeródromo alicantino en sus 52 años de vida hasta llegar a estos datos después de un 2018 de consolidación que se cerró rozando los 14 millones de viajeros: 13.981.691. Para Navarro, los resultados positivos son consecuencia del esfuerzo «de los agentes de promoción turística» en la Costa Blanca con respecto a los mercados europeos, que suponen el 90 por ciento de los usuarios en este aeropuerto que se ubica en la partida ilicitana de El Altet. Alrededor de cuatro de cada diez pasajeros provienen o se dirigen al Reino Unido, seguidos por alemanes y holandeses por delante de españoles y otras muchas nacionalidades, con un porcentaje menor.

El crecimiento ha confirmado al Alicante-Elche como el quinto aeropuerto de España solamente superado por el Adolfo Suárez Madrid-Barajas, El Prat, Palma de Mallorca y Pablo Ruiz Picasso-Málaga. Aunque aún resta algo más de un mes para acabar el año, no es fácil que se cierre el ejercicio con 15 millones de viajeros dado que, tradicionalmente, los meses de diciembre no son de los que presentan más movimientos. Los datos han aumentado año tras año desde 2012 ya que a los 13.981.691 viajeros de 2018 le precedieron 13.713.063 en 2017, 12.344.945 (2016), 10.575.288 (2015), 10.066.067 (2014), 9.638.835 (2013) y 8.855.444 (2012), según los datos que aparecen en la página web de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

La pasajera número 14 millones ha sido la holandesa Lyda Kap, de 68 años, que ha viajado desde Eindhoven en un vuelo operado por la neerlandesa Transavia a bordo del aparato ‘Peter J. Legro’
La pasajera que ha supuesto el número 14 millones ha sido la holandesa Lyda Kap, de 68 años, que ha viajado desde Eindhoven en un vuelo operado por la neerlandesa Transavia a bordo del aparato ‘Peter J. Legro’, que ha llegado tres horas tarde porque no podía despegar de su país por las adversas condiciones climatológicas. Kap ha agradecido el recibimiento y ha explicado a varios periodistas que estará un tiempo junto a su marido en una caravana de su propiedad estacionada en el cámping Armanello de Benidorm, para disfrutar «del sol». «Venimos muchas veces, sobre todo en invierno porque en Holanda llueve, hay niebla y, además, no nos gusta nada la nieve. Aunque de joven no me gustaba Benidorm, ahora lo adoramos», ha confesado esta viajera, deslumbrada por el sol radiante de Alicante. EFE

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.