Año pasado, año superado

Se acerca ya ese periodo navideño lleno de felicitaciones y deseos futuros, a veces con un sesgo de hipocresía y con una velada tregua de amor, solidaridad y paz, a veces un quedar bien.

El año termina, un año que empezó con deseos de mayor riqueza y trabajo para sus ciudadanos de mi Alicante, termina como comenzó, sin pena ni gloria, como un dicho aplicable  en nuestro discurso de Navidad de la Federación de Autónomos y Emprendedores de la Comunidad Valenciana (FAESCV) que llevamos diciendo desde el aciago año de 2008. «AÑO PASADO, AÑO SUPERADO».

Este año a diferencia con años anteriores, los niveles de incertidumbre económica han crecido, los niveles de crecimiento se ralentizan, las diferencias entre la macroeconomía y la microeconomía se acentúan más si cabe, crecemos en empleo en esta provincia –22.000 trabajadores y 4.000 autónomos más– pero a su vez  aumenta la temporalidad y la precariedad laboral, tenemos la amenaza de la inteligencia artificial en un mundo globalizado en cuanto a la automatización de los puestos de trabajo… Nos encontramos en el punto de inflexión de crecimiento o de una desaceleración.

No estamos preparados en la situación actual de desequilibrio con altas cuotas de desempleo y pobreza, sería una auténtica catástrofe que no supiéramos revertir esta situación complicada

Como creo firmemente que no hemos aprendido de los errores y de la crisis pasada que ha durado más que las plagas egipcias y que tampoco corresponde al sueño de “vi siete vacas gordas y después aparecieron siete vacas flacas que se comieron a las gordas”, las personas siempre tienden a maximizar los beneficios en detrimento de las personas. No estamos preparados en la situación actual de desequilibrio –El pequeño porcentaje de ricos acumula  el 82% de la riqueza global–,  con altas cuotas de desempleo y pobreza, sería una auténtica catástrofe que no supiéramos revertir esta situación complicada. ¿No hemos aprendido de la crisis pasada? ¿Será porque el pueblo no quiere aprender? ¿O es que los “maestros” –políticos, técnicos, administradores…– no quieren enseñarnos? El pueblo ignorante es más fácil de dirigir.

Creemos un futuro para nuestras próximas generaciones, en un entorno agradable, siendo  nuestro deseo el de la solidaridad y trabajo para todos con más igualdad

Ahora sí, intentemos crear una economía colaborativa buscando el bien común y minimizando las desigualdades de las personas. Creemos un futuro para nuestras próximas generaciones, en un entorno agradable, siendo  nuestro deseo el de la solidaridad y trabajo para todos con más igualdad.

Así esperamos que sea para todos, un año 2019 esperanzador y próspero.

Feliz Navidad a todos

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.