Justificar a quien se vota

Andrés Maestre 12endigitalHa pasado en todos los ciclos políticos que conozco. El votante justifica a quien ha votado y crítica con escarnio al contrario. Si votaste a ese becario que cobraba de la Universidad de Granada sin trabajar, esta cita te molesta y contraatacas con el sospechoso máster o la carrera exprés del contrario. Es ley de vida, justificar el voto emitido bien vale buscar todo tipo de argumentos para no admitir equivocaciones en algo tan serio. A Camps lo declaró ‘no culpable’ un jurado popular porque la probabilidad de que entre sus miembros hubiera una mayoría que le hubiera votado era estadísticamente posible. ¿Cómo va alguien a condenar a quien voto? Es como reconocer que votó equivocadamente. Como aceptar que respaldó a un político mentiroso, fraudulento y traicionero con los principios que promulgaba. Este es el efecto que ahora noto en los votantes de Podemos con el caso del chalet de Pablo e Irene.

Plantear a las bases la continuidad o no de Iglesias y Montero es un viejo truco de tahúres políticos que ellos conocen bien

El sometimiento a las bases de la continuidad o no de ambos y ambas diputadas —el matrimonio Iglesias y Montero o viceversa— no es más que un truco de tahúres políticos para limpiar su imagen y refrendar su reinado. Ellos saben que las bases de su partido no van a tomar tan trascendente decisión. Pero, por si acaso, han buscado que la respuesta sea un sí. Porque conocen —como profesionales de la estrategia política— la regla de que, ante una consulta donde hay emociones en juego, es más viable que la masa conteste sí a que se decante por el no. Esto no lo digo yo, la propaganda política inventada en Alemania durante la segunda guerra mundial ya incluía muchos de los elementos que ahora utilizan los carismáticos líderes de masas: refuerzo de la imagen del líder, contrincantes desgastados por el descrédito, carismáticos interlocutores que hablan el lenguaje del votante mayoritario y una imagen que se va moldeando a medida que se alcanzan mayores cuotas de poder. De aquel joven radical que tomaba las calles con el puño en alto solo queda la coleta y la perilla —solo faltaba que cambiara de peinado y mostrase su rostro imberbe— y ese discurso interiorizado con el paso de los años, que disfraza de proletario a quienes pueden adquirir una mansión de semejantes dimensiones, con el gasto añadido que eso debe suponer.

¿Irán los gemelos de Iglesias y Montero a un colegio público o eso también queda para los hijos de los idealistas militantes de base del partido?

Atrás quedan las largas noches de campamento en el 15M, aunque bien es cierto que aquello sirvió para su lanzamiento personal. De la Puerta del Sol a Bruselas y luego al Congreso de los Diputados. Una meteórica carrera política que le ha sacado de Vallecas para siempre. A él y a sus gemelos, ya que los retoños de Pablo e Irene no crecerán en ese ambiente con el que dice identificarse su padre. Vivirán en un chalet con piscina, jardín, casa de invitados y adorables vecinos. ¿Irán a un colegio público o eso también queda para los hijos de los idealistas militantes de base del partido? Esos que ahora van a refrendar su poder seguirán viviendo en los pisitos de VPO y mirarán el futuro con la misma preocupación que ayer. Eso sí, ahora tienen a un líder como Dios manda. Con familia estable —nada de comunas— y con toda una vida por delante para acumular patrimonio.

Si Cristina Cifuentes hubiera sido más hábil podría haber sometido a las bases del PP su continuidad o no con una pregunta para personas psicorrígidas

Se abre una nueva posibilidad para futuros casos de falta de ética política. Si Cristina Cifuentes hubiera sido más hábil podría haber sometido a las bases del PP su continuidad o no con una pregunta para personas psicorrígidas. Para aquellas que son capaces de negar lo evidente y defender su postura sin dar el brazo a torcer. Pregunta: ¿Cree que Cristina Cifuentes debe continuar en su cargo? A) Sí, claro, es una mujer muy agradable y preparada B) No, debe irse porque le han preparado una serie de vídeos trampa que ponen al descubierto que no ha desarrollado su labor con la diligencia que se exige a una mujer que otorga un cargo de responsabilidad y además ha utilizado su cargo para añadir méritos a su currículum y eso no está bien… —cuanto más larga sea la respuesta del no menos gente la leerá—.

A partir de esta muestra de pleitesía de las bases, la estrategia de Podemos respecto a su líder será presidencialista, para construir un muro de protección a su figura

Sin presumir de futurólogo, cualquiera que conozca mínimamente el comportamiento de las masas —reflejado en el estudio sobre la psicología de las multitudes de Gustave Le Bon (1841-1931)— y el manejo de las bases en el arte de la política, sabe que el resultado solo servirá para reforzar al líder. La encuesta se ha pensado para eso. Durante estos días, todos en Podemos cierran filas y arremeten contra los críticos y los revolucionarios —o los revoltosos, como llama Monedero a los de la Izquierda Capitalista, la otra pata de Podemos—. A ver quién se atreve a discrepar de aquello que ha votado. Quién va a tirar la primera piedra contra ese castillo que está ayudando a construir. Nadie abandonará el barco. Al contrario, a partir de esta muestra de pleitesía de las bases, la estrategia de Podemos respecto a su líder —y lideresa consorte— será presidencialista, muy similar a la que ellos construyeron para Chávez o Maduro. Reforzar la figura del presidente para que —aunque el pueblo pase hambre y no llegue a fin de mes— sean capaces de dar la vida, si hace falta, para defender la prosperidad de la saga fundadora de Podemos.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.