Actualidad Jorge Cremades Opinión

De nuevo a las urnas

Ni siquiera las últimas ofertas "in extremis" tanto de Iglesias como de Rivera para intentar el desbloqueo le han hecho mover un ápice su posición: es lo que hay, si queréis me votáis a cambio de nada...

Como era más que previsible, dada la manifiesta incapacidad e irresponsabilidad de nuestros dirigentes políticos, ensimismados en sus intereses particulares y partidistas en vez del interés general de todos los españoles, la pertinente ronda con el Rey constata que ni la fuerza más votada, ni ningún otro líder político cuenta con apoyos suficientes para ser investido como Presidente del Gobierno….y, menos aún, para garantizar una gobernabilidad estable, creíble y viable para afrontar los urgentes retos que España tiene planteados, por lo que, sin otra salida, se liquida esta inoperante legislatura y habrá que volver de nuevo a las urnas el próximo día 10 de noviembre. Y, ante la manifiesta incompetencia política demostrada en estos últimos meses, no estaría de más que, para que no se repitiera el esperpento, los pretendientes a ser futuros candidatos a presidir el Gobierno de España hicieran un básico cursillo intensivo de capacitación para aprender algo tan simple como que, salvo que obtengan mayoría absoluta, el aspirante está obligado a buscar alianzas con el resto de formaciones políticas para conseguir una mayoría parlamentaria suficiente y es el principal responsable del fracaso; que, para ello, evidentemente ha de renunciar a una parte de los objetivos de su proyecto y aceptar buena parte de las condiciones que le exija el presunto aliado y para ello se requiere una verdadera voluntad de negociación y no de imposición; que es él quien elige al presunto socio, ya sea a su izquierda o a su derecha ideológica, y, por tanto, él es el responsable de las consecuencias políticas que ello pueda acarrearle y acarrear al país; que en la negociación no caben vetos, ni a personas ni a proyectos, sino, en todo caso, aplazamientos estratégicos pactados de determinadas propuestas programáticas que pudieran ser indeseables o inasumibles; y que si no se cuenta con todo lo anterior por la razón que fuere sólo cabe renunciar a la candidatura, bien para que el Jefe del Estado, el Rey, designe a otro candidato que pudiera contar con la citada necesaria mayoría parlamentaria, bien para disolver las Cortes y convocar de nuevo elecciones. Así lo entendió Rajoy en su momento, renunciando al instante a ser el candidato cuando con 123 escaños (los mismos que tiene hoy Sánchez) comprobó que nadie estaba dispuesto a pactar con él, y así se ha visto obligado Sánchez a entenderlo, pero después de cuatro meses en los que, teniendo la posibilidad de entenderse con quienes él mismo señalaba que eran sus socios preferentes, se ha dedicado a marear la perdiz. Menos mal que, al menos, en esta ocasión no ha aparecido ningún temerario como Sánchez, tras la renuncia de Rajoy, dispuesto a presentarse a una investidura sin contar con los pertinentes apoyos, y que finalmente, como era de esperar, resultó fallida, tras la pertinente pérdida de tiempo, mientras criticaba la retirada de Rajoy por no contar con la mayoría suficiente y él, sin tenerla, conseguía ser propuesto como candidato. Si ahora él hubiese hecho lo mismo que hizo Rajoy, al menos, no se hubiera perdido más de cuatro meses de inoperancia política, de gobernabilidad en funciones y de parálisis parlamentaria….eso sí, todos cobrando del erario público por su manifiesta incompetencia. Esperemos que, tras las nuevas elecciones (las segundas en siete meses y las cuartas desde 2015), quien consiga la mayoría insuficiente, pues parece que las mayorías absolutas ya pasaron a la Historia, entienda los contenidos básicos de este sencillo cursillo de candidatos y no represente una intolerable farsa durante meses con el único objetivo de intentar conseguir ventaja electoral, culpabilizando o responsabilizando a los demás de su manifiesto fracaso personal y partidario.

Ni siquiera las últimas ofertas «in extremis» tanto de Iglesias como de Rivera para intentar el desbloqueo le han hecho mover un ápice su posición: es lo que hay, si queréis me votáis a cambio de nada…

En efecto, al margen de las interpretaciones interesadas sobre responsabilidades que cada uno quiera hacer, para arrimar el ascua a su sardina, la realidad es que la cerrazón de Sánchez en su empeño de conformar un Gobierno monocolor socialista minoritario con el apoyo desinteresado de los demás y sin ceder nada a cambio a ninguno de ellos nos lleva inevitablemente a nuevos comicios, de los que él está seguro que obtendrá alguna mejoría sobre la situación que tiene actualmente. Ni siquiera las últimas ofertas «in extremis» tanto de Iglesias como de Rivera para intentar el desbloqueo le han hecho mover un ápice su posición: es lo que hay, si queréis me votáis a cambio de nada… y, si no, nuevos comicios de los que vosotros, que no yo, seréis los responsables. Es lo que se desprende tras despreciar Sánchez de forma arrogante la última oferta de Iglesias de aquella especie de «gobierno de coalición» revisable al año, y tras permitirse también rechazar la que Rivera le hace «in extremis» como una «solución de Estado», consistente en abstenerse para permitir su investidura y que pudiera formar su añorado gobierno monocolor (sin necesidad de apoyo de secesionistas ni populistas) pero a cambio obviamente de que rompiera el pacto gubernamental en Navarra con populistas y nacionalistas, de que se comprometiera a aplicar el 155 en caso de ser necesario y a no indultar si son condenados los procesados por el intento de golpe de Estado el 1-O, y, finalmente, de que no subiera los impuestos, a lo que Sánchez responde que «no hay obstáculo para que PP y Cs se abstengan» pues todo ello ya se viene practicando. Es obvio que a Sánchez ni le vienen bien los pactos a su izquierda ni a su derecha y por ello se presenta en la ronda del Rey con las alforjas vacías después de cuatro meses haciendo ver que pactaría con Podemos y sin intentar nada hacia su derecha con Ciudadanos, a quien, al menos, debiera haber ofertado una propuesta de gobernabilidad al margen del inicial no rotundo de Rivera al Presidente en funciones.

No extraña que el 82% de los españoles crea que los políticos sólo miran por su interés, mientras Sánchez, acabado el último acto de la farsa tras la ronda del Rey, ya se pone en campaña electoral desde Moncloa pidiéndole a los españoles que digan las «cosas más claras» (¡cómo nos descuidemos la culpa es de los votantes que han votado mal!) y arremetiendo cínicamente contra Iglesias, Rivera y Casado a quienes culpabiliza de su propio fracaso, mientras éstos le culpabilizan a él. Sánchez se agarra así a la estrategia de sus asesores, con la seguridad de que logrará más escaños (como sucedió con Rajoy, que pasó de 123 a 137) e intenta hacer responsables del desgobierno a Podemos, Ciudadanos y PP porque «se lo han hecho imposible». Por su parte Podemos ya prepara una campaña «muy dura» contra el PSOE y Casado critica que por su «soberbia» haya que votar por cuarta vez en cuatro años. En definitiva, unos comicios en los que la abstención será más decisiva que nunca, ya que, según los expertos, la frustración del electorado aventura una caída importante de participación. Y es que, aunque Sánchez se las ve venir muy felices con una derecha muy dividida y un populismo podemita a la baja, se olvida de que las urnas las carga el diablo……pero, en fin, esto ya es materia de otro cantar. Por su parte, Puigdemont recurre a la fundación que medió entre Zapatero y ETA al desear que el centro Henry Dunant interceda por los presos y los huidos (o prófugos) del procés (entre ellos él, como el principal cabecilla), por lo que los independentistas suman a Arnaldo Otegi para impulsar dicha mediación…..y, mientras tanto, un jefe de la prisión de los líderes del 1-O renuncia tras denunciar que «es un coladero», se trata del responsable de visitas en Lledoners, que pide el traslado tras la entrada «improcedente» de un «show» de televisión.

Menos mal que una buena noticia endulza en parte este ambiente enrarecido, se trata de la Selección Española de Baloncesto que, tras imponerse de forma contundente a Argentina, 75-95, consigue su segundo oro mundial, proclamándose el mejor equipo del Mundo a base de talento individual y sacrificio colectivo, justo lo que les falta a nuestros dirigentes políticos; obviamente la Selección, consiguió un paréntesis en la ronda de consultas con el Rey siendo recibida en Zarzuela por los Reyes y más tarde por el Presidente del Gobierno, para ser aclamada finalmente por miles de personas en un recorrido por el centro de Madrid.

La Formación Profesional gana peso y crece un 77% en un decenio, pero España sigue a la cola de la OCDE pese a la mejoría registrada; que los salarios suben el 2´1%, su mayor ritmo en seis años

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la ralentización de la Economía se inicia antes y con más fuerza de lo calculado, creciendo dos décimas menos de lo previsto en 2018, mientras el mayor alza del crudo en 30 años deja a España sin otro viento de cola; que es un clamor entre los barones del PP el «trato de favor» de Hacienda a Ximo Puig, viendo «deslealtad», «agravio comparativo» o «información privilegiada» en el gesto financiero de la Ministra Montero con el Presidente Valenciano; que Álvarez de Toledo afea a Alonso que la llame «extranjera» añadiendo que «nunca me habían comparado con Soraya»; que la peor gota fría en 140 años arruina 300.000 hectáreas de huerta y cítricos, mientras sigue provocando nuevos desalojos en la Cuenca del Segura; que la Barcelona de Colau vetará los vehículos más contaminantes en el 90% del área municipal y el Madrid de Almeida cerrará la Puerta del Sol al tráfico salvo para aparcar; que la Formación Profesional gana peso y crece un 77% en un decenio, pero España sigue a la cola de la OCDE pese a la mejoría registrada; que los salarios suben el 2´1%, su mayor ritmo en seis años, y el nuevo SMI provoca la mayor subida de los costes laborales en una década; que el juez acepta que Urdangarín colabore con una ONG y, contra la opinión de Fiscalía y Prisiones, le autoriza a salir de la cárcel dos días por semana para evitar su «desocialización»; y que un hombre, delante de sus hijos de 4 y 7 años, mata a su ex mujer, a su ex suegra y a su ex cuñada en el municipio gallego de Valga cuando ellas les llevaban al colegio….y, sin apenas reponernos de la conmoción, otro individuo mata a puñaladas a su ex mujer en el madrileño Pueblo Nuevo y también delante de sus dos hijas, lo que pone de relieve que algo estaremos haciendo mal en la lucha contra la indecente violencia machista.

Y del exterior destacar que un ataque a la mayor refinería saudí amenaza el mercado del petróleo, mientras EEUU culpa a Irán y el crudo repunta hasta un 20% en una jornada de vértigos en los mercados, al extremo de que EEUU amenaza a Irán con una respuesta militar; que la compra mundial de oro marca records por la incertidumbre económica, por lo que Rusia, China y los Países Emergentes elevan sus reservas del metal como valor refugio; que los sondeos a pie de urna en Egipto apuntan a un nuevo bloqueo político en el país; y que España niega la extradición a EEUU del ex jefe de la Inteligencia de Hugo Chávez, al rechazar la Audiencia Nacional extraditar a Hugo Carvajal, alias El Pollo, y dejarle en libertad provisional con medidas, mientras los jueces afean a EEUU que por «estrategia política» reclame a «El Pollo», quien esgrimió ante la Audiencia que colaboraba con el CNI.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: