‘Día de lluvia en Nueva York’: Vuelve Woody nublado y nostálgico

Tras las lapidarias e injustas opiniones hacia uno de los mayores creadores del siglo XX, por fin se estrena la película guardada en un cajón tras la censura del movimiento metoo. Amazon tenía un contrato firmado en el cual había cuatro películas más con Woody Allen. Acabó todo como el rosario de la aurora. Se estrenó en el Festival de Venecia, y poco a poco se va estrenando por el resto de Europa.

Woody vuelve a su ciudad, pero de manera adolescente. Sus protagonistas son tópicos de los mismos personajes que ha ofrecido a lo largo de su larga carrera. Gatsby es un joven de la alta sociedad neoyorquina, neurótico, indeciso, rebelde y romántico. Tiene planeado un día perfecto con su chica, pero la lluvia les lleva a mundos diferentes…

La ingenuidad y falta de experiencia de los protagonistas lleva a situaciones conmovedoras pero carentes del sentido del humor al que nos tiene acostumbrados Woody

El guion muestra la inevitable nostalgia de un genio, que pese a sus ochenta y tres años sigue adorando el enigma del amor adolescente. Aunque sus mejores películas siempre están destinadas a personajes de unos cuarenta y tantos, se atreve esta vez a centrarse en jóvenes de veinte. La ingenuidad y falta de experiencia de los protagonistas lleva a situaciones conmovedoras pero carentes del sentido del humor al que nos tiene acostumbrados Woody, porque la verdad es que tras tantos años escribiendo comedia, ya no está tan inspirado. Pero pese a la poca gracia de sus chistes, consigue con algunos diálogos ingeniosos acercar la historia a su nivel habitual. La experiencia como cineasta rescata la película sobre todo en la última media hora.

No es una película destacable, ni tan siquiera memorable en su amplia filmografía, pero se hace entretenida en algunos momentos y hay que destacar el papel de Elle Fanning, que desde mi punto de vista, eclipsa al resto del reparto lleno de grandes actores o actrices como: Jude Law, Liev Schreiber o Rebecca Hall. El hecho de que sea producida por Amazon aporta cierto aura de telefilm, se nota mucho cuando una película está producida por una productora de cine a que se produzca por una plataforma digital. El director de fotografía es el gran Vittorio Storaro, que genera una atmósfera nostálgica de cine clásico, pero los colores en muchas ocasiones están excesivamente saturados. Sucedió lo mismo con ‘Wonder Wheel’, también producida por Amazon.

Woody Allen es el Shakespeare contemporáneo. Cuando no esté el mundo le dará el lugar que merece

El maestro Woody Allen no necesita continuar trabajando, pero lo hará mientras viva, su obra lo dice todo. Sus últimas historias, en comparación de cualquier otro cineasta, son geniales, pero sus más fieles nos quedaremos con ‘Blue Jasmine’, ‘Medianoche en París’ o ‘Match Point’, su última gran obra maestra. En cuanto a su última época. ‘Annie Hall’ o ‘Manhattan’ son irrepetibles. Que siga rodando y escribiendo, porque pese a bajar su alto nivel, siempre será interesante verlo y sobre todo disfrutarlo. Un hombre que rueda una película por año, según sus propias palabras: “tras hacer una tras otra, alguna será buena”.

Woody es el Shakespeare contemporáneo, desde mi humilde opinión. Cuando no esté, el mundo le dará el lugar que merece.

 

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.