Álex y Tximo, dos historias de amor – PETIT COMITÉ

Tengo una buena amiga hace escaso año y medio –digo buena porque en el breve tiempo que nos hemos conocido ha surgido una empatía brutal–. Ella, Amparo, alicantina de Muro de Alcoy, mujer de montaña y playa, luchadora y con marido ejemplar… de esas mujeres que sí entiendo que me representan a mí y a muchas –harta de tanta boba de rollo pose Fashion y boho chic sin motivo…–; mujer de bandera, luchadora, con garra y con sonrisa incluso en lo peor… Ella es de las que admiro. Cuando vino a PETIT COMITÉ hace meses en 12TV casi me muero. En ese momento, y mientras escribo esta columna dedicada  a su hijo y al mío –porque me da la real gana…– no pude parar de emocionarme.

La Fundación IMO de las MIRADAS FELICES os hacen saber hoy que hay una Hoguera Rabasa entera dedicada a esta fundación en la que Tximo teje su futuro como otros niños

Me imagino el día que Tximo, como me contó, esquiador brillante supo que jamás volvería por ahora a surcar la nieve de Huesca bajo sus esquís,  con ese ruidito que te mola todo cuando estás en contacto con el hielo a miles de metros, en la cumbre, entre tu música y ese sol cegador de un día entre blanco total. Tampoco podrá ver por ahora ese sol boreal, ni las pelis que está deseando hacer mi hijo, Álex, ni tampoco podrá tantas y tantas cosas… La suerte es que Dios le dio 17 años para –al menos– ver lo más importante, el rostro de la vida y los suyos y ahora poder aprender a tocarlo con los dedos dibujando otras realidades visuales con ese pálpito. Él y todos los que como él están en la Fundación IMO de las MIRADAS FELICES os hacen saber hoy que hay una HOGUERA RABASA entera dedicada a esta fundación en la que Tximo teje su futuro como otros niños con igual problema. Y QUE SU MOTIVO ES UN GRAN OJO, ESE QUE TODO LO VE, incluso para ver a los que no son capaces de empatizar –hay un montón– con la vida ajena. Este año y gracias a la Foguera Rabasa, las llamas de Les Fogueres de Sant Joan, harán que seamos mucho más visibles”. Dice mi amiga Amparo, emocionada, casi entre dientes y con la lágrima contenida entre su perenne sonrisa.

Es increíble verle disfrutando de departir, copetear, hablar, mirar, y ser mirado claro… y haberse convertido en un tío como la copa de un pino ante mi mirada de madre que nunca se percató

Por el otro lado está Alex, mi Alex Peral, ese que me costó sacar por cesárea lo que no está escrito pero que ha hecho y me hace tan feliz. Ese que tengo la suerte de que el corazón no le cabe en el pecho. Él es el segundo protagonista de este artículo TODO AMOR, porque desfilando para Eduardo Navarrete en Madrid este martes pasado en una terraza increíble como LA TERRAZA DEL HOTEL ME de la Plaza Santa Ana, me quedé absorta. En ese “turbopocket” como llamo yo a los bañadores tipo slip geniales de Eduardo, con dibujos estampados más geniales… pues desfilando –ya se me vistió hasta arriba de invierno hace una año y medio para mi adorado ION FIZ en MBFWM– me di cuenta que era increíble verle disfrutando de departir, copetear, hablar, mirar, y ser mirado claro… y haberse convertido en un tío como la copa de un pino ante mi mirada de madre que nunca se percató.

¿Cuándo ocurrió el cambio? Eso nos preguntamos todas con estos crecimientos y madurez loca , que te deja mas loca. Y cuando hoy, tras hablar de él, he leído a Amparo he vuelto a pensar lo mismo. Espero con todo amor, y se lo dedico a ella, ver a su hijo el día que, y sé que lo veré por lo que tengo entendido si todos nos volcamos con la investigación –ya les vale a los políticos de todos los sectores racanear con esto, corcho…– sé que le veré esquiar, mirar, desfilar, bailar viéndonos y si puedo espero que sea al lado del mío, porque son tan guapos y tan grandes de alma el uno como el otro.

Querida Amparo, por ti va, y al PÚBLICO LE PIDO QUE AYUDE, QUE COMPRE ESTAS FOGUERES PULSERAS, CARAMELOS, Y PORTAGAFAS Y LO QUE SEA, QUE ES MUCHO POR FAVOR! FELIZ FINDE DE JUNIO ENTRE AZAHAR…

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.