Las cinco claves para entender qué es el IRPH

El índice IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), elaborado y publicado por el Banco de España, no recoge un tipo de interés propiamente dicho, sino lo que se conoce como una TAE (Tasa Anual Equivalente), que incluye intereses y comisiones, y por tanto el precio total de las operaciones financieras, siendo necesario elaborar tablas para decodificar el interés incluido en este índice[1]. Es un índice variable que comenzó a aplicarse en los préstamos hipotecarios en 1994, en vez del Euribor. Su cálculo es el tipo medio de los créditos para la adquisición de la vivienda a más de tres años y está supervisado por el Banco de España.

El abogado general de la UE ha dado su postura sobre la cuestión, a favor de la banca, una posición que, aunque no es vinculante, en muchas ocasiones ha tenido peso en el fallo del tribunal

Es el segundo indicador más utilizado en estos créditos y su puesta en circulación obedeció a la necesidad de una nueva referencia para proteger a los clientes de las oscilaciones de los mercados financieros que por entonces existían, ya que es más estable. En su elaboración se incorpora el Euribor más un diferencial de las hipotecas variables, aunque su tasa es ligeramente superior. En la actualidad cotiza a un 1,836%.

¿Es legal o es abuso?

El problema  comenzó en 2013, cuando el Euribor empieza a desplomarse y se acerca a niveles negativos, mientras que el IRPH se instala en valores próximos al 2%.

En los últimos meses su legalidad ha sido puesta en cuestión y se espera que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) determine su validez entre finales de este año o inicios de 2020.

Los clientes de las hipotecas con este indicador empiezan a reclamar al considerarlo abusivo. A pesar de que el Tribunal Supremo dio la razón a la banca al considerar válido este índice en 2017, en 2018 un juzgado de Barcelona decidió elevar la cuestión prejudicial al Tribunal Europeo. La banca defiende que en la comparación de precios hay que tener en cuenta los diferenciales que se aplican en las hipotecas con Euribor y que la variación de tasas es «muy poco significativa».

Dinero en juego

Desde diciembre del año pasado varios casos de análisis han dado diversas cifras del golpe que una sentencia negativa podría asestar a la banca en devoluciones a los clientes. De momento, la mayor cuantía la ha estimado la agencia DBRS que apunta a que las entidades podrían tener que devolver hasta 45.400 millones de euros en el peor de los escenarios, es decir, que se abra la retroactividad y que todos los clientes, incluso aquellos que ya han amortizado su hipoteca, reclamen. Goldman Sachs estimó que la cifra de devoluciones podría alcanzar los 44.000 millones de euros, Morgan Stanley cifró el impacto entre 3.000 y 7.000 millones de euros, mientras que Barclays lo fijó en 3.600 millones. Poo su parte, la Asociación de usuarios financieros (Asufin) calcula el golpe podría elevarse en 25.000 millones de euros.

Lo reconocido por  la banca

CaixaBank es la entidad que más exposición tiene a hipotecas IRPH en la actualidad. Cuenta con créditos de este tipo en su balance con un nominal de 6.700 millones. Banco Santander, por su parte, tiene 4.300 millones; BBVA, 3.100 millones; Bankia, 1.600 millones; Sabadell, algo más de 800 millones; y Liberbank, 209 millones. Kutxabank desveló este lunes la cartera de préstamos referenciados a este indicador en su informe de cuentas semestrales, cuyo montante asciende a 727 millones. Esta exposición reconocida podría elevar el coste de las reclamaciones al doble de su exposición, lo que significa que la banca maneja un golpe de unos 33.000 millones de euros.

¿A cuántos clientes afectaría un fallo en contra del IRPH?

Varias asociaciones de usuarios estiman que en España hay en la actualidad más de un millón de clientes con hipotecas referenciadas al IRPH. No obstante, hasta que no se conozca el fallo del TJUE y, si abre la puerta a las devoluciones, se desconoce cuántos clientes podrán exigir una indemnización. Será el tribunal el que fije desde qué fecha se puede reclamar y si también podrán hacerlo aquellos clientes que ya han amortizado la hipoteca.

El abogado de la UE defiende que se devuelva dinero por falta de transparencia. En España hay más de un millón de hipotecas referenciadas al IRPH

LA UNIÓN DE CONSUMIDORES APLAUDE EL INFORME DEL TJUE SOBRE EL IRPH

Valencia, a 10 de septiembre de 2019.-

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana aplaude el informe emitido por el Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el que ha determinado que la imposición del índice IRPH en los préstamos hipotecarios es abusivo por falta de transparencia para las personas consumidoras. Si esta posición es finalmente avalada por la sentencia que dictará el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en los próximos meses, en ella se determinará el alcance de sus efectos, así como las posibilidades que tendrán las personas afectadas por este tipo de préstamos de reclamar las cantidades abonadas de más.

El índice IRPH era el índice de referencia utilizado mayoritariamente por las Cajas de Ahorros en los préstamos hipotecarios suscritos por las personas consumidoras. En su momento, las entidades bancarias imponían este tipo de índice alegando que su evolución sería más beneficiosa para el cliente. Sin embargo, este índice ha sido en todo momento superior al tipo de interés del Euribor, mayoritariamente utilizado en el resto de entidades, llegando a ser dos puntos superior. Lamentablemente, el Tribunal Supremo entendió que al ser el IRPH un índice oficial no cabía la posibilidad de revisar las cláusulas de los préstamos hipotecarios en los que se establecía este índice para el cálculo de las cuotas mensuales, por lo que desestimaba las reclamaciones de las personas consumidoras contra las entidades bancarias.

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana confía que, una vez más, el TJUE imponga su criterio más protector de los derechos de las personas consumidoras, como parte más débil en las relaciones contractuales con las entidades financieras, y confirmen que la cláusula por la que se impone el IRPH es considerada abusiva. Así mismo, esperamos también, que de ser así, las entidades bancarias inicien un procedimiento voluntario y automático de las cantidades cobradas de más a sus clientes, y sin necesidad de que se tengan que acudir a los tribunales de justicia para reclamar individualmente dichos importes. Por último, recomendamos a las personas consumidoras que revisen sus préstamos hipotecarios para comprobar el índice que tienen establecido reclamando a las entidades bancarias los perjuicios ocasionados, a fin de paralizar la prescripción de las acciones judiciales que pudieran ser necesarias cuando se dicte por fin la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

[1] El significado exacto de TAE es Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva. Es un término muy financiero que se define como el resultado de una fórmula matemática que incorpora el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de la operación. El término TAE aparece tanto en los productos ahorro como en los préstamos tanto hipotecarios como consumo.

¿Qué incluye el TAE?

– En productos ahorro y en préstamos; nos interesa más el segundo caso del consumidor que va a adquirir una vivienda.

En préstamos: tanto en los préstamos de consumo o personales como en los hipotecarios, el TAE incluye dos conceptos que son 1) la comisión de apertura y 2) la de cancelación anticipada. La variación está en el porcentaje que en préstamos al consumo es más alto porque son operaciones de mayor riesgo para los bancos y aplican comisiones más altas para protegerse.

Comisión de apertura: Bajo esta denominación se esconden todos los gastos originados en las entidades financieras por la tramitación de un contrato crediticio. Habitualmente, la cuantía de esta comisión se cobra de una sola vez, cuando se firma el contrato, sin embargo, es posible pactar pagarla a lo largo de la vida del préstamo.

Comisión de cancelación o amortización anticipada: Aunque no siempre es así, generalmente las entidades financieras reconocen a sus clientes el derecho a cancelar el préstamo total o parcialmente antes de que termine el plazo. Como los intereses están estimados para el total de la vida del préstamo, si ésta se acorta el beneficio del banco o caja es menor. Por ello, al cancelar el préstamo total o parcialmente (con entregas a cuenta) las entidades financieras cobran una comisión, resultado de aplicar un porcentaje sobre la cantidad cancelada o amortizada antes de tiempo. Aquí existe una limitación y es que en los préstamos a interés variable la comisión por cancelación anticipada está limitada por ley al 1%.

En el cálculo del TAE de los préstamos sólo se incluyen los gastos que el consumidor paga a la entidad financiera, pero no todos los demás que influyen

Ejemplo de la TAE aplicada a la Hipoteca: Feliciano ha decidido comprarse una vivienda en el centro. Mirando los ahorros que tiene, piensa que todavía le faltan unos 100.000 euros. Su banco le ofrece un préstamo hipotecario a 10 años con las siguientes condiciones: tipo de interés nominal del 5% y TAE del 5,46%. Como no le parece mal el T.A.E. decide aceptarlo. Lo que no sabe Feliciano es que en el cálculo del TAE de los préstamos, según establece el Banco de España, sólo se incluyen los gastos que el consumidor paga a la entidad financiera, pero no todos los demás que influyen, y mucho, en el coste real del préstamo, a saber: la tasación de la vivienda, las minutas del notario y del registrador, la gestoría, los seguros que exigen las entidades (incendio, amortización de préstamo), el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados… En el caso de su préstamo, si se añaden todos esos gastos pueden llegar a sumar unos 1.900 euros.”

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.