Carlos Mazón rechaza un copago del trasvase Júcar-Vinalopó para los regantes

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha participado esta mañana en Agost en el acto simbólico del corte del primer racimo de uva del Vinalopó con el que se da el pistoletazo de salida a la campaña promocional de 2019. Mazón, quien ha destacado los parámetros de calidad que tiene actualmente este producto frente a otros competidores del mercado, ha aprovechado el evento para reivindicar dos aspectos fundamentales en aras a propiciar la pervivencia del sector. Por un lado, eliminar la posibilidad de un copago del trasvase Júcar-Vinalopó a los regantes y usuarios y, por otro, la necesidad de devolverles la gestión de dicha infraestructura.

El presidente de la Diputación de Alicante asiste en Agost al corte del primer racimo de uva de la temporada

Tal y como ha indicado el presidente de la institución provincial, uno de los retos que tiene actualmente encima de la mesa la provincia de Alicante, y concretamente esta zona, es el trasvase Júcar-Vinalopó. Al respecto ha reclamado “la eliminación del pago de los gastos de amortización por el trasvase que se quiere hacer recaer en los usuarios y regantes, un copago al que nos negamos absolutamente porque es inaceptable y desde la Diputación estamos exigiendo medidas al Gobierno Central y, a la Generalitat Valenciana, que mantenga un nivel de reivindicación que aún no hemos escuchado”.

Exige al Gobierno Central un cambio en sus políticas hídricas y a la Generalitat Valenciana mayor firmeza en este asunto

 “Sería un nuevo concepto del que no hemos oído hablar nunca”, ha lamentado el presidente en referencia a este copago, asunto al que se suma como amenaza, según ha relatado, la no gestión del trasvase Júcar-Vinalopó por parte de usuarios y regantes. “Así se parió el trasvase, así se organizó y ellos son los verdaderos protagonistas de la gestión del agua. No se puede arrebatar o expropiar una gestión a las personas que han venido luchando y que son las mejor capacitadas”. “El peligro es que el precio no sea razonable ni asequible y que la calidad corra un alto riesgo”, ha vaticinado.

La Diputación de Alicante colabora activamente desde hace años con los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen de la provincia para el impulso, promoción y difusión de los productos típicos del territorio, entre los que se encuentra la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó. Tras el inicio hoy de la temporada de recolección de la uva, se estima cerrar la etapa con unas cifras que ronden los 50 millones de kilos y superen el 40% de exportaciones internacionales. En esta línea, Carlos Mazón ha recordado la aportación de 9.000 euros que la institución provincial ha inyectado esta anualidad para la campaña de promoción europea de este producto agrícola, concretamente para el mantenimiento de su infraestructura informática y la puesta en marcha del programa de gestión.

El acto ha contado con la presencia de numerosas autoridades, entre ellas el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, el alcalde de Agost, Juan José Castellón, el presidente del Consejo Regulador de la Uva Embolsada del Vinalopó, José Bernabeu, así como los diputados provinciales Mª Carmen Jover y Sebastián Cañadas y numerosos alcaldes de la comarca.

El responsable alicantino destaca los parámetros de calidad y el esfuerzo que llevan a cabo las denominaciones de origen de la provincia, que constituyen una de las señas de identidad del territorio

“La uva embolsada del Vinalopó aporta una seguridad, una tranquilidad y una calidad al consumidor final por su sabor y por sus componentes nutritivos que no ofrecen otras variedades del mercado”, ha concretado Mazón, quien ha resaltado que en este acto “venimos a apoyar no solo al sector de la uva, sino también a las denominaciones de origen por el esfuerzo que han hecho en consolidarse como productos amparados en esa denominación”.

Finalmente, el presidente ha hablado de las “desfavorables” condiciones fiscales que sustenta y ha hecho hincapié en el hecho de que “estamos en un invierno fiscal dirigido casi exclusivamente al sector. Venimos reclamando exenciones, ayudas especiales, rebajas a las cotizaciones de la seguridad social, porque no pueden asumir medidas como esta y con esta presión fiscal a la que se le está sometiendo, se le obliga a no ser tan competitivo como se esfuerza en ser”.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.