Un otoño complicado

Nadie duda de que los españoles tendremos que enfrentarnos en los días próximos a retos históricos de primera magnitud que convierte este otoño en un periodo complicado ya que, en buena parte, el futuro inmediato de nuestro país dependerá del desenlace de los mismos. La inminente sentencia por el intento de golpe de Estado en Cataluña, la inminente exhumación del dictador Franco y unas elecciones generales que desatasquen la gobernabilidad del Estado tras un peligroso bloqueo político-institucional, y todo ello en un ambiente de amenaza de recesión económica, no sólo española sino internacional, son problemas de suficiente entidad que exigen altas dosis de responsabilidad por parte de nuestros políticos, pues de su forma de proceder dependerá en buena medida el futuro inmediato de España, de su estabilidad social, política y económica, así como de su consolidación democrática y territorial. Y en este reto colectivo no valen regates cortos de conveniencias partidistas, ni cálculos electoralistas para salir del paso con el objetivo de ganar una batalla, las elecciones, pues el reto, el objetivo esencial, es ganar la guerra que nos ha declarado el totalitarismo y para conseguirlo es necesario que los ciudadanos pongan toda la carne en el asador, siendo implacables a la hora de exigir la aplicación de la legalidad democrática vigente a quienes actúan al margen de ella, según decidan los tribunales de Justicia; siendo exigentes a la hora de desenmascarar el uso partidario con fines electoralistas de lo que es y debe ser una adecuada aplicación de las reglas de juego establecidas y, por tanto, un acierto de todos; y siendo inteligentes a la hora de optar en las urnas por aquellos que con mayor nitidez aboguen por la defensa del Estado de Derecho sin ambigüedades calculadas ni equidistancias entre quienes defienden las reglas de juego democráticas que nos hemos dado y quienes las desacatan, incluso desde las propias instituciones del Estado. No obstantes, es bien fácil de entender: en el asunto de la sentencia del Supremo, guste más o menos a unos u otros, sólo cabe acatarla con todas las consecuencias, entendiendo que, como otras muchas sentencias sobre otros muchos asuntos, se trata sencillamente, en caso de condena, de imponer el pertinente castigo a delincuentes por delitos probados con todas las garantías procesales establecidas; en el asunto de la exhumación de los restos de Franco, guste más o menos a unos u otros, se trata sencillamente de aplicar una resolución del Congreso de los Diputados, sin ningún voto en contra, cuya ejecución compete al Ejecutivo, siempre que lo haga, como es el caso, con absoluta sintonía con las pertinentes resoluciones judiciales y con absoluta objetividad; y en el asunto de las posteriores elecciones se trata sencillamente de estar atentos a las propuestas de los distintos partidos políticos, a la viabilidad o no de las mismas, y a las demagogias e incoherencias de sus respectivos líderes, con el objetivo de ir a las urnas con el mayor conocimiento de causa para evitar opciones poco deseables, aunque, en democracia, el pueblo es soberano y, por tanto, dueño de sus errores y aciertos, pues, al fin y al cabo, es quien paga luego las consecuencias. Ya ven, un otoño complicado, tras un indeseable periodo de bloqueo político a causa de la incompetencia manifiesta de nuestros políticos, como antesala de una nueva legislatura que en ningún caso puede parecerse a las inmediatamente anteriores, pues sería muy perjudicial para nuestro futuro inmediato.

Nadie entiende que un discurso escrupulosamente en defensa de las esenciales reglas democráticas se considere «inoportuno» y no «idóneo» por evidenciar la «desconfianza» hacia los mossos

Pues bien, en vísperas de la sentencia del procés, Sánchez apoya la Cataluña plural y en un mitin en Barcelona denuncia el «dolor» que ha causado el independentismo, mientras los Mossos abandonan un acto de la Guardia Civil por el discurso del General Garrido, Jefe del Instituto Armado en Cataluña, con motivo de la Patrona del Cuerpo; discurso que Marlaska censura por chocar con la Policía Autonómica, calificando el discurso de «inoportuno» y considerando que no fue «idóneo» evidenciar la «desconfianza» hacia los mossos (el ministro ya abroncó al Instituto Armado tras su intervención contra los CDR). Garrido en su discurso, pronunciado en castellano y catalán, hizo alusiones al juicio de Trapero (el Jefe de los Mossos procesado por graves supuestos delitos), y dijo, entre otras cosas, que «no escatimaremos esfuerzos para garantizar el libre ejercicio de los derechos y libertades», que «ante el inicio de lo que puede ser un nuevo terrorismo no cabe la ambigüedad», que «….han sido las intervenciones realizadas en favor de la defensa del orden constitucional….las que más han otorgado el respeto y simpatía de los ciudadanos convencidos de que la ley es el soporte básico del Estado de Derecho», que «las sonrisas revolucionarias pasan a ser el rictus del odio», que es «motivo de felicitación a los guardias civiles…. malograr, recientemente, los planes de unos radicales independentistas a los que se les ha intervenido sustancias con las que preparar explosivos»…. declarando su compromiso de combatir «sin tregua» a quienes usen «el terror». Nadie entiende que un discurso escrupulosamente en defensa de las esenciales reglas democráticas se considere «inoportuno» y no «idóneo» por evidenciar la «desconfianza» hacia los mossos, siendo evidente su más que sospechosa actuación el 1-O de buena parte de ellos y en especial de algunos de sus mandos; parece que lo «inoportuno» y poco «idóneo» es que la cúpula de los Mossos abandone el acto de la Guardia Civil, que el Govern pida su expulsión de Cataluña, que Torra anime la desobediencia o que miembros de JxCat en la Mesa del Parlament se nieguen a recoger una advertencia del TC, que ha dado el primer aviso a Torrent, su presidente, de que habrá delito si desobedece. Entretanto, la Guardia Civil y la Policía temen la «permisividad» de los Mossos con los CDR y desconfían si cumplirán la ley ante la llamada de Torra a desobedecer, mientras la patronal catalana pide «respeto absoluto» a la sentencia del TS, quien, según filtraciones, que han molestado al juez Marchena, ya ha pactado un fallo unánime de condena por sedición, como pedía la Abogacía del Estado, y no de rebelión, como pedía Fiscalía, ya que lo considera un delito contra el orden público pero no contra el orden constitucional, en el que la violencia no era parte de su plan, aunque los líderes del procés alentaran los tumultos. Unas penas escalonadas según el grado de responsabilidad de cada procesado, que para algunos llevan añadido el delito de malversación de fondos públicos, y que el TS hará públicas seguramente mañana, mientras la Audiencia investiga otro ilegal «CNI» oculto de la Generalitat, al tener indicios de la existencia de un grupo de colaboradores externo coordinado por el Govern que dirige en la sombra a los CDR, tras interceptar comunicaciones para promover acciones violentas. Así las cosas, Sánchez comparecerá en La Moncloa tras publicarse el fallo, y PP y Ciudadanos, como debe ser, le ofrecen una «red de seguridad» para Cataluña, cerrando filas con el Gobierno, que espera que el aviso del TC al Parlament frene la desobediencia alentada por el President Torra, en tanto que los presos de Lledoners respiran ante una posible «sentencia blanda» cuyas penas, además de la inhabilitación para ejercer cualquier cargo público, serían como máximo de unos quince años, frente a los veinticinco en caso de haberse probado rebelión.

El forense del «caso Lasa y Zabala», Francisco Etxeberría, que también participó con los restos de Mola y Sanjurjo, identificará los restos del dictador, mientras los Franco, que serán avisados del evento 48 horas antes por si quieren estar presentes en el acto, piden al Constitucional medidas cautelarísimas para frenar el traslado

Y en el caso de la exhumación de los restos del dictador Franco como aplicación de una resolución del Congreso de los Diputados, el Gobierno anuncia que lo ejecutará antes del día 25 y ha decidido cerrar el Valle de los Caídos al público para preparar el operativo, una vez que la Vicepresidenta Calvo cerrara el «caso Franco» en El Vaticano el pasado fin de semana, por el que la Iglesia desautoriza al prior en su intento de frenar la exhumación. En efecto, Moncloa envió a Roma la delegación más importante con la Vicepresidenta a la cabeza desde que Sánchez es presidente, como señal de «colaboración» y «reconciliación». El forense del «caso Lasa y Zabala», Francisco Etxeberría, que también participó con los restos de Mola y Sanjurjo, identificará los restos del dictador, mientras los Franco, que serán avisados del evento 48 horas antes por si quieren estar presentes en el acto, piden al Constitucional medidas cautelarísimas para frenar el traslado de los mismos, en tanto que el hombre que en su día coordinó el entierro hace 44 años dice que la hija de Franco le dijo «¡qué pena que mi padre no esté enterrado en El Pardo»……paradójicamente ahora se cumplirá el deseo de la Familia con la decisión del Gobierno de inhumarlo allí. Y mientras Sánchez valora la exhumación del dictador como «una gran victoria de la democracia española», Pablo Iglesias, por si el Presidente tiene la intención de apuntarse el tanto en exclusiva, le acusa de exhumar a Franco como «munición electoral» y afea al PSOE que no haya retirado las medallas pensionadas concedidas a Billy El Niño como se comprometió. En fin, es obvio que estamos en precampaña electoral.

Una precampaña electoral en la que Sánchez vuelve a servirse de la Abogacía del Estado, ya que el Gobierno forzó primero un informe para justificar el bloqueo de los pagos a las CCAA al estar en funciones y presionarlas de que sólo recibirían el dinero si apoyaban su investidura, y después, tras no lograr ser investido, Sánchez cambia de criterio y encarga otro informe en sentido contrario avalando entregar los fondos antes de las elecciones, con lo que la Abogacía General del Estado asume ahora, ante el malestar de sus subordinados, dar luz verde al pago de 4.700 millones a las CCAA en plena campaña electoral. Además Sánchez, en contra de lo que decía cuando el PP sonaba en los sondeos como el partido más votado, quiere ahora una prima para la lista más votada con el pretexto de evitar el bloqueo, por lo que pedirá reformar el artículo 99 de la Constitución, asunto que, en todo caso, habría de ser consensuado, pero no en planas campañas electorales, sino cuando un determinado gobierno esté constituido. Y mientras los sondeos del PP apuntan por primera vez a una victoria electoral (Génova trabaja con sondeos que le dan más de cien escaños a costa del hundimiento de Ciudadanos y la tendencia a la baja de Sánchez), con un Casado que prosigue con su precampaña presidencialista con papel secundario de Aznar y Rajoy, un tracking electoral señala que Sánchez baja tres escaños en cinco días y Vox supera a Ciudadanos, pues lo resultados serían: PSOE el 27´9% de votos y 124 escaños, PP 21´3% y 98, UPodemos 12´6% y 35, Vox 10´2% y 28, Ciudadanos 10% y 22, ERC 3´6% y 14, JxCat 1´7% y 7, Más País 4´3% y 6, PNV 1´6% y 6, y Otros 6´8% y 10; una vez más llama la atención la ventaja de los partidos de ámbitos regionalistas que con muy pequeño porcentaje de votos consiguen comparativamente muchos más diputados que los partidos de ámbito nacional…..¿no sería un verdadero logro para la democracia finiquitar este privilegio electoral de unos partidos contra otros?, pero, ya ven, nadie quiere ponerle el cascabel al gato.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que el PSOE de Huévar elaboró un «censo oficial» de enchufados para exigirles el voto y Sánchez desprecia la información mientras su partido resta importancia al escándalo; que las grandes corporaciones dejan de declarar 13.500 millones en España, pues las multinacionales se llevan a otros países sus beneficios; que la familia Quer, a pocos días del juicio a El Chicle por el asesinato de Diana, se enfrenta entre sí, quedando el padre en libertad tras ser denunciado por su ex mujer por lesiones e intento de atropello, mientras la otra hija del matrimonio lo niega públicamente; que el exministro Jorge Fernández Díaz dice «en el PP no ha habido renovación, sino revolución»; que Espinosa de los Monteros y Monasterio construyeron «lofts» sin licencia de obra; que fracasa la protesta ultra del 12-O, aunque Sánchez es abroncado y silbado en el desfile por un reducido grupo con referencias a la exhumación de los restos de Franco; que el rector de la UCM admite que «se bajaron los controles» por el «aluvión» de tesis, mientras dos expertos de la Complutense revisan la tesis fraudulenta destapada por la prensa aunque la UCJC no lo hiciera con la de Pedro Sánchez; que un candidato de Errejón cobra como concejal en Villalba y como asesor en Coslada; que Almeida pagará a policías y bomberos dieciséis millones de euros que les dejó a deber Carmena; que Tezanos está al borde de la ilegalidad por dirigir a la vez el CIS y una revista; que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, manifiesta que «hay que reducir la dependencia del mercado británico»; que el abuelo del niño asesinado en el almeriense pueblo de El Egido había alertado a los vecinos «tememos porque la madre mate a mi nieto»; que Cifuentes se desmarca ante el juez de la financiación del PP en el «caso Púnica»; que el Estado desampara a miles de bachilleres que necesitan apoyo, priorizando las ayudas de profesionales de apoyo hasta secundaria y dejando la suerte de los bachilleres a la voluntad de los gobiernos de las CCAA; que Patricia Ortega, primera mujer General en el Ejército, sostiene «yo y el resto de compañeras nos sentimos cuestionadas de continuo»; y que la ministra Delgado escribió a su homólogo italiano para mediar en favor de Juana Rivas, la madre condenada por no entregar a sus hijos al padre, para pedirle explicaciones sobre el estado de los niños, e Italia pide que Juana se trate y que se limite más el contacto con sus hijos.

Trump anuncia un acuerdo parcial con China en la guerra comercial y aplaza la implantación de aranceles millonarios, por lo que el gigante asiático comprará más productos a los agricultores y ganaderos estadounidense

Y del exterior destacar que un atentado antisemita causa dos muertos en Alemania, en una sinagoga y en un kebab, y el Ministro de Interior atribuye la autoría «posiblemente a la ultraderecha»; que la OCDE diseña una «tasa Google» común para 134 países; que el Mediterráneo se calienta más deprisa que el resto del mundo; que Rafael Correa, ex presidente de Ecuador, dice desde Bruselas del actual presidente ecuatoriano «Lenín Moreno es el más grande impostor de nuestra era, un desequilibrado»; que Peter Handke y Olga Tokarczuk ganan el Nobel de Literatura del doblete, siendo galardonados el austriaco y la polaca con los premios correspondientes a 2019 y 2018, fallados a la vez por suspensión del pasado año; que el Nobel de la Paz es otorgado al primer ministro etíope, Abiy Ahmed, destacando el jurado que «firmó la paz con Eritrea tras 20 años de hostilidades, ha liberado prisioneros políticos y periodista, legalizado opositores y nombrado ministras en un solo año»; que Bruselas alerta a EEUU de los graves daños de una escalada arancelaria y la Comisión pide una «solución justa» que evite la destrucción de empleo, mientras Trump anuncia un acuerdo parcial con China en la guerra comercial y aplaza la implantación de aranceles millonarios, por lo que el gigante asiático comprará más productos a los agricultores y ganaderos estadounidenses; y que Turquía ataca por tierra y aire las posiciones kurdas en Siria, al abrir Erdogán otro frente en el conflicto y lanzar una ofensiva contra las milicias que eran aliadas de EEUU, mientras Europa exige el fin de la campaña (España prevé retirar misiles de Turquía tras el ataque a los kurdos y la embajada en la OTAN borra un tuit que sugería el apoyo a la invasión) y Erdogán amenaza con enviar a Europa a millones de víctimas del conflicto si boicotea su ofensiva contra los turcos, en tanto que turcos y kurdos «combaten cuerpo a cuerpo» en las aldeas…. un conflicto que en un solo día ha causado ya 64.000 desplazados, por más que Bruselas haya pedido el «cese de la acción militar».

Jorge Cremades Sena

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.