La concejala de Educación acusa a la Generalitat de los retrasos en el inicio de curso en La Canyada del Fenollar

La concejala de Educación, Julia Llopis, ha criticado hoy la falta de previsión de la Conselleria de Educación a la hora de abordar las obras de sustitución de las aulas prefabricadas del colegio La Canyada por otras nuevas. Según ha explicado la edil, «hasta el día 20 de agosto la Generalitat no apareció por el colegio con las nuevas aulas y, cuando las fueron a colocar, se dieron cuenta de que hacía falta una solera de hormigón para evitar que se hundieran». Pese a ser una competencia de la Conselleria de Educación, la edil Llopis puso a disposición de la Generalitat los recursos municipales para poder hacer esa solera y evitar una dilación mayor, dado que la Conselleria se hubiera visto forzada a modificar el presupuesto de instalación de las aulas prefabricadas y eso hubiera supuesto la paralización de al actuación hasta tener el visto bueno a la modificación del presupuesto inicial. «Nos pusimos en contacto con la Generalitat, a la vista de que éramos conscientes del perjuicio que se podía ocasionar a los niños y asumimos hacer la solera de hormigón, algo que quedó solucionado en un día, pero la imprevisión de la Generalitat, que podía haber iniciado la obra nada más acabar el curso y evitar así perjudicar a los niños, se va a traducir en que no podrán comenzar las clases en este colegio hasta el día 12 de septiembre, pese a los esfuerzos del Ayuntamiento de Alicante y de la Concejalía de Educación por colaborar con la Conselleria de Educación en buscar soluciones».

Las nuevas aulas no llegaron al centro hasta el 20 de agosto y el Ayuntamiento ha tenido que asumir la construcción de una solera de hormigón para que no se hundan las prefabricadas en el barro, pese a que no es su competencia, para evitar más retrasos

La edil se ha mostrado muy molesta por las críticas del grupo municipal socialista sobre este tema. «En lugar de reclamar a la Generalitat que haga su trabajo en tiempo y forma, el PSOE se ha dedicado a culpar al Ayuntamiento de Alicante, que lo único que ha hecho es colaborar pese a no tener la obligación de hacerlo. Es impresentable que el portavoz del PSOE se pronuncie con tanto desconocimiento sobre ese asunto y que su única preocupación sea taparle las vergüenzas al señor Marzà cuando su objetivo debería ser defender los intereses de Alicante y sus ciudadanos, pero ya vemos cuales van a ser las prioridades de los socialistas esta legislatura».

Por último, la edil ha señalado que ayer mismo puso a disposición del colegio un pintor para mejorar el estado de algunas de las aulas y que seguirá prestando toda la colaboración que necesite el centro porque «nuestro objetivo sí es que los niños de Alicante tengan las instalaciones adecuadas. Nosotros nos dedicamos a trabajar por los ciudadanos y no a taparle las vergüenzas a la Generalitat»

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.