Trescientos presos de Fontcalent afectados por un brote de gastroenteritis

Desde los sindicatos con representación en fontcalent han solicitado a la dirección que informe de las actuaciones realizadas para averiguar el origen de esta posible intoxicación.

El brote de gastroenteritis detectado en el complejo penitenciario de Fontcalent, en Alicante, ha afectado a alrededor de 300 reclusos y se sigue a la espera de los resultados de los análisis de la Conselleria de Sanidad para conocer su origen. La cifra inicial de 500 afectados ha sido rebajada finalmente a 300, según apuntan a Efe fuentes penitenciarias.

Los afectados han presentado síntomas de gastroenteritis leve, como diarrea y vómitos, pero sin fiebre

El brote se ha registrado en el complejo de Fontcalent -donde se ubican la cárcel, el centro psiquiátrico y el Centro de Inserción Social de régimen abierto- y los afectados han presentado síntomas de gastroenteritis leve, como diarrea y vómitos, pero sin fiebre. Prisiones y las autoridades sanitarias de la Comunidad Valenciana investigan el foco, que se sospecha es de origen alimentario y que puede estar relacionado con alguno de los alimentos que los reclusos ingirieron en la cena, aunque no se descartan otras fuentes.

Ha sido la propia dirección de la prisión quien ha notificado a los responsables sanitarios de la región el brote y, tras el aviso, un equipo de Seguridad Alimentaria y Epidemológica de la Conselleria de Sanidad se ha desplazado al complejo para analizar su origen y alcance.

Comunicado del Sindicato ACAIP de funcionarios de prisiones

Hace un año, los sindicatos del centro en una reunión con la dirección, presentamos un informe en el que se indicaban las deficiencias de la cocina, recibiendo por respuesta que estas no eran tales ya que se preparaban más de 1000 comidas diarias y no se habían producido problemas.

Desde los sindicatos con representación en fontcalent hemos solicitado a la dirección que nos informe de las actuaciones realizadas para averiguar el origen de esta posible intoxicación

A falta de conocer el origen de esta posible intoxicación, desde ACAIP-UGT creemos que ya no hay excusa para no acometer las reformas necesarias en un departamento tan sensible como es la cocina, en la que se elabora la comida del centro penitenciario y del psiquiátrico así como la de los niños menores de 3 años y sus madres una vez se abra la unidad de madres dependiente del centro.

Desde los sindicatos con representación en fontcalent hemos solicitado a la dirección que nos informe de las actuaciones realizadas para averiguar el origen de esta posible intoxicación y los resultados que se deriven de las mismas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: