Obsceno chantaje

De “obsceno chantaje” que “calcina la democracia” califica Alfonso Guerra, con toda la razón del mundo, la esperpéntica figura del ‘relator’ que el Gobierno de Sánchez se ha inventado como sucedáneo del indecente ‘mediador internacional’ que exigen los secesionistas, y que ha obligado a Carmen Calvo a esforzarse en explicarlo sin éxito —para que todos pudiéramos entender de qué se trataba o, mejor dicho, de que no se trataba—, pues es difícil de entender en democracia semejantes mediadores ya que es el entramado institucional, democráticamente establecido, el cauce adecuado para profundizar en cualquier diálogo con luz y taquígrafos, en vez de hacerlo en la sombra con nocturnidad y alevosía. Y añade además el ex Vicepresidente del Gobierno que “nunca, nunca en la transición necesitamos un relator”, preguntándose “los que han negociado tamaño desatino ¿con qué países equiparan a España? ¿con Yemen del Sur, con Burkina Faso…?” mientras el ex Presidente Felipe González asegura que el diálogo ha de ser en el Parlament y acusa al Presidente Sánchez de “degradar las instituciones” y la democracia, sumándose así a barones, ex ministros y miembros del Gobierno que reniegan de este mediador inadecuado, que incendia al mismísimo PSOE y moviliza a la oposición, ante el espurio objetivo antidemocrático de complacer a los separatistas a cambio de su apoyo a los Presupuestos, dando argumentos convincentes para que PP, Cs y Vox decidan movilizarse en la calle para ‘echar a Sánchez’ y convoquen una manifestación en Madrid pidiendo elecciones lo antes posible, tal como prometió Sánchez en el debate de moción de censura, y contra la ‘humillación permanente’ del Gobierno, con el lema «por una España unida, elecciones ya», mientras algunos barones socialistas, como Page, exigen un debate interno, o como Lambán, avisan de que aprobar un Presupuesto no puede “cuestionar la unidad de España”, en tanto que el Presidente del Gobierno, en busca de una nueva foto propagandística, programaba como único acto del día en Moncloa recibir a la selección femenina de fútbol sub-21, campeona en el Mundial de Uruguay.

O el Gobierno accede a apoyar el inexistente derecho de autodeterminación y a impedir que se aplique la justicia a los delincuentes secesionistas o se rompe la baraja y la negociación

Los barones socialistas se revuelven ya que, aunque no lo entienda el Gobierno de Sánchez, ‘la soberanía nacional está por encima’ de cualquier otra consideración, y, para colmo, Elsa Artadi, portavoz del Govern secesionista, acusa a Carmen Calvo de “mentir” durante su inútil explicación edulcorada sobre el ‘relator’ de marras, diciendo que la Vicepresidenta ha aceptado “hasta tres veces en privado” la creación de una Mesa de partidos estatales, y le deja bien claro que “si el diálogo no se basa en el derecho a la autodeterminación y en poner fin a la represión, no hay espacio posible” y que “el relator es para la mesa de partidos de España y para tratar la autodeterminación”. Ya ven, más claro, el agua: o el Gobierno accede a apoyar el inexistente derecho de autodeterminación y a impedir que se aplique la justicia a los delincuentes secesionistas —dos asuntos que, en todo caso, no dependen de ningún Gobierno democrático— o se rompe la baraja y la negociación. Una encerrona al Gobierno de Sánchez, quien paradójicamente reivindica a España como “democracia plena” en su visita al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo, mientras se sienta a negociar con los maestros del chantaje secesionista, y Moncloa desoye las críticas de los barones y les recuerda que fueron “derrotados en las primarias”, creyendo que la movilización de “las derechas” les beneficia para negociar con ERC y PDeCat y salvar los Presupuestos, es decir, el balón de oxígeno que permita a Sánchez mantenerse en el poder a trancas y barrancas, en tanto que cualificados socialistas del PSOE —del auténtico PSOE y no de este nuevo PSOE irresponsable—, como es Felipe González, tiene bien claro que “se está degradando institucionalmente el Parlamento”, es decir, el pilar fundamental de la democracia.

Entretanto, como parte esencial de tan obsceno chantaje, el PDeCat se suma a ERC y anuncia una enmienda a la totalidad del Presupuesto para poner más aún en evidencia y entre las cuerdas a este irresponsable Gobierno, manteniendo el veto al proyecto pese al escandaloso diálogo a escondidas, sin reparar en destapar el pacto de la “‘mesa de autodeterminación’, asegurando ERC que los partidos “primero llegarán al acuerdo y luego irán a las instituciones para los cambios legales”, revelando que Calvo se comprometió en privado “tres veces” a que partidos como PNV o Podemos se sumarán, con lo que la exigua y variopinta mayoría parlamentaria de populistas, nacionalistas y secesionistas, que posibilitó el éxito de la censura a Rajoy, apostaría por consolidar tan trascendental cambio legal cuando es notorio que para ello se requiere, en todo caso, mayorías muy cualificadas en las Cortes Generales, con lo que sencillamente la apuesta es para mantener vivo el proyecto antidemocrático de los totalitarios secesionistas catalanes… y, de paso, el de otros nacionalismos radicales. No obstante la derecha ultranacionalista del PDeCat, tras registrar su enmienda a la totalidad a los Presupuestos, se permitiría dejar sobrevivir al Gobierno de Sánchez y anuncia que “si hay avances” la retirará, en tanto que Artadi acusa a Borrell, en visita a Uruguay para participar en el foro sobre la crisis venezolana, de “mentir sobre Cataluña” y de “alinearse con las tesis de Cs, PP y Vox”, el nuevo mantra para descalificar cualquier propuesta de la derecha por democrática o interesante que ésta pueda ser y como si PNV o PDeCat fueran progresistas de izquierdas de toda la vida.

Sánchez es incapaz de asumir con absoluta convicción su delicada situación y no desenmascara con contundencia el “obsceno chantaje” al que voluntariamente está siendo sometido por el secesionismo

Y al final, en medio de tanto despropósito e irresponsabilidad demagógica de unos y otros, el Gobierno de Sánchez se ve obligado a echar el freno, al menos momentáneo, y rectifica una vez más, con lo que, como en otros tantos asuntos, acertará finalmente si es capaz de mantener su nueva apuesta, aunque lamentablemente ya casi nadie se fía de sus bandazos. En efecto, ante el clamor social y del propio PSOE, Sánchez, por fin, congela la indecente y humillante negociación con los separatistas por su rechazo a garantizarle los Presupuestos y, ante el aluvión de críticas internas y de la oposición, declara roto el diálogo tras el rechazo de ERC y PDeCat a su plan y el mantenimiento del veto a los Presupuestos en el Congreso, siendo así el último en enterarse de la tomadura de pelo al que le tiene sometido el totalitarismo secesionista. Pero, a pesar de todo, Sánchez es incapaz de asumir con absoluta convicción su delicada situación y no desenmascara con contundencia el “obsceno chantaje” al que voluntariamente está siendo sometido por el secesionismo, al que, incomprensiblemente, les da un ultimátum trasladándole una oferta final para establecer una mesa nacional de partidos y nombrar un “relator”, por más que el independentismo le exija hablar de un ilegal referéndum para retirar su veto a las cuentas. Es incomprensible que el Gobierno se sorprenda ahora de que la Generalitat le pida la ilegal autodeterminación, lo que le viene exigiendo desde el minuto cero de la negociación y todos se lo vienen avisando, por lo que se sospecha que se trata de un cambio de estrategia simulando romper con Torra para desactivar la manifestación convocada por la oposición y además para calmar las críticas internas de un PSOE claramente dividido y desnortado, aunque rendirse ante semejante obsceno chantaje aceptando los puntos de Pedralbes supondría crear una “mesa de partidos de ámbito estatal y catalán”, que excluiría a las Cortes y especialmente al Senado con mayoría absoluta del PP; nombrar “una persona que creará las condiciones y dará fe de los acuerdos”, es decir, un mediador, eufemísticamente llamado “relator”, que declararía al Estado en quiebra; y constatar que “los gobiernos de España y Cataluña afirman la existencia de un conflicto” que asumiría como lícita la violencia de los CDR. No en vano, ante semejante obsceno chantaje, Manuel Valls, candidato a la Alcaldía de Barcelona, manifiesta “espero que figuras socialistas importantes apoyen la manifestación”, pues “sacar el diálogo del Parlament es un peligro para la democracia y una degradación para las instituciones”, mientras pide “otra manifestación en Barcelona para responder a la presión que los separatistas ejercen sobre los jueces”……y es que en su otro país, Francia, donde ha sido ya Primer Ministro, todas estas afrentas al Estado que suceden en España son totalmente impensables y, en caso de intentarse, serían sofocadas inmediatamente.

La juez libera a Zaplana tras bloquearle 6’3 millones y dice que nunca le puso en peligro al no impedirle “ningún tipo de tratamiento” mientras el ex ministro afirma que jamás cobró “comisiones o sobornos”

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la pugna entre Iglesias y Errejón fractura Podemos en nueve municipios de la Comunidad de Madrid; que a 288 pisos públicos se presentan 30.000 aspirantes y el Ayuntamiento madrileño adecuará el alquiler a la situación de las familias; que España está a la cola de Europa en atraer a docentes extranjeros a la Universidad; que la escalada verbal de Casado genera inquietud en sectores del PP más escorados hacia el centro; que en partido de ida de semifinales de la Copa del Rey de fútbol Barça y Madrid empatan, 1-1, en el Camp Nou, mientras Betis-Valencia quedan 2-2 en Sevilla; que la juez libera a Zaplana tras bloquearle 6’3 millones y dice que nunca le puso en peligro al no impedirle “ningún tipo de tratamiento” mientras el ex ministro afirma que jamás cobró “comisiones o sobornos”; que Día lleva a Fiscalía a ex directivos por falsear las cuentas y anuncia un ERE de 2.100 despidos tras presentar unos resultados con 352 millones de pérdidas; que un choque de trenes de Cercanías en Barcelona, el segundo mortal en menos de tres meses en la misma línea, deja un muerto y más de cien heridos; que en Alcalá de Henares un sujeto descuartiza a su novia y la guarda quince meses en una nevera; que la Ciencia se libera de la intervención previa de Hacienda pues el Consejo de Ministros aprueba volver a una fiscalización de gastos a posteriori; y que el Tribunal de Cuentas desvela un despilfarro en el AVE, pues 13 estaciones costaron 7.600 millones de más, ya que sobre un coste inicial de 4.101 millones se pasó a 11.738, al extremo de que el trayecto de La Sagrera de Barcelona tiene un desvío nada menos que del 547%.

Y del exterior cabe destacar que el veto de la UE a la superfusión de Alstom y Siemens indigna a Berlín y París; que el brasileño Lula es condenado a otros doce años de cárcel por un segundo caso de corrupción; que Putin endurece la represión del activismo y la disidencia; que el Ejército de Maduro cierra el paso al convoy de ayuda humanitaria, generando tensión en la frontera con Colombia, mientras la UE inicia la misión por el diálogo en Venezuela sin claros apoyos al darse diferencias entre los países miembros, en tanto que el chavismo amenaza a Guaidó diciéndole “usted no ha escuchado el silbido de una bala cerca”; y que las tensiones sociales y políticas lastran la economía europea, donde Italia y Francia se enfrentan en su peor crisis diplomática de las últimas décadas, al extremo de que Macron llama a consultas a su embajador tras la reunión de Di Maio con “chalecos amarillos”.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.