El Castillo de Santa Bárbara inaugura la exposición «Mar de Madera» de Frutos María

La sala Taberna abre mañana sus puertas al público a la exposición «Mar de Madera» del artista Frutos María, que permanecerá hasta el 22 de abril. Comisariada por el alicantino Eduardo Lastres. Un total de 19 obras de madera y metales, sacado todo del mar, conforman la última muestra del artista, burgalés de nacimiento y alicantino de acogida. Desde que en 1985, Frutos se trasladó a Alicante, son numerosas las exposiciones, tanto individuales como colectivas que ha realizado.  Según palabras de la edil de Cultura, Mª Dolores Padilla «a través de Mar de Madera, vamos a poder disfrutar una vez más de su trabajo. Y estoy convencida que muchos serán los alicantinos y visitantes que acudan a conocer al Frutos más actual. Un ser querido y valorado por compañeros, crítica y público, es un regalo al alcance de muy pocos, pero que solo puede entenderse tras muchos años de trabajo y dedicación».

«El material sacado del mar tiene unas características especiales, la madera ha sufrido unas transformaciones, las partes más blandas se han reducido, destacando sus vetas más duras»

Como ha explicado el comisario y amigo personal del artista, Eduardo Lastres «el título de esta exposición hace alusión, a partir de una rigurosa selección a un trabajo prolífico y extenso del autor, desarrollado durante estos últimos años, a la relación de la expresión pictórica sobre la materialidad de la madera, sacada del mar y reutilizada para componer, a modo de collages, unas obras en las que Frutos, con vocación de escultor, nos transmite sus sensaciones plásticas, sobre diferentes medidas y formas». «El material sacado del mar tiene unas características especiales, la madera ha sufrido unas transformaciones, las partes más blandas se han reducido, destacando sus vetas más duras, cambios aprovechados por el autor, como una textura de relieve significada por la intervención pictórica. La pátina aportada por el mar es sensibilizada por la intervención que conjuga el relieve con la pintura, creando un diálogo entre la acción del agente natural y la mirada del artista que recoge, fragmenta, recrea esta labor de creación que la mirada asume en el diálogo con la naturaleza», explica Lastres.

El color, protagonista importante de su concepción del espacio y del tratamiento de la materia, atempera los volúmenes o los altera, dando libertad a su visión personal

Las dimensiones y características de la obra expuesta nos da idea del afán de volumen de Frutos, alcanzando diferentes dimensiones con las que se debate en el conocimiento de la estructuración del espacio, partiendo de la geometría más básica, que va matizando con la aportación de la complejidad de la pintura. El color, protagonista importante de su concepción del espacio y del tratamiento de la materia, atempera los volúmenes o los altera, dando libertad a su visión personal, que a través de referencias y citas al arte, apoyadas en su mirada selectiva, eminentemente sensitiva, provoca el interés en el espectador al sentirse partícipe de una idea que no lo deja indiferente.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.