Caminante son tus huellas el camino, y nada más

Juan Ravello Mas con FALDÓNEsta frase del famoso poema de Antonio Machado “Caminante no hay camino” que forma parte del “Proverbios y Cantares” del libro Campos de Castilla, refleja a la perfección la impronta que está dejando la acción socialista de desgobierno en forma de incumplimientos de palabra y pago de peajes a los populistas, nacionalistas e independentistas que hicieron posible la investidura de Pedro Sánchez como presidente del gobierno.

Y es que, como bien afirma el poeta, Caminante son tus huellas el camino y nada más, caminante no hay camino se hace camino al andar. Y el camino que está andando y la huella que está marcando e imprimiendo el nuevo gobierno socialista en la historia democrática de nuestro país están repletos de ejemplos de lo que, por el bien de España, nunca hay que hacer.

El gobierno socialista y Pedro Sánchez nos ha mentido descaradamente a todos los españoles

Porque, en primer lugar, ¿se acuerdan cuando los socialistas decían del PP que España no merecía un gobierno que mintiera?, pues bien el gobierno socialista y Pedro Sánchez nos ha mentido descaradamente a todos los españoles. En primer lugar mintieron cuando el propio Pedro Sánchez, en rueda de prensa celebrada el día 25 de mayo tras la presentación de la moción de censura contra Mariano Rajoy, Adriana Lastra o el actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos, afirmaron que la intención del gobierno socialista era convocar elecciones generales cuanto antes tras el triunfo de la moción de censura contra Mariano Rajoy y que no tenían intención alguna de agotar la legislatura. Una mentira, que como todas las mentiras tiene las piernas muy cortas, y que fue puesta al descubierto cuando Pedro Sánchez manifestó en la entrevista concedida a TVE el pasado día 18 de junio su intención de agotar los dos años que quedan de legislatura afirmando que “aspiro a agotar la legislatura y convocar elecciones en 2020”. Todo ello, por cierto, después de afirmar el propio Pedro Sánchez en octubre de 2015 lo siguiente: “Yo no estoy dispuesto a gobernar a cualquier precio, no voy a ser presidente del Gobierno a cualquier precio. Si el PSOE no gana las elecciones no habrá un gobierno socialista porque atajos no valen”.

Pedro Sánchez y el PSOE en ningún momento han querido el acuerdo y el consenso con el gobierno del Partido Popular para aprobar el nuevo modelo de financiación de las autonomías

Y una mentira nos lleva a otra, esta vez relacionada con el sistema de financiación autonómica. Porque ¿se acuerdan Vds. cuando el propio Pedro Sánchez y todos los presidentes autonómicos del PSOE reclamaban al gobierno de Mariano Rajoy la aprobación de un nuevo modelo de financiación autonómica porque el actual era injusto e infrafinanciaba a muchas comunidades autónomas entre ellas a la Comunidad Valenciana?. Un sistema de financiación autonómica, el actual, que por cierto fue pactado por José Luis Rodríguez Zapatero y Artur Mas y aprobado por el PSOE con el voto en contra del Partido Popular. Bien, pues ahora resulta que después de que el comité de expertos encargado de analizar los diferentes modelos y posibilidades de financiación del sistema haya finalizado su trabajo, que la revisión del cambio de modelo esté muy avanzado como reconocen todos los presidentes autonómicos y después de que incluso Mariano Rajoy trasladara a Susana Díaz, presidente de Andalucía, y a Javier Lamban, presidente de Aragón, los pasados días 18 y 19 de abril, su intención de convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera para cerrar un acuerdo entre el Gobierno y las comunidades autónomas sobre el nuevo modelo de financiación autonómica, precedida de una ronda de contactos del, por entones, ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, para exponer los contenidos del nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas, ahora llega Pedro Sánchez y dice que, con dos años todavía de legislatura por delante, no hay tiempo para abordar y aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica, que él mismo había reclamado junto al resto de barones y presidentes autonómicos socialistas. ¿Qué es lo que ha cambiado?, pues lo que ha cambiado es que Pedro Sánchez y el PSOE en ningún momento han querido el acuerdo y el consenso con el gobierno del Partido Popular para aprobar el nuevo modelo de financiación de las autonomías, en ningún momento les ha importado los servicios públicos que prestan estas tales como educación, sanidad, servicios sociales o dependencia, los ciudadanos a los que se les presta ni el interés general, sino simplemente, a través de la demagogia y la mentira, intentar desgastar al gobierno del Partido Popular. Y si no es así, ¿Por qué no exigen Susana Díaz y Javier Lamban a Pedro Sánchez la inmediata reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que habían acordado con Mariano Rajoy para abordar la renovación del sistema de financiación autonómica?, ¿Por qué Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, no exige a Pedro Sánchez la aprobación y puesta en marcha del nuevo modelo de financiación autonómica, tal y como se lo exigía a Mariano Rajoy, bajo el argumento de que con el actual sistema la Comunidad Valenciana estaba infrafinanciada en 1300 millones de euros anuales?, ¿es que lo que valía para Mariano Rajoy ya no vale para Pedro Sánchez?. En fin, que tal y como he indicado más arriba, la mentira y más en política, tiene las piernas muy cortas.

El socialista Jorge Rodríguez aún no ha dimitido como alcalde de Onteniente y ni ha sido cesado como presidente de la Diputación de Valencia

Y otra gran mentira tiene que ver con la excusa de la regeneración democrática y la necesidad de echar a un partido político corrupto, según Pedro Sánchez y sus aliados, el Partido Popular, de las instituciones como motivos para la presentación de la moción de censura que convirtió a Pedro Sánchez en presidente del gobierno. Porque ahora resulta que si no se consigue levantar la “hipoteca reputacional”, en palabras del presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig, de la corrupción que afecta a la Comunidad Valenciana ya no es por los casos de corrupción que afectan al Partido Popular, sino por los casos de corrupción, si he dicho de corrupción, que afectan al PSOE y a su socio de Compromís. Casos de corrupción como el que presuntamente afecta al presidente de la Diputación de Valencia, alcalde de Onteniente y hasta hace muy pocos días portavoz de la ejecutiva regional del PSPV-PSOE, por prevaricación y malversación de caudales públicos en la contratación, supuestamente ilegal, de  una decena de altos directivos repartidos a dedo entre militantes del PSOE y Compromís, socios de gobierno en la Diputación Provincial de Valencia en la empresa pública Divaleterra, perteneciente a dicho organismo provincial. Un caso de presunta corrupción, en el que además la UDEF está investigando el posible desvío al PSOE y a Compromís de una parte de los 57 millones de euros gastados en sueldos durante estos años a través de los citados contratos, que y atención a este dato, parece que arrancaría en el año 2015, es decir, en el mismo año en el que los socialistas alcanzan el gobierno de la Generalitat Valenciana y de la Diputación Provincial de Valencia, es decir nada más llegar ¡¡vaya record!!, y por los que el socialista Jorge Rodríguez aún no ha dimitido como alcalde de Onteniente y ni ha sido cesado como presidente de la Diputación de Valencia.

Y porque ahora resulta, que tal y como publica el diario El Mundo en su edición del domingo 1 de julio, la fiscalía anticorrupción ha detectado un presunto caso de financiación ilegal del PSOE de Estepona en la campaña para las elecciones municipales del año 2007, que presuntamente fue abonada con “mordidas” a empresas vinculadas al consistorio, cobros de comisiones, trato de favor y sobornos, dentro de la investigación denominada caso Astapa, por el que la fiscalía anticorrupción solicita la condena de 51 procesados, entre ellos del ex alcalde socialista de la localidad Antonio Barrientos, del ex teniente de alcalde de la localidad, de ex cargos municipales socialistas así como de miembros de su socio de gobierno por entonces el Partido Estepona. Toda una trama, que según la fiscalía anticorrupción y tal y como cita el diario El Mundo, incluye “delitos de malversación, fraude, falsedad, cohecho y tráfico de influencias, forzando a empresas adjudicatarias de servicios o contratos municipales a abonar deudas del propio ayuntamiento y gastos electorales del PSOE”, y  que sigue afirmando la fiscalía provocó que “prácticamente todos los gastos generados por la campaña electoral de aquel año fueron sufragados, directa o indirectamente, por empresas. Y lo hicieron como condición para obtener luego contratos con el Consistorio”. Y luego Pedro Sánchez y el Partido Socialista van dando lecciones de honradez, honestidad y regeneración democrática, ¡¡Vaya tela!!

El gobierno de Pedro Sánchez pretende otorgar el control político de la radio –televisión pública y de sus trabajadores a sus socios populistas de Podemos

En segundo lugar, porque el gobierno de Pedro Sánchez, que tanto criticaba al Partido Popular por la, según ellos, impresentable manipulación informativa de la RTVE, ahora pretende otorgar el control político de la radio –televisión pública y de sus trabajadores a sus socios populistas de Podemos. Y lo hace, mediante la aprobación de un real decreto y saltándose el acuerdo del parlamento y el procedimiento establecido por el parlamento para renovar a los miembros, incluido su presidente, del Consejo de RTVE mediante un concurso público a través de la ley 5/2017 y cuyo sistema de  convocatoria estaba siendo negociado por los diferentes grupos políticos. Unos hechos, que unidos a la evidente politización y podemización a la que querían abocar a RTVE mediante la posible elección, ya veremos cómo se desarrollan los acontecimientos esta semana, de Andrés Gil como presidente del ente público, ha provocado en contra de la afirmación de la portavoz del Gobierno Isabel Celaá de que los viernes negros en Televisión Española habían terminado con la llegada del Partido Socialista al poder, un nuevo viernes negro y una nueva protesta de los trabajadores de RTVE. Protesta y rechazo a esta actuación del PSOE y Podemos puesta de manifiesto por el presidente del Consejo de Informativos de TVE, Alejandro Caballero, quien ha reivindicado una televisión pública “de todos, no de una parte”, o por diferentes profesionales y asociaciones de trabajadores de TVE expuestas en twitter por periodistas de TVE como Carlos Franganillo quien afirma “Más de lo mismo. Partidismo y decreto. Algunos de los que ayer criticaban ahora aplaudirán…y así, hasta la próxima”, como Anna Bosch quien escribe “¿Era mucho pedir que el aperitivo, esta interinidad, lo encarnara alguien del sector audiovisual y menos identificable ideológicamente?. Por generar un poco de confianza. ¿No hay nadie?. Entre todos la mataron y ella solo se murió. ¿Es eso lo que están buscando polític@s y palmer@s pasados y presentes?, como Miriam Herránz quien afirma “10 semanas después de vestir de negro para despolitizar la cúpula de RTVE, PSOE y Podemos eligen de presidente al jefe de política del diario digital más importante de la izquierda”, como Almudena Ariza, quien escribe “señor@s de PSOE y Podemos. Ahora, va por ustedes. Queremos una RTVE despolitizada y profesional. Esto no es un intercambio de cromos…no es un juego”, como Lorenzo Milá quien escribe en su cuenta de twitter “Da mucho bochorno. Basta basta basta. En la empresa hay profesionales preparadísimos/as para dirigirla. Siempre que les dejen hacerlo”, como Lucía Méndez que señala “Igual no sería mala idea buscar al presidente de RTVE entre los profesionales de RTVE. Hay bastantes que podrían ocupar el puesto. La pelea PSOE-Podemos por controlar la RTVE da un poco de bochorno. ¿No se trataba de despolitizar?, como Xabier Fortes que denuncia “Camino de TVE-Santiago otro#viernesnegrotve. No se trata de cambiar cromos entre partidos, sino de creerse que la apuesta es por la independencia y la pluralidad en los informativos. Me veo de negro hasta jubilarme. Por fortuna va quedando poco”, como Paco Grande que destaca “Acaba de ser nombrado un nuevo presidente de @rtve sin experiencia en tele ni radio ni en gestión de una corporación pública. Más de lo mismo. Decepción. Hasta ahora jefe de la sección de política de El Diario. Los políticos siempre a lo suyo”,  o como Mavi Doñate quien escribe “Desde Pekín de #viernesnegro10 porque apostamos por una tele de todos, para todos, despolitizada y que no sea moneda de cambio de ningún partido político. Y porque los profesionales de @rtve creemos en ello”.  Un intento descarado de politización de RTVE por parte del PSOE y de sus socios populistas de izquierda de Podemos, que también ha sido criticado por el colectivo Mujeres RTVE que afirma que “Nos negamos a que RTVE siga siendo objeto de un intercambio de cromos y un juguete político. Arranca #viernesnegro10 con un mensaje muy claro. RTVE ni es un juego ni una moneda de cambio. La queremos despolitizada, la queremos profesional, la queremos #detodoxydenadie. ¡Tanto cuesta entenderlo!” por las secciones sindicales de UGT y CC.OO. quienes denuncian que “no se hayan buscado profesionales de la casa para la presidencia del grupo sino que se han negociado nombres de periodistas con un marcado posicionamiento político. Cambiar de cantera mediática no va a contribuir a la despolitización de RTVE, tan necesaria para su futuro democrático y empresarial”, y por el comité de informativos de TVE que denuncia en su cuenta de twitter que “Ya es #viernesNegro10 y los trabajadores de RTVE seguimos vistiendo de negro porque queremos una RTVE plural, imparcial e independiente y seguiremos de negro porque queremos ser #DeTodxsYdeNadie”. Y como corolario a toda esta polémica, unas declaraciones realizadas por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pronunciadas el pasado jueves 28 de junio en el programa “En la frontera” de Público TV dirigido y presentado por Juan Carlos Monedero, “Los medios de comunicación son los mejores y más importantes instrumentos de politización. Lo he dicho siempre y ahora como secretario general de un partido lo sigo afirmando: la gente no milita en los partidos, sino que milita en los medios de comunicación”. Una entrevista que el líder de Podemos concluyó afirmando, tal y como publica OKdiario, que cuando comenzó  con el programa “La Tuerka”, descubrió que su “vocación” de “intervenir” en la sociedad “tenía que ver con la tecnología de la información y las comunicaciones”. Como diría el clásico, sin comentarios.

Y en tercer lugar, porque el gobierno de Pedro Sánchez está pagando el precio por el apoyo político a la moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy de Bildu y el PNV con el acercamiento de los presos de ETA  al País Vasco y las progresiones de grado de los mismos a costa de la memoria, la dignidad y la justicia que merecen las víctimas del terrorismo y la sociedad española en su conjunto.

A este posible cambio en la política penitenciaria relacionada con los presos etarras se une la petición del PNV, apoyada por el PSE y Bildu, de la trasferencia de las competencias penitenciarias al País Vasco

Y esto es así, porque tal y como ha reconocido el propio gobierno, se va a iniciar un replanteamiento de la política penitenciaria que se está llevando a cabo con los presos etarras con un progresivo acercamiento de presos al País Vasco, una nueva posición política resaltada por Mikel Segovia, nuevo delegado del Gobierno en el País Vasco quien ha afirmado que “acercar presos de ETA es una cuestión de Estado”. Además se da la circunstancia de que a este posible cambio en la política penitenciaria relacionada con los presos etarras se une la petición del PNV, apoyada por el PSE y Bildu, de la trasferencia de las competencias penitenciarias al País Vasco y la defensa por parte de dichos partidos de la posible concesión de progresiones de grados, beneficios penitenciarios e incluso excarcelaciones de los presos etarras, como señalan la parlamentaria del PNV Josune Gorospe cuando afirma que “Lo que defendemos no es que se dé un trato diferenciado respecto a otros presos sino que se cumpla la legislación vigente que fija que los presos tienen derecho a estar cerca de sus casas y se pueden analizar los casos para que se dé progresiones de grado con carácter individual y perspectiva humanitaria”, el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova que indica “una vez desaparecida ETA no tiene ningún sentido mantener la dispersión. En lo referido a la progresión de grado es algo que también se corresponde con la legalidad y con lo que el sentido común dicta”, o la parlamentaria del PSE Alexia Castelo, cuando expresa que “dentro de la ley sí se puede aplicar otra política penitenciaria con itinerarios personalizados de casos concretos. El acercamiento de presos o las progresiones de grado son derechos de los reclusos, no una cuestión que se negocie entre gobiernos”.

Y todo ello, sin que hayan hecho la más mínima referencia a las obligaciones fijadas en la ley que tienen los presos para recibir beneficios penitenciarios como la progresión de grado o para salir de prisión, que son la petición de perdón y la colaboración con la justicia para esclarecer los atentados, más de 400 en el caso de la banda terrorista ETA y sin que los terroristas hayan mostrado la más mínima intención de cumplir con ellas. En concreto, y según establece el Código Penal, “se entenderá que hay pronóstico de reinserción social cuando el penado muestre signos inequívocos de haber abandonado los fines de la actividad terrorista y haya colaborado activamente con las autoridades para la identificación, captura y procesamiento de responsables de delitos terroristas. Petición expresa de Perdón”. El artículo 90 del Código Penal establece que “esta voluntad podrá acreditarse mediante una declaración expresa de repudio de sus actividades delictivas y de abandono de la violencia y una petición expresa de perdón a las víctimas de su delito, así como por los informes técnicos que acrediten que el preso está realmente desvinculado de la organización terrorista y del entorno y actividades de asociaciones y colectivos ilegales que la rodean. No se entenderá cumplida la circunstancia anterior si el penado no hubiese satisfecho la responsabilidad civil derivada del delito”.

Y el artículo 72.6 de la Ley General Penitenciaria establece que “la progresión al tercer grado de tratamiento penitenciario de personas condenadas por delitos de terrorismo requerirá idénticos requisitos que los que se exigen para acreditar un buen pronóstico de reinserción social de cara a una libertad condicional, es decir, haber roto con la banda, colaborar con la justicia y pedir perdón a las víctimas además de haber asumido el pago de las indemnizaciones”.

para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y para el PNV, las víctimas del terrorismo no son la prioridad, sino que la prioridad son los que empuñaban las pistolas y pegaban tiros

Y es que, tal y como ha denunciado el presidente del Partido Popular en el País Vasco Alfonso Alonso en unas declaraciones recogidas por el Diario Vasco, “para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y para el PNV, las víctimas del terrorismo no son la prioridad, sino que la prioridad son los que empuñaban las pistolas y pegaban tiros”.

Para acabar, un mensaje implícito en el poema de Antonio Machado y que espero nos sirva de lección para cuando se convoquen nuevas elecciones.

Caminante son tus huellas el camino y nada más; caminante no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista atrás, se ve la senda que NUNCA SE HA DE VOLVER A PISAR.

 

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.