Volviendo a casa – PETIT COMITÉ

Como Tom Hanks en “Camino a la perdición” a veces uno emprende la huida hacia si mismo, en busca de una salvación y un nuevo destino. Ese destino que nos recuerda otros tiempos, otras vidas anteriores o bien la nuestra propia en estado de añoranza: la infancia, el olor de  esos sitios que te hicieron tan feliz, los retales de la memoria, retazos de música, jirones de ideas y personas que se aferran a las piedras de esas tierras, esas casas, esos cielos o esos amaneceres. Quizás porque esa niñez no solo pasó en el Mediterráneo, eso me ocurre a mi con mi amado pedazo vasco de corazón. Quizás no he hablado suficiente de los años que transcurrieron con mi padre de profesor y jefe de estudios de un instituto tan difícil como aquel de Gernika, en aquellos tiempos (ahora ha olvidado mas de uno…) donde Belén Yoyes campaba por sus anchas o en clase soportabas a individuos de la talla de Artapalo y similares… en aquella Gernika bella me crié yo, entre Ori-Baltzak, canesú con nido de abeja en vestidos que me hacían mis tías a mano, como toda la vida, braguitas de perlé ( uyyy las odiaba, con sus lacitos rosas a los lados marcándome la cadera jejje), y hoy, este viernes he vuelto en medio de un alocado y estresante viaje de trabajo a por esos bombones y ese aroma, ese aire de mis primeros años.

Las barras de los bares, los txokos, la merluza del cercano Bermeo, la playa de Pedernales, las arenas de Laga y aquellas menestras con pencas y salsa que los domingos me hacían ver el alma misma de Dios en cada cuchara…

Cuánto recuerdo alberga ese árbol, ese parque, los largos paseos de mi padre por Mundaka, alado, o por el monte de Lekeitio. Las barras de los bares, los txokos, la merluza del cercano Bermeo, la playa de Pedernales, las arenas de Laga y aquellas menestras con pencas y salsa que los domingos me hacían ver el alma misma de Dios en cada cuchara… Por eso, y hoy disfrutando de ello con alguien tan especial como Curro, mi Curro, el que me ha devuelto el corazón al brillo vibrando en cada beso, me siento afortunada de contaros y esperar que disfruteis ese aroma del Norte , de las tierras vascas que tan cerca están en Alicante. Esta es la segunda tierra de bilbaínos, donostiarras y alaveses, por este orden, pero sobre todo bilbaínos. Desde el Aeropuerto de Bilbao nuevo, antes el de Sondica, se puede ir y venir a la Costa Blanca en escasa hora, menos de una vaya… y os recomiendo por eso un buen finde en esta tierra verde, de aguas pulcras y atlánticas, de gente recia y especial, de cultura y fashion a tope ( que se lo digan a mi querido Ion Fiz y a Modesto Lomba..) y de mucho arte… Aprovecho para contaros que Ion Fiz es el nuevo rostro que vuelve otra vez tras un descanso ( después de dos años y medios de locura y gira por todo el mundo, este bilbaino esta de moda again…) y que dará la campanada con un desfile de Costura espectacular y un premio que consolidará su carrera en la Costura española sin duda. Por cierto que de ambos diseñadores hay unas magnificas colecciones en venta en Alicante, en la magnífica Balazs con Suni al frente.

El Skyline de Benidorm le debe vuestra siguiente selfie en Instagram a Jose Ignacio de la Serna, el gran promotor vasco que cambió la tierra de levante con sus torres y que remató su vida con Torres In Tempo y un txoko en La Nucía

Y mientras os voy relatando cosas que disfrutar también en Alicante que  hoy, desde este lado del Atlantico, os recomiendo para “vasquear” entre los soles del Mediterráneo. Sin ir mas lejos, el Skyline de Benidorm le debe vuestra siguiente selfie en Instagram a Jose Ignacio de la Serna, el gran promotor vasco que cambió la tierra de levante con sus torres y que remató su vida con Torres In Tempo y un txoko en La Nucía que ha protagonizado las mejores revistas de decoración y arquitectura del mundo. Roberto Perez Guerras es el arquitecto que hay que volver a reivindicar en este momento, porque su obra, IN TEMPO mediante a tope, es un hit ya de revistas mundiales y un referente que hace estragos en lo más de lo más de Omán, Emiratos, Santo Domingo, Miami, Bogotá, Singapore o ahora parece Australia. Roberto, que es tímido, no dice nada, pero los que sabemos de “qué va la fiesta” sabemos que esta en su mejor momento discretamente. Por no hablar de que Egun, ese restaurante que ahora es casi privado, sigue siendo el único sitio donde comerte las mejores judías con almejas del planeta tierra o una merluza de pincho que ve la eternidad misma… Luego toca un paseo por la cava de Benidorm, donde la calle se llena de pintxos y vinos hasta parecer que estas en el mismo casco viejo de Bilbao. En Torrevieja el Pescador o la Basque Taberna son lo mas…en la capital ademas también el Aizkolari y el Lorea…y en Altea, un clásico, El Obrador, donde Carlos hace delicias con una larga tradición familiar de Santurce que le hace único, eso si, con cocina internacional y el buen hacer del poso vasco de la cocina con clase…  así que os reto a que seáis todo lo felices que podáis y con unas buenas trufas de Arres. Y por si os falta algo, hoy cerrar la semana con la Black List de Anabel Rosas y la Ereta, en una fiesta única que os va a sugerir seguir bailando hasta Carnaval.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.