‘Green Book’: Dos mundos unidos por la amistad

Fui a ver la última película de Peter Farrelly con enorme curiosidad. Acostumbrado a sus films tipo: ‘Dos tontos muy tontos’, ‘Algo pasa con Mary’, o ‘Yo, yo mismo e Irene’, comedias muy divertidas y eficaces, tanto en su contenido como en sus resultados de taquilla. Los hermanos Farrelly eran una especie de reyes Midas de la comedia de los noventa. Peter Farrelly, en su último trabajo, ha decidido ponerse serio, pero no demasiado. En su justa medida. ‘Green Book’ es un elaborado ejercicio de admiración clásica inspirada en grandes directores como Frank Capra. Es un gran cuento de hadas, una historia que ya se ha contado en muchísimas ocasiones anteriormente. Es imposible no asociarla a la gran ‘Paseando a Miss Daisy’ o como dije anteriormente ‘Qué bello es vivir’ de Frank Capra. Un cuento de Dickens.

Está contextualizada en los años sesenta, época en la que empieza a surgir el movimiento sobre los derechos civiles de los afroamericanos

La película está contextualizada en los años sesenta, época en la que empieza a surgir el movimiento sobre los derechos civiles de los afroamericanos, Kennedy como presidente empezó a abrir el camino que aún, hoy en día, sigue abierto con sus empedrados obstáculos. La historia gira en torno a dos hombres: Tony Lip (Viggo Mortensen) y Don Shirley (Mahershala Ali). Tony es un italoamericano del Bronx que sobrevive en su día a día con trabajos de matón en clubs, o cualquier “faena” que encuentra. En cambio Don, es un exquisito pianista reconocido en el mundo entero por su prodigioso talento. Ambos se unen cuando Don requiere un asistente que haga de su mano derecha en la ardua tarea de realizar una gira por el sur de Estados Unidos, y aquí es donde el contexto racial entra en juego. Don es negro y Tony italoamericano y “racista” por la sociedad en la que vive.

La historia, pese a lo que puede parecer a priori, no trata sobre el racismo, ni mucho menos, sino sobre cómo dos personas totalmente opuestas por su educación y cultura aprenden el uno del otro. Es un viaje humano, en el que podemos observar muchísimos valores fundamentales como la picaresca, el talento, el amor, o la fraternidad convergen en un todo. ‘Green Book’. Es una película “buenista” con una impecable dirección de arte que ambienta a la perfección la época. Y sobre todo una película de actores. Existe un duelo interpretativo espectacular, que lleva todo el peso de la obra. Tanto Viggo como Mahershala están brillantes, y creo que deberían llevarse ambos los Oscar a los que están nominados, como mejor actor y mejor actor de reparto respectivamente.

Consigue en muchos planos, expresar con sus silencios emociones muy profundas y contundentes

Es una película totalmente navideña, pese a la fecha de estreno en España, de esas que sales de la sala con una sonrisa. Es conmovedora e inteligente, porque consigue en muchos planos, expresar con sus silencios emociones muy profundas y contundentes. No creo que sea la mejor película del año, pero sí merece mucho la pena pagar la entrada para disfrutar durante un par de horas y, sobre todo, conocer cómo el tiempo puede crear entre dos hombres totalmente diferentes un vínculo inseparable; la amistad y el respeto recíproco.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.