Miguel Ángel Pavón critica el acuerdo de la permuta del Cuartel de la Guardia Civil que se destinará a fines culturales

«El expediente de permuta del edificio del cuartel de la Guardia Civil de la calle San Vicente por una parcela municipal junto a la Vía Parque lo inicié como concejal de Urbanismo en diciembre de 2016 mediante un escrito dirigido a la entonces concejala de Patrimonio, Sofía Morales, que inició a su vez, a solicitud mía, el expediente para la alteración de la calificación jurídica de la parcela municipal en enero de 2017 para que fuera un bien patrimonial que pudiera permutarse, cambio de calificación jurídica que se aprobó en una junta de gobierno local celebrada el 4 de abril de 2017. En las legislaturas anteriores el PP no hizo absolutamente ninguna gestión para llevar adelante esta permuta. Desde Urbanismo estuvimos manejando un borrador de un protocolo de colaboración para llevar a cabo la permuta, que quedó pendiente de la valoración de todos los bienes inmuebles que queríamos incluir en ella. No sólo planteamos que el Ayuntamiento adquiriera el actual cuartel de la calle San Vicente, también la Torre de San José de Tabarca y el edificio del acuartelamiento de la calle Velero 14, en el Cabo de la Huerta, que queríamos destinar a usos públicos vinculados con la protección y difusión de los valores culturales, naturales y paisajísticos de Tabarca y del Cabo de la Huerta».

Miguel Ángel Pavón: «El acuerdo en esos términos evidentemente será beneficioso para la Guardia Civil, pero lesivo para los intereses municipales»

«Pero ahora parece que el minigobierno de Barcala ha renunciado a negociar con la Guardia Civil la inclusión de esos dos inmuebles y que quiere firmar una permuta excluyéndolos. Por otra parte, también como concejal de Urbanismo solicité a los técnicos en mayo de 2017 que se redactara un informe de valoración del coste de las obras de urbanización necesarias para que la parcela municipal junto a la Vía Parque tuviera la condición de solar, informe que concluyó que esas obras tenían un coste de 1 millón de euros sin IVA, todo ello al objeto de que ese coste se tuviera también en cuenta en la permuta. En definitiva, Barcala se ha encontrado prácticamente todo el trabajo hecho de cara a formalizar esta permuta, pero renunciando a negociar con la Guardia Civil la inclusión de los dos inmuebles que desde el gobierno de la izquierda plural queríamos obtener además del cuartel de la calle San Vicente. El acuerdo en esos términos evidentemente será beneficioso para la Guardia Civil, pero lesivo para los intereses municipales».

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.