Almas Gemelas – PETIT COMITÉ

La vida está llena de proyectos que solo son posibles cuando uno se topa con un alma gemela.  Durante años he pensado que las cosas, como la música, no siempre eran armónicas. Durante años, para ser exactos estos últimos diez, he pensado que la melodía que iba a protagonizar la existencia de todos no era precisamente de una simple tonalidad, ni mucho menos, pero además podía parecerse más a un tempestuoso mar que a un alegre adagio tenue y veloz, lleno de magia… casi un ‘alegro’ alegórico de los que Vivaldi pintaba en acordes de eterna sonoridad.

Incluso a ratos, me recordaba a los pasos de una dramática sonata templada por la luz de acordes serenos o ciertas incursiones de una voz que te hacía volar.  Pero lo que nunca ha dejado de parecerme es MÚSICA, acordes de belleza incalculable hasta en la peor de las tempestades, de los agujeros o de las crisis arrasadoras. Y siempre, con la esperanza de que encontrar con quién y dónde, y a veces cuándo, era lo más importante para poder crear cosas. Esas cosas que solo se generan cuando la emoción te hace quedarte sin dormir, cuando no hay hambre, cuando no hay dolor, cuando todo se tambalea al son de ese ritmo que tira de ti hacia el infinito. Como la subida de una orquesta —fantástica por cierto la Sinfónica de Alicante, ADDA Sinfónica, fastuosa…—

Cuando en esa sintonía que eleva ejércitos, hace nubes de colores o florea hasta el campo de margaritas más común… haciéndolo parecer una pradera de amapolas rojas y destelleantes… todo eso y más, supone encontrar el alma gemela, el perfecto anfitrión de tus proyectos y la columna de tus sueños… y así es como se pueden emprender los retos del futuro sin miedo, con coraje, con aguerrida fuerza como los Conquistadores de los Mundos, y los viajeros, aventureros y descubridores. Por eso, y desde luego con la gran recomendación de que este enero no dejéis de ver la mejor película sobre almas, esperanzas, desencuentros y grandilocuencias, no exentas de razón y de destrucción y reconstrucción de mitos —Paolo Sorrentino me vuelve a dejar sin palabras— Silvio y los Otros; con todo eso os voy a hablar de dos parejas que son ALMAS GEMELAS, de las que han salido dos grandes enseñanzas.

El Nou Embolic es innovador proyecto gastronómico con una preciosidad de sala, de interiorismo sencillo, chic y con toques anglosajones de bistró contemporáneo, muy ‘cuqui’

La primera es el dúo creativo de Eva Belmonte y Minerva Candela , que acaban de abrir el proyecto gastronómico novísimo de Alicante, NOU EMBOLIC. Una preciosidad de sala, de interiorismo sencillo, chic y con toques anglosajones de bistró contemporáneo, muy ‘cuqui’ como lo han descrito muchos y muchas… cool, cude, intimista y sobre todo ‘embolic’, por su eclecticismo permanente en platos, ánimos, aromas, sabores y esencia… Desde las 7 y media de la mañana estas chicas nos van a ofrecer de desayunar, comer, merendar, cenar y yo que sé… hasta la 1 de la madrugada todos los días, de lunes a lunes, como la canción ‘De sol a sol’. Y sobre todo con precios y filosofía para todos los bolsillos, porque están al día y son conscientes de que comer fuera y divertirse tiene que ser apto para todas las economías y tiene que dejarte poder ser feliz sin un infarto en la tarjeta, vaya…

Quiero dedicar en un momento delicado de la involución legislativa de derechos y debates absurdos, la libertad, la divina libertad, para defender lo que realmente debe ser justo en una sociedad que dice amar la vida y a los niños

El mismo infarto que le dio a mi querido Juan Miguel Pérez Díaz el día que vio la carita de su preciosa hija, lo mejor de su vida. Este buen doctor, el lujo mejor que he conocido humana y profesionalmente, al que le debo mirarme al espejo cada año y seguirme viendo divina, la verdad…, es además de solidario —su iniciativa para que se pueda curar gratis total a enfermos de accidentes y procesos duros de enfermedad en la estética integral reparadora es un DIEZ— UN TIPO ESPECTACULAR Y PADRE INCREÍBLE. Un ejemplo para otra alma gemela, su HIJA ATENEA. Él, como digo, hoy protagoniza esta columna porque en los tiempos que corren toca defender ideológicamente los ataques de almas absurdas que atacan la modernidad y la vida sin justificación moralmente normal. La Gestación Subrogada está estas semanas de moda, porque es el último grito de guerra de un colectivo de mujeres y hombres que no quieren renunciar a ser madres y padres por nada de nada, frente a una serie de involucionistas y radicales, de mujeres que a mi no me representan en nada —ni a muchas que llevamos años luchando por los derechos femeninos con trabajo y esfuerzo y sin regalos políticos de nadie— y que, amparados en un falso feminismo, intentan evitar la felicidad y la belleza de un nuevo ser vivo en la Tierra. Las almas gemelas que forman Juan Miguel y Atenea jamás habría sido posible con estas tonterías que tratan de impedir algo que es normal y auténtico. Por eso, hoy más que nunca, quiero dedicar en un momento delicado de la involución legislativa de derechos y debates absurdos, la libertad, la divina libertad, para defender lo que realmente debe ser justo en una sociedad que dice amar la vida y a los niños.

Feliz Finde chicos

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.