Dios nació junto al mar – PETIT COMITÉ

Un precioso día de 1964 en la misma noche de Nochebuena, la tarde para ser exactos, ¡llego la luz a Tabarca! No solo la luz de la noche más mágica y bella del año en este calendario cristiano que hemos heredado en Occidente –y del que sea de paso, me siento orgullosa…– sino la luz de los cables. Esa luz que va por energía, y que descubrió Thomas Edison, dio lugar a un precioso reportaje escrito en aquel año en LA VERDAD –hoy extinta su edición en Alicante…– a cargo del entonces famoso periodista  José Luis Blanco Zamora y el fotógrafo Ángel García Nieto. El periodista había pensado una y otra vez que las Nochebuenas se debían pasar en casa. Era algo que había oído tantas veces de pequeño que había llegado a defenderlo casi como un dogma. Sin embargo, por esta vez las convicciones se quedarían sin poderlas llevar a la práctica. La gente espera el último toque para acudir a la «Misa de gallo». “Mientras tanto los mozos y mozas de Tabarca se han reunido, cada grupo por separado, para celebrar la cena de Nochebuena. Las chicas llenan la isla con panderos y villancicos mientras saltan y bailan. Hay huevos y pollo en el menú. Los chicos, más silenciosos, están alrededor de un gran plato de morena pescada por ellos, que un viejo cocinero de barco ha preparado a conciencia” ; “La Guardia Civil, al frente de su cabo, llega bien abrigaba y torea a la brisa, que ha refrescado un mucho, con el largo capote verde claro. La campana de la iglesia —sirena de este barco amarrado al muelle de los acantilados y murallas— llama a los isleños a la misa”, reza el periodista… Este relato es maravilloso y lo recomiendo esta Nochebuena, está donde entre regalos y oropeles, ultima tecnología y mucho dime y direte, lo poco de lo que no hablamos es de la vida misma y de la gran energía que tiene la Navidad en nuestras vidas. La Luna Llena y un gran eclipse vendrá en esta Noche de llegada del niño Jesús y mientras la iglesia se llena en la Misa del Gallo, la isla alberga las esperanzas de seguir siendo única, ahora que da la vuelta al mundo con Adán Aliaga en Fishbone, su gran película que ya está siendo premiada por todo el mundo sobre Tabarca. “La adoración del Niño Dios. Hombres y mujeres llegan con devoción hasta el altar. La Guardia Civil, que hace la vigilancia de la isla. Aquí, donde la convivencia tiene rasgos muy peculiares, donde no se pagan impuestos —ni hay donde pagarlos—, donde las ramas más íntimas de la familia se desgajan sangrantes por el vendaval de la necesidad, la fe en Dios, que acaba de nacer como hombre, es más robusta y necesaria. Y, por ello, el corazón más limpio. Lo último. El pobre cementerio de Tabarca. Dos o tres nuevos inquilinos tan sólo al año. Cada vez menos gente. Nacen aquí, pero se van a morir —y buscar la vida— lejos. El mar, el eterno compañero, rodea las tumbas. Dicen que todo esto se va a transformar. ¡Qué extrañeza de siglos si llega a realizarse!”, reza el artículo de una bellísima prosa que últimamente se echa en falta en los habituales del periodismo militante de diarios y magazines varios…

Os recomiendo que os compréis o veáis o bajéis de internet el ultimo numero de la revista WOMAN, donde he de resaltar el trabajo de mi oficina, por eso de que alguna vez tengo que decir lo orgullosa que estoy de los míos

Así que hoy, he pensado que en el finde de Nochebuena y Navidad es conveniente saber que DIOS nació al lado del MAR también y con algo muy importante debajo del brazo, y no es un regalo de AMAZON ni el bolso de la marca, ni un perfume de DIOR o de GUCCI, o el cochazo de turno, para los más avezados en “dineros varios”, sino un mensaje de alegría colectiva que se practica solo cuando se es capaz de AMAR y compartir con los demás siquiera una sonrisa, que es baratita pero últimamente escasea mucho. Por último y para despedir este puente ultimo antes de  final de año, os recomiendo que os compréis o veáis o bajéis de internet el ultimo numero de la revista WOMAN, donde he de resaltar el trabajo de mi oficina, por eso de que alguna vez tengo que decir lo orgullosa que estoy de los míos hasta en esta columna. Un pedazo de reportaje donde destacamos el cava alicantino PURED 613 –un escándalo de granada que podéis comprar en TURRONES ESPÍ, que también sale, como no…–. Que ayudéis todo lo que podáis al Aula de la Mujer del Colegio el Valle que dirigen Begoña Méndez y Lola Peña, un Premiere Bulle rose que en España representa mi querida Verónica, que disfrutéis mucho del ADDA que estrena un concierto de Navidad brutal y mucho más con PILAR JURADO en días, que admiréis, porque difícilmente lo podemos comprar ningún humano normal el SPANO GTA, que es brutal y estaá para verlo y mucho en Crown Gallery Motors, donde de paso si puedes comprar y toquetear Ferrari, Maseratti etc.., y si te apetece el fin de año mas lustroso irte a pasarlo al GRAND LUXOR HOTEL pegadito a Terra Mítica y disfrutar de su spa y su vida aparte del mundo entre montañas mirando al mar y la bahía de Benidorm con el mejor skiline de estos lares… y si quieres lucir joyas de escándalo, Alessandra Lapeschi.

Feliz Navidad y que la luz de esta magia que da Dios todavía os acompañe, que toca.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.