Actualidad Jorge Cremades Opinión

Volver al constitucionalismo

Sánchez anuncia en plena precampaña un "pensionazo" en funciones y mete las pensiones en campaña anunciando que las subirá en diciembre, liga el incremento al IPC pese a que el Banco de España ha alertado del riesgo y hará un Real Decreto que comprometerá un gasto de 650 millones de euros.

Mientras el independentismo se prepara para bloquear Cataluña ante la inminente sentencia del Supremo sobre el ilegal «procés» y mientras los Mossos, en esta ocasión, garantizan su obediencia a jueces y fiscales, Interior confía en el despliegue preparado por la policía catalana, aunque, si desobedecen otra vez, prevé sustituir a 5.000 mossos mediante un plan de la Guardia Civil que contempla un relevo de mandos «en bloque» y de forma «militarizada» en caso extremo o limitar el operativo a supervisarlos sin removerlos en caso contrario. Y no es para menos, pues el secesionismo radical inclinado a ejercer la violencia ya ha creado una organización a la sombra, Tsunami Democratic (por si no fueran suficientes los violentos CDR), como organización a la sombra y sin líderes visibles con el objetivo de responder en la calle a la sentencia del procés salvo que ésta sea absolutoria. Entretanto, Ciudadanos, ante la patética y peligrosa imagen de Torra en el Parlament aplaudiendo a los violentos y defendiendo la puesta en libertad de los nueve miembros de los CDR acusados de preparar actos violentos de cariz terrorista, decide interponer una moción de censura contra Torra que es rechazada por la mayoría de opciones secesionistas en la Cámara catalana, en sintonía con los populistas podemitas de Ada Colau y con la sorprendente abstención de los socialistas del PSC, por lo que tanto Ciudadanos, como el PP, únicos valedores de dicha moción de censura ven a Iceta como «cómplice» por no apoyarles contra Torra ante el apoyo de éste a los encarcelados y acusan a los socialistas de romper el bloque constitucionalista, mientras les piden que «vuelvan al constitucionalismo» y dejen de ser cómplices de un president que «jalea y ampara a los violentos». El Parlament catalán, con mayoría secesionista, ve así reforzada su postura en favor del secesionismo y de los conatos de violencia para lograrlo, con el respaldo de los comunes podemitas, que se suman al rechazo a la moción de censura, y la impresentable abstención del PSC que, una vez más, se pone de perfil ante hechos intrínsecamente rechazables desde el punto de vista democrático. Un grave y peligroso error ya que los partidos de ámbito nacional español, nítidamente democráticos y, por tanto, constitucionalistas, no pueden tener un doble discurso de ámbito nacional o territorial, como suele hacer Podemos, al que ahora se suma peligrosamente el PSOE de Sánchez con su nacional-socialista propuesta del PSC de Iceta, pues el rechazo al totalitarismo y a la violencia debe ser unánime por parte de los partidos constitucionalistas en todo momento, tiempo y lugar, sin reservas ni escusas. Y, en asunto tan trascendente, tanto Podemos como el PSOE tienen la obligación de dejar bien claro si están por la defensa de la Constitución Española en todo momento y lugar, frente a quienes actúan contra el entramado legal democrático emanado de la misma o si, por el contrario, sólo lo están cuándo y dónde les conviene electoralmente. Así pasa luego lo que pasa y, de entrada, Defensa no celebrará por primera vez el 12 de Octubre en Cataluña siendo la Fiesta Nacional, que todos los países celebran con orgullo en la integridad de sus territorios, pues en su agenda no había programado ningún acto, aunque ayer improvisó actividades menores a partir de la semana del 16, mientras Sánchez rebaja el tono con el 155 ante el frenazo en las encuestas, pues «sin Cataluña no se gana». Cabría preguntar ¿pero a qué precio? Entretanto, el juez Marchena busca una sentencia unánime en el Supremo, estando ya todo listo para que sea pública, y Puigdemont se resigna a afrontar otra euroorden, mientras Rafael Alsina, el inspector de Educación que fue purgado por denunciar el uso de colegios para una consulta ilegal, logra que el TSJC le restituya, revela la inacción de la Inspección catalana ante el adoctrinamiento soberanista y sostiene que «hay inspectores que van a los colegios con el lazo amarillo»; ya ven, a pesar de algunos, la democracia española, de momento, sigue adelante, aunque sea a trancas y barrancas.

¿Alguien entendería que cualquier partido democrático no censurase a cualquier autoridad gubernamental por aplaudir a semejante individuo y pedir su inmediata excarcelación como ha hecho Torra con los detenidos de los CDR por idénticos propósitos?

Y mientras es rechazada en el Parlament la moción de censura contra Torra por jalear la violencia y pedir la excarcelación del comando CDR, acusado de preparar actos terroristas, se conoce que el yihadista de Parla detenido tenía como objetivos concretos a Dolores Delgado, Celaá, Batet, Iglesias y Ayuso, además de atentados en Barajas y en el Camp Nou, incautándosele información sobre la estación de Nuevos Ministerios y del Bernabeu, y, como «método de ataque», había marcado el «selectivo con arma corta» o colocar explosivos en sus vehículos. ¿Alguien entendería que cualquier partido democrático no censurase a cualquier autoridad gubernamental por aplaudir a semejante individuo y pedir su inmediata excarcelación como ha hecho Torra con los detenidos de los CDR por idénticos propósitos? Seguro que nadie lo entendería, pues no existen violencias o totalitarismos malos y buenos, ni justificación alguna para no condenarlos. No extraña pues que Quico Tomás y Valiente, hijo del jurista asesinado por ETA en 1996 en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid, denuncie al Ayuntamiento de Galdácano por permitir que el miembro de ETA que le dejó huérfano exponga pinturas que realiza en la cárcel, por lo que añade «es indigno que Bildu apoye al asesino de mi padre». Y es paradójico que en plena efervescencia electoralista de la «memoria histórica» con el asunto de la exhumación del dictador Franco, se tenga tan poca «memoria histórica» sobre la banda asesina ETA al extremo de pastelear y entenderse (como en Navarra, por ejemplo) con los herederos de la misma que ni siquiera se han permitido condenarla de forma radical y contundente. Al final, semejantes incongruencias, animan a partidos como Vox, que, exhibiéndose en Vistalegre con lleno hasta la bandera, exige al PP que «se retire» y que su jefe, Abascal, diga que es el único partido que «no pactará con el PSOE» tras el 10-N por ser un «partido criminal» que usa la exhumación de Franco para «derrocar» al Rey.

Sánchez anuncia en plena precampaña un «pensionazo» en funciones y mete las pensiones en campaña anunciando que las subirá en diciembre, liga el incremento al IPC pese a que el Banco de España ha alertado del riesgo y hará un Real Decreto que comprometerá un gasto de 650 millones de euros

En medio de este maremágnum político-ideológico continúa la precampaña electoral en la que Pedro Sánchez decide introducir el asunto de las pensiones, que debiera ser retomado en el Pacto de Toledo, y promete por su cuenta y riesgo actualizar las cuantías aunque siga en funciones, usando como reclamo electoral el alza de las mismas e ignorando al Banco de España, con la improvisación de una reforma exprés para ligarlas a la subida del IPC, asunto que ya fue planteado en el Pacto de Toledo y que quedó abortado por el abandono del mismo por parte de UPodemos. En efecto, Sánchez anuncia en plena precampaña un «pensionazo» en funciones y mete las pensiones en campaña anunciando que las subirá en diciembre, liga el incremento al IPC pese a que el Banco de España ha alertado del riesgo y hará un Real Decreto que comprometerá un gasto de 650 millones de euros, cuando el futuro de las pensiones sólo tiene viabilidad mediante un pacto de Estado muy mayoritario. Entretanto, Hacienda, como es su obligación, pide ajustes a la actual Junta de Andalucía por los gastos que, curiosamente, dejó la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cuando era Consejera de Hacienda de Andalucía en el gobierno socialista de Susana Díaz. Por su parte Sánchez, poniendo como excusa los aranceles, ofrece a andaluces y extremeños rebajar las peonadas del PER para lograr el subsidio agrario y arañar más votos el 10-N, cuando se pone en evidencia el sistema clientelar del régimen socialista andaluz, que es «vox populi», pues la nueva alcaldesa de Huévar, que es del PP (ventajas de la alternancia), ha rescatado decenas de manuscritos (la trituradora municipal se quemó cuando los socialistas trataban de destruirlos) en el Ayuntamiento, que muestran cómo se ofrecía empleo público a los vecinos dudosos y se exigía despedir a los empleados que no fueran afines, en definitiva, una compra de votos descarada. Y mientras el Parlamento andaluz cita a Chaves, Griñán y Díaz en plena campaña para declarar por los gastos de una fundación, a petición de todos los grupos excepto el PSOE, un juez propone imputar a la alcaldesa socialista de Móstoles por mentir cuando declaró como testigo (pudo dar testimonio falso en el marco de una supuesta agresión a un miembro de su partido), complicándose el sostenimiento político de tan polémica regidora, envuelta últimamente en escándalos de nepotismo al colocar en el Ayuntamiento (ella misma lo ha reconocido y ha pedido disculpas) a no pocos familiares, allegados y amigos como si fuera su feudo particular.

Por otro lado Más Madrid expulsa al edil madrileño Pablo Soto por acoso sexual, en tanto que la número dos de Errejón, Clara Serra, dimite como diputada en Madrid por diferencias con el rumbo de Más País….mal comienzo para un partido que acaba de nacer. Y mientras Casado sitúa a Ana Pastor, ex ministra de Rajoy, de número dos por Madrid y coloca al aznarismo, recuperando a antiguos destacados políticos populares, Núñez Feijóo dice que «el partido que gane debe ofrecer una gran coalición», que «en la política española, no sólo en el PP, se ha jubilado a demasiada gente y esto no funciona» y que «cuando acabe el juego de tronos y volvamos a hablar de política, el PP gallego propondrá candidato a la Xunta».

Borrell sortea sin apuros el examen de la Eurocámara; que Trump da la espalda a los kurdos en Siria y permite una ofensiva turca

Y por si a alguien le sirve de algo dos encuestas, una sobre las elecciones Generales y otra sobre supuestas elecciones en Cataluña, describen el ambiente electoral a día de hoy. Según SigmaDos, Sánchez se estanca, Casado da el salto y Rivera se cae, ya que el PSOE retrocede respecto a las últimas encuestas y apenas mejoraría cuatro escaños el 10-N, mientras el PP lograría 32 diputados más, Abascal sólo se dejaría dos escaños y Ciudadanos caería de 57 a 24, pues el 33% de sus electores se arrepiente de haberles votado y Rivera perdería más de medio millón de votos; los resultados serían: PSOE 28´9% y 127 diputados, PP 21´2% y 98, UPodemos 12´2% y 32, Ciudadanos 10´1% y 24, Vox 9´2% y 22, Más País 4´6% y 10, ERC 3´8% y 15, PNV 1´8% y 7, JxCat 1´7% y 7, y otros 6´5% y 8. Y, según NCReport, en las autonómicas catalanas ERC vencería y el PSC de Iceta «sorpassa» a Ciudadanos, mientras los de Puigdemmont se hunden; los resultados, de una mayoría absoluta en el Parlament de 68 escaños, serían ERC 24´% y 39 diputados, PSC 19´9% y 28, Ciudadanos 19% y 27, JxCat 15´1% y 23, Comunes 5´9% y 7, PP 5´5% y 6, y CUP 5´4% y 5 escaños…..con lo que el independentismo puro y duro se quedaría a un escaño de la mayoría.

En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que el juez ultima la imputación del «ex número dos» de Interior por espiar a Bárcenas tras ser Francisco Martínez señalado por dos comisarios de la policía; que Marc Márquez consigue su octavo título mundial con sólo 26 años, un fenómeno del motociclismo; que el periodista José Oneto muere a los 77 años de edad; que Ángel Simón, presidente de Agbar, destaca que la Justicia es el «garante de la institucionalidad» y apela a un «pacto de Estado del agua» ante el estrés hídrico pues «el agua en España necesita un marco estable y seguridad jurídica»; y que crece la desigualdad entre las regiones españolas y la UE, pues la brecha se amplía desde la crisis al concentrarse la riqueza en grandes capitales, al extremo de que sólo cinco CCAA españolas alcanzan el PIB europeo medio por habitante, dándose el caso de que, por ejemplo, el oeste de Londres supera a Extremadura en más de 168.000 euros per cápita.

Y del exterior, destacar que Borrell sortea sin apuros el examen de la Eurocámara; que Trump da la espalda a los kurdos en Siria y permite una ofensiva turca; que China castiga a la NBA por un tuit de apoyo a Hong Kong; que Portugal, tras una abstención record, refrenda en las urnas la gestión del socialista Costa, quien se acerca a su añorada mayoría absoluta y le bastará pactar con uno de sus dos actuales socios de izquierda radical; que las protestas contra Moreno irrumpen en el Congreso de Ecuador, tomado por los indígenas, desalojados violentamente por la policía y los militares, al extremo de que el Gobierno traslada su sede a Guayaquil, mientras Lenin Moreno acusa de dar un «golpe de Estado» a Correa, el anterior gobernante ecuatoriano y su antiguo jefe político; que Boris Johnson dinamita la negociación del Brexit y trata de culpar a la UE, endosando a Merkel el rechazo a su plan y presionando a los 27 para que no haya prórroga, lo que irrita a la UE que ve «imposible» un acuerdo a 23 días de la salida del Reino Unido; y que el FMI advierte de que la guerra comercial de 637.000 millones amenaza a toda una generación, alertando de un brusco frenazo mundial de la economía y vaticinando un futuro oscuro, mientras la OCDE detecta fatiga en España y confirma que se frena el doble de rápido que la eurozona……..¡como para andarnos con juegos malabares electoralistas a corto plazo!.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: