Actualidad Jorge Cremades Opinión

El insomnio de Sánchez

En la precampaña el PSOE se mueve al centro para atraer el voto descontento de Cs y Sánchez endurece el tono contra el independentismo y Casado apuesta por una nueva moderación del PP y se centrará en la Economía.

Enfrascados ya en plena precampaña electoral (si es que no hemos estado siempre en precampaña estos últimos tiempos), Pedro Sánchez se estrena en televisión arremetiendo de forma furibunda contra UPodemos, declarado por él mismo como socio preferente y con el que gobierna en no pocas CCAA y municipios, al confesar que él «no dormiría tranquilo con Podemos en el Gobierno» (manifiesta: «Yo sería presidente del Gobierno; y sería un presidente… que no dormiría por la noche, junto al 95% de los ciudadanos que tampoco se sentirían tranquilos», fin de la cita, que diría Rajoy), y remata su calculada estrategia de victimismo y generosidad con que hoy podría ser presidente «si hubiera elegido el camino fácil» cerrando un pacto con Podemos. Por su parte Pablo Iglesias contesta: «Pedro me mintió, me dijo antes y después de las elecciones que haríamos un gobierno de coalición y confié en él….si cometí un error fue confiar en su palabra», «puede cambiar el colchón de Moncloa si no duerme bien, pero no faltar al respeto». Ya ven, Iglesias y Sánchez se retratan mutuamente en esta despiadada guerra entre socialistas y populistas tras haber estado a punto en julio de gobernar juntos, lo que, visto lo visto, bien podemos los ciudadanos estar contentos por habernos librado de semejante calvario. La realidad es que este Sánchez, que «no dormiría por la noche» de haber aceptado las «imposiciones» de Iglesias, es quien no deja dormir tranquilos a una buena mayoría de españoles que, desde el principio, hemos sostenido siempre que las opciones radical-populistas-antisistema, así como las nacional-secesionistas, no son buenos compañeros de viaje, mientras él, con tal de satisfacer su ego personal, siempre se ha inclinado por ellas de forma incomprensible. Si por fin ha caído del burro, bienvenida sea su llegada a la cordura democrática, pero la realidad es que, desde que, con métodos populistas asamblearios, consiguiera alzarse al liderazgo del PSOE, para, una vez en el poder, mantener las estructuras organizativas tradicionales del partido, siempre fueron los populistas y los nacional-secesionistas sus socios valedores de su trayectoria política, tanto en la moción de censura como en las CCAA y en los Ayuntamientos (valgan como ejemplo la Comunidad Valenciana, Navarra, Ayuntamiento de Barcelona…..), al extremo de que, tras ser el partido más votado en los últimos comicios y jalear desde el balcón de Ferraz las consignas de sus más fervientes seguidores sanchistas al grito de «¡con Rivera no!», reitera una y otra vez sus preferencias por UPodemos como socio esencial, descartando desde la misma noche electoral cualquier aproximación a Ciudadanos con quien, curiosamente, el PSOE hubiera sumado una mayoría absoluta. ¿Cuándo ha descubierto Sánchez la maleficencia de Podemos como socio, con quien gobierna casi sistemáticamente en no pocas demarcaciones territoriales, en las que ahora ya no entienden nada? Pero lo más preocupante, lo que hace que Sánchez, «El Insomne», no deje conciliar el sueño a miles y miles de españoles, incluidos entre ellos muchos socialistas, es su congénito cinismo y demagogia cuando comparece ante los medios sin ruborizarse para exhibir sus constantes rectificaciones, sus ambigüedades calculadas, sus bandazos y sus contradicciones sin que se le caiga la cara de vergüenza, haciendo difícil dormir tranquilos con un Presidente que, sobre el mismo asunto, dice una cosa por la mañana y la contraria por la tarde……y si no cuela ninguna de las dos, otra bien distinta por la noche y asunto concluido, todo ello sin ruborizarse, ni reconocer el más mínimo error por su parte. Obviamente los españoles no queremos que nuestro Presidente pierda el sueño, pero, sobre todo, queremos dormir tranquilos.

En la precampaña el PSOE se mueve al centro para atraer el voto descontento de Cs y Sánchez endurece el tono contra el independentismo y Casado apuesta por una nueva moderación del PP y se centrará en la Economía

Así comienza una precampaña electoral en la que, durante la última sesión plenaria del Congreso que finiquitaba la fallida legislatura y se convertía en el primer mitin de campaña, los partidos se lanzaban a señalar culpables por volver a las urnas, mientras Pedro Sánchez, haciendo gala de su trayectoria, incurría en su enésima contradicción, una más, ya que en su famoso «Manual de Resistencia» criticaba a Rajoy por lo mismo que él acababa de hacer anunciando que no habría investidura, pues entonces sostuvo que el entonces líder del PP «lo hizo desde La Moncloa, en un nuevo desprecio a la institución que encarna, ya que él no comparecía como presidente, sino como líder de un grupo político»…. ¿en calidad de qué comparecía Sánchez ahora? (en fin, sin comentarios). Una precampaña en la que el PSOE se mueve al centro para atraer el voto descontento de Cs y Sánchez endurece el tono contra el independentismo, en la que Casado apuesta por una nueva moderación del PP y se centrará en la Economía, en la que Rivera revalida sus ataques directos al Presidente en funciones, en la que Iglesias insiste en la coalición, y en la que aparece un nuevo protagonista, Errejón, que estudia concurrir con lista propia, diferenciada de la de Iglesias, lo que Sánchez ve con muy buenos ojos. La realidad es que tanto PP como PSOE andan a la caza de unos dos millones de votos de indecisos de Ciudadanos (Rivera admite que arriesga un 35% de sus votantes y las encuestas lo elevan al 45%), lo que les obliga a mirar al centro con atención. Por su parte el Rey marca distancia con los políticos y mantendrá su agenda propia, temiendo Zarzuela que el desprestigio de los partidos contagie a la Monarquía, por lo que, si en el bloqueo de 2016 suspendió sus viajes de Estado y rebajó sus actos, ahora no lo hará, en este clima polarizado como nunca desde la Transición.

Una precampaña en la que la concurrencia de Errejón se convierte en un elemento novedoso que, según análisis demoscópicos, podría quitar a Iglesias casi la mitad de sus votantes y hacer perder al PSOE hasta un 13% con la fragmentación de la izquierda, que se igualaría a tres opciones con la derecha, aunque Manuela Carmena descarta encabezar la candidatura errejonista y ya hay quienes la sitúan en un ministerio del nuevo Gobierno de Sánchez o como Defensora del Pueblo. Entretanto, barones del PP exigen cambios en las candidaturas, «ni toreros ni tertulianos en las listas», piden a Génova una campaña moderada, rechazan «España Suma» y avisan a Casado de que «es su segundo cartucho y sólo tiene tres», mientras éste se dispone a mantener a Álvarez de Toledo por Barcelona y Elorriaga suena por Madrid. Por su parte Sánchez, acostumbrado a gobernar (o desgobernar) por decreto y a utilizar el Consejo de Ministros como plataforma electoral socialista con aquellos famosos «viernes sociales» de clara índole electoralista, maniobra ya para subir las pensiones antes del 10-N pidiendo un aval a la Abogacía del Estado para que se revaloricen con el IPC con un «decretazo» aunque no haya Presupuestos, mientras el aumento de los sueldos públicos queda pendiente de otro «decretazo» y Hacienda desbloqueará en diez días 4.500 millones para las CCAA…..todo urgente y como sea: estamos en campaña, aunque más de cien mil ciudadanos, hartos de enredos y triquiñuelas, piden no recibir propaganda electoral. Por otro lado, PP, Cs y Vox se volcarán en el País Vasco tras el intento de Bildu de expulsarlos al pedir al Parlamento Vasco que califique de «provocación» sus actos en campaña, mientras Urkullu anuncia que presentará el nuevo Estatuto de la «nación vasca» tras el 10-N. Además en Cataluña el PSC entra en el consejo de Diplocat, órgano clave del 1-O, enviando a su dirigente Laía Bonet al epicentro de la propaganda internacional del «procés» en un organismo que fue cerrado con el 155, reabierto por Torra y criticado por el ministro Borrell. Y mientras los Mossos movilizan a sus antidisturbios ante la sentencia del «procés», los empresarios piden a Torra que acepte la sentencia y no movilice a la población, en tanto que el President vuelve a desafiar al juez y, desoyendo su ultimátum de 48 horas, no retirará la pancarta de apoyo a los presos, por lo que ya está siendo juzgado y sería reincidente.

Casado cree que «Sánchez va muy tocado a estas elecciones», considerando que el PP es «el antídoto contra el bloqueo» y asegurando que sale a ganar

Una precampaña en la que, según 40dB, el 90% de españoles se siente decepcionado, enfadado o preocupado y el 54% considera que en los últimos meses el funcionamiento de la democracia se ha deteriorado; y, según NCReport, más del 60% ve mal la repetición electoral, creyendo que los líderes políticos tendrían que dimitir si no logran pactar y no hacen su trabajo, y el 70% pide reformar la ley para evitar el bloqueo. Un bloqueo que ha costado ya 200.000 empleos a España (los analistas calculan que  la crisis política ha restado dos décimas al PIB y alertan de llegar al Brexit sin Gobierno ni Congreso), mientras, entre otros asuntos, la reforma de las pensiones o la financiación autonómica siguen paralizadas, con una preocupante parálisis en el Congreso durante esta legislatura fallida en la que buena parte de los diputados no han hecho absolutamente nada. Y como respuesta al desencanto generalizado, la Vicepresidenta Calvo, en términos genéricos, manifiesta que «las elecciones, en democracia, no pueden ser un fracaso» y culpa a Iglesias de la repetición electoral, confiando en que el PSOE gobierne en solitario tras el 10-N, en tanto que su compañera María Jesús Montero, Ministra de Hacienda, dice que «si no hay Presupuestos en febrero habrá dificultades», que «estamos buscando una fórmula para que las comunidades reciban 4.500 millones cuanto antes», que «la negociación con Podemos se rompió tras la última reunión cuando no renunciaron a la coalición» y que «plantearemos una oferta al votante desencantado de Cs porque hoy lo ve indistinguible de PP y Vox». Por su parte Casado cree que «Sánchez va muy tocado a estas elecciones», considerando que el PP es «el antídoto contra el bloqueo» y asegurando que sale a ganar, mientras barones populares le piden recuperar a Báñez, Maíllo y Hernando…… ¡Claro que «las elecciones, en democracia, no pueden ser un fracaso»! El fracaso es cuando la incompetencia de los políticos convierte en inútiles las elecciones. No en vano los empresarios achacan a la parálisis política el frenazo de la economía, mientras la OCDE pronostica el menor crecimiento desde la crisis y grandes bancos de inversión alertan de que la incapacidad de alcanzar pactos hace a España «vulnerable a medio plazo». Este es el fracaso.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la juez Núñez retrasó la instrucción de los ERE para sacarse el doctorado, compatibilizando la investigación con su tesis dirigida por Eugenio Pizarro (fichado poco después como Secretario General para la Justicia de La Junta de Andalucía y sobrino del ex número dos del PSOE andaluz); que los interventores están desbordados para investigar la corrupción, por lo que los auditores públicos rechazan por falta de medios peticiones de auxilio de los tribunales en casos como la trama Púnica; que Manuel Cruz, Presidente del Senado, plagió en otro libro al filósofo oriental de moda, Byung-Chul Han, hurtando reflexiones del surcoreano, y también plagió a un doctor por Harvard (el profesor chileno Roberto Castillo Sandoval llega a decir en un tuit «¡Qué copión el Presidente del Senado español»!); que la violencia machista enfrenta a PP y Vox (Almeida, el alcalde madrileño, se encara en plena calle al portavoz municipal de Vox, Ortega Smith, por exhibir éste una pancarta en la que se negaba la violencia machista durante el homenaje a la última víctima); que un instructor y su alumna fallecen en el Mar Menor a causa de otro accidente de un avión militar con más de 30 años de servicio, siendo ya cinco los militares fallecidos en dos años por accidentes aéreos, por lo que para muchos «el Ejército del Aire es una empresa en quiebra total»; que Urdangarín, que tendrá 36 días de permiso al año a partir del 28 de noviembre, acude por primera vez al voluntariado para ayudar a personas con discapacidad, mientras el juez corrige a la ONG y le prohíbe salir del centro; que en el inicio de la Champions el Real Madrid naufraga, 3-0, en París ante el PSG, mientras el Atlético empata, 2-2, en casa con La Juve y el Barça, 0-0, en Alemania con el Borussia Dortmund, y el Valencia gana, 0-1, al Chelsea en Inglaterra; que el jurado popular considera a Ana Julia Quezada culpable del asesinato del pequeño Gabriel con alevosía pero sin ensañamiento y sin apreciar atenuantes; que Cultura retira de su web fotos de tallas en restauración ante la protesta de las cofradías andaluzas que las consideraban «hirientes»; y que Facebook y Twitter acusan al PP de crear 359 cuentas falsas para el 28-A y, mientras las redes borran los perfiles y dicen que el partido las gestionó con fines electorales, el PP se desvincula del asunto.

Y del exterior, destacar que las legislativas israelíes apuntan al ocaso de la «era Netanyahu» al perder la mayoría en un escenario de bloqueo; que Guindos llama a la UE a crear un instrumento de política fiscal contra la crisis; que EEUU recorta otra vez los tipos para afrontar la ralentización económica global; que Arabia Saudí presenta pruebas «indudables» que inculpan a Irán, mostrando drones y misiles, mientras Trump endurece las sanciones; que el hambre pone a Argentina en alerta al desbordar la crisis los comedores gratuitos en la periferia de Buenos Aires; y que, mientras en todo el mundo se celebran movilizaciones globales de los jóvenes por el clima, Merkel lanza 40.000 millones para una revolución verde, un ambicioso plan por el clima y para reactivar la economía, y Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, dice «traigan planes para el clima, no discursos».

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: