Actualidad Jorge Cremades Opinión

El problema, los políticos

La Vicepresidenta Calvo dejaba clara su flexibilidad negociadora manifestando "hasta que no renunciéis a la coalición no nos sentamos más".

Cada vez se hace más evidente la deficiente capacidad de nuestros líderes políticos para afrontar la gobernabilidad del Estado lo que, inevitablemente, nos conduce a nuevas elecciones….y que cada uno de ellos asuma la parte alícuota de responsabilidad que le toque. Si son incapaces de pactar una investidura, un programa de gobierno y un posterior Ejecutivo que lo lleve a efecto, poco más podemos esperar de ellos, salvo las milongas que nos quieran contar para quitarse las pulgas de encima cada uno de ellos y endosárselas al otro, que es en lo que están. En el patético último pleno del Congreso, con luz y taquígrafos, Sánchez, empeñado en su monocolor gobierno minoritario con el apoyo gratuito de los demás, dijo cínicamente «no queremos elecciones; lo intentaremos hasta el final», mientras pedía a toda la oposición que se abstuviera para facilitar su investidura y, en caso contrario, les hacía responsables del fracaso; su aliado preferente, Iglesias, le ofrecía «sentémonos a negociar y a trabajar usted y yo» para salir del atasco, a lo que el Presidente en funciones se negaba, remitiéndolo a la fracasada mesa de negociación; y el resto de la oposición, con quien no había habido ningún intento negociador, le instaba a que, como candidato a la investidura, él era el máximo responsable de conformar una mayoría parlamentaria y no los demás. Y tras este desencuentro en sede parlamentaria, un sumiso Pablo Iglesias (al menos en apariencia) le ofrecía una coalición temporal con la promesa de que si en el plazo de un año Sánchez no la consideraba eficaz se retirarían los ministros podemitas pero mantendrían los apoyos parlamentarios hasta el final de legislatura para demostrarle que es un socio de gobierno fiable…..pero, como era de esperar, Sánchez lo rechaza a los diez minutos de la llamada; ni siquiera quiere esta especie de gobierno de coalición a prueba, siendo obvio que lo que quiere son elecciones o que todo el arco parlamentario se ponga al servicio de su anhelado gobierno monocolor minoritario. El Rey, tras constatar la ruptura Sánchez-Iglesias, recibe a la Presidenta del Congreso y acelera las consultas, dando de plazo a los partidos hasta el martes para pactar un gobierno estable o convocar elecciones, mientras tanto Iglesias pretende que Felipe VI medie con Sánchez para una coalición, en tanto que los constitucionalistas, analizando el artículo 99 de la Constitución ante el bloqueo político, dejan bien claro que «el problema no es el papel del Rey, son los políticos»…….¡ya sólo faltaba que éstos involucraran al Jefe del Estado en su manifiesta incapacidad e irresponsabilidad de la que hacen gala nuestros dirigentes políticos! Entretanto, asumido ya por Moncloa que habrá elecciones, mientras dirigentes del PP apoyan una abstención después de los comicios, Feijóo plantea un acuerdo PP-PSOE para evitarlas, una especie de «gran coalición» ahora que ya se debatió en el PP en reuniones informales como hipótesis, dividiendo al partido ya que unos lo ven como «golpe de efecto» y otros creen que es «indigerible», desconociéndose cómo reaccionaría Sánchez ante la oferta de esta «gran coalición» PP-PSOE cuando, a la vista está, tiene alergia a la «coalición» PSOE-Podemos. Y en medio de este caos político, la asfixia del Gobierno a las CCAA dispara su morosidad (las facturas pendientes de pago suben un 9´6% y se acercan a los 5.000 millones; las autonomías tardan en pagar unos 45 días y Valencia y Murcia superan los 50 días), la ministra Montero avisa de que sin la investidura habrá más retrasos y el PP la acusa de «chantaje», en tanto que ocho de cada diez empresarios dicen que los «decretazos» de Sánchez han dañado la economía española.

La Vicepresidenta Calvo dejaba clara su flexibilidad negociadora manifestando «hasta que no renunciéis a la coalición no nos sentamos más»

Y, obviamente, tamañas irresponsabilidades, que desembocan, una vez más, en nuevos comicios para que los ciudadanos suplan la incapacidad manifiesta de sus representantes políticos, causan vértigo en estas últimas horas anteriores a una nueva llamada a las urnas e inquietud por una desmovilización electoral, que muestran algunos sondeos, por lo que se mantienen contactos informales PSOE-Podemos aunque sus líderes no se muevan. Vértigo no sólo en la derecha, sino también en la izquierda y en el nacionalismo, pues, llamados a las urnas, puede haber cualquier resultado indeseable, que empeore la situación, desde que en aquellas últimas nueve horas de «no negociación» entre PSOE y Podemos, la Vicepresidenta Calvo dejaba clara su flexibilidad negociadora manifestando «hasta que no renunciéis a la coalición no nos sentamos más», «no podéis sentaros en igualdad de condiciones cuando nos separan más de 80 escaños», «dejasteis pasar vuestra oportunidad….no podemos ayudaros a arreglar aquel error», mientras Podemos se lamentaba «pecamos de ingenuos al pensar que había una voluntad verdadera de llegar a un acuerdo» y, obviamente, dejaba sólo a Sánchez con sus insuficientes ochenta escaños de más. Por su parte el popular Feijóo manifiesta que «si tuviéramos hombres de Estado, en vez de políticos adolescentes, podría haber gobierno de coalición», desmarcándose así del discurso oficial del PP al apostar por «ser útiles» a España y permitir la investidura de Sánchez, pero con condiciones; mientras Rufián (hombre de Estado, donde los haya) apunta a que «si Iglesias inviste a Sánchez, saldría a hombros del Congreso», advierte de que una condena de quince años a Junqueras no les frenará y, sobre Puigdemont, recuerda que «hay un President que es Torra». Entretanto, según NCReport, el vuelco a la derecha es posible el 10-N si los bloques se comportaran como en la repetición electoral de 2016 ya que PP, Cs y Vox lograrían mayoría, siendo clave el nivel de desmovilización del electorado de izquierdas, que no quiere volver a las urnas.

El CGPJ se decide finalmente a investigar por retrasos a la juez de los ERE de Andalucía, por lo que el responsable de Acción Disciplinaria inspeccionará el trabajo de Núñez Bolaños, acusada por Anticorrupción

Por otro lado, se desata una cierta crisis en el PP vasco, indignado por las palabras de Álvarez de Toledo al acusarles de tibieza, al extremo de que Sémper y otros altos cargos del mismo, antes de la visita de Casado a su Convención, atacan públicamente a la portavoz popular dejándole bien claro que «nosotros nos jugamos la vida mientras otros pisaban moqueta», mientras Casado y Alonso escenifican la tregua en un PP vasco, al que Casado llama a protagonizar la unión del centroderecha, e intenta unir al partido con el mensaje de que «no hay tiempo de tonterías ni polémicas». Y mientras el CGPJ se decide finalmente a investigar por retrasos a la juez de los ERE de Andalucía, por lo que el responsable de Acción Disciplinaria inspeccionará el trabajo de Núñez Bolaños, acusada por Anticorrupción, se reabre la polémica sobre los plagios tras la publicación de los del Presidente del Senado, cuando Sánchez lleva un año sin dar explicaciones sobre su polémico doctorado, eludiendo comparecer en el Congreso y en el Senado para dar explicaciones, dándose la paradoja de que a instancias precisamente del PSOE dimite un alto cargo del PP en Castilla y León tras ser acusado de plagio por los socialistas. Cómo ha venido sucediendo con la corrupción, en el asunto de los plagios, como en tantos otros, queda clara la incoherencia manifiesta de los políticos….las cosas no son malas o buenas «per se» sino que depende de si me afectan mí o a mis contrincantes; como ven, una magnífica estrategia para resolver los problemas.

Y en medio de tanta incompetencia e irresponsabilidad se desarrolla una prostituida Diada (la fiesta de todos los catalanes apropiada en exclusiva por los secesionistas), la menos multitudinaria desde 2012, pues según la Guardia urbana acudieron 600.000 personas en Barcelona a la manifestación, un 40% menos que el año pasado, lo que pone de manifiesto un cierto pinchazo del independentismo, cuyos líderes no consiguen sostener su día grande pese al dinero y los medios públicos invertidos para sostener el «procés». Una Diada que, convocada por la ANC, pierde fuerza justo antes de la sentencia, caracterizada por la división de las fuerzas secesionistas, en la que Colau y el líder de Podemos en Catalunya piden la absolución de los presos, mientras los más radicales de los CDR, que debieran ser ilegalizados, asediaban el Parlament exhibiendo su comportamiento incívico, salvaje y totalitario, entre gritos de «Viva Terra LLiure» (la antigua banda terrorista catalana), mientras la alcaldesa, gracias a la coalición con el PSC, no tiene reparo alguno en manifestarse a favor de los golpistas que están pendientes de la inminente sentencia por sus aventuras totalitarias. Y el PSOE sanchista sin decir ni «mú»; no extraña que Rufián anime a Iglesias a apoyar una investidura y esté decidido a sacarle en hombros del Congreso….o condenarle a la hoguera si no lo hace.

Y por si no fuera poco este temporal político que soportamos, la gota fría se ceba con el Este de España, causando ya seis víctimas mortales y provocando tremendos destrozos y graves inundaciones, especialmente en las provincias de Valencia, Alicante, Almería, Murcia y Albacete. Una gota fría sin precedentes colapsando especialmente el sureste español donde deja pueblos arrasados, carreteras y otras infraestructuras inundadas; una gota fría que últimamente se desplaza hacia el interior de la Península, mientras los expertos dicen que «muchos de los destrozos se pueden evitar con más previsión»….pero, ya ven, nuestros políticos suelen estar en otras cosas.

El Supremo exige al menos doce meses de impago para la pérdida de la vivienda, elevando así la protección de los hipotecados ante un desahucio

 Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que La Moncloa recluta a 875 funcionarios para afrontar un Brexit duro; que Hacienda exige a las CCAA planes de ajuste para salvar el déficit de 2019; que la campaña de la renta sube a cifras récord tras los avisos por cuentas en el extranjero, al explotar Hacienda 1´5 millones de ficheros bancarios de contribuyentes facilitados por los países de la OCDE; que Industria propone un plan para achatarrar coches y el Secretario de Industria y Pymes anuncia medidas de apoyo para el sector automovilístico; que el Supremo exige al menos doce meses de impago para la pérdida de la vivienda, elevando así la protección de los hipotecados ante un desahucio; y que España jugará dentro de unas horas con Argentina la gran final del Mundial de Baloncesto gracias a su agónico triunfo sobre Australia, 95-88, tras dos prórrogas.

Y del exterior, destacar que descubren agua en un planeta similar a La Tierra; que los candidatos a liderar el SPD se lanzan al debate cara a cara con los afiliados; que Argelia detiene a un opositor y lo acusa de minar la moral del Ejército; que el Tribunal de Edimburgo, máximo tribunal de Apelación de Escocia, declara ilegal el cierre de Westminster, por lo que el Supremo tendrá la decisión final sobre tan polémica medida de Johnson; que la OEA abre por primera vez la puerta para intervenir militarmente en Venezuela, cuando se conoce que Hugo Chávez, el ídolo de Podemos, ordenó «inundar EEUU de cocaína de las FARC» (la DEA documenta en un informe todos los detalles del macabro plan y suculento negocio); y que Draghi lanza una batería de estímulos contra la recesión, reaccionando así el BCE al deterioro de la economía con tipos negativos y nuevas compras de deuda mientras reclama a los Gobierno que actúen al respecto, Draghi se despide así de su mandato, pidiendo gastar más a los países que tengan margen para hacerlo, entre los que, lamentablemente, no está el nuestro, endeudado hasta las trancas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: