Actualidad Alicante

Condenado a 8 años de prisión por violar a una mujer sin hogar en Alicante

BANNER_AGRESION_SEXUAL-1-300x97.jpgUn hombre ha sido condenado a ocho años de cárcel por violar a una mujer indigente en un parque de Alicante, hechos por los que fue detenido gracias a la intervención de dos ciudadanos anónimos que salieron en su persecución y que lograron retenerle hasta la llegada de la Policía.

El acusado abordó a la víctima en el parque de la avenida Doctor Jiménez Díaz, donde ella «malvivía» por aquellas fechas

La sentencia, dictada por la Sección Décima de la Audiencia de Alicante y a la que ha tenido acceso hoy Efe, refleja que el acusado abordó a la víctima en el parque de la avenida Doctor Jiménez Díaz, donde ella «malvivía» por aquellas fechas.

juicio audiencia provincial AlicanteSegún el tribunal, el violador le golpeó en la cabeza y le propinó puñetazos hasta derribarla, momento en que se situó encima de ella, le despojó de «la manta y el camisón que llevaba por toda vestimenta» y la agredió sexualmente. El fallo, que es recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), refleja que el agresor, Terencio S.M., utilizó la violencia para doblegar a la víctima, pues le apretó el cuello con fuerza y le tapó la boca para impedir que pidiera auxilio.

La mujer llamó la atención de los viandantes con gestos de su mano y tres de ellos se acercaron al lugar donde se estaba perpetrando la violación, lo que provocó la huida del culpable

Dos de esos ciudadanos anónimos le persiguieron y lograron retenerle, mientras que el tercero avisó a la Policía, que llegó poco después y le arrestó. La Audiencia considera probada la violación por las declaraciones que prestaron la víctima y los testigos que la socorrieron durante el juicio celebrado el pasado 18 de abril.

El 19% de las mujeres sin hogar sufre agresiones sexuales, según el Observatorio Hatento

Los magistrados valoran en el fallo el testimonio de estos últimos, que califica de «valiosísimo», pues corresponde a los hombres que «sorprendieron al autor y pusieron fin a su fechoría».

La sala expresa su comprensión hacia la perjudicada y entiende que, en ocasiones durante su declaración, «se quede en silencio antes de contestar», lo que atribuye a una «correlación sentimental que no puede controlar».

El tribunal ha llegado a la convicción de que la indigente «fue agredida de forma reiterada y sorpresiva» antes de ser violada por Terencio S.M.

Su testimonio incriminatorio está respaldado por los hombres que la auxiliaron, los informes médicos relativos a las lesiones que sufrió tras la agresión sexual y las manifestaciones de los policías que detuvieron al sospechoso.

«La versión del acusado carece de la más mínima credibilidad y pretende hacernos creer que todo fue una venganza por no darle dinero para comprar alcohol», señalan los magistrados.

Además de los 8 años de prisión, el tribunal ha impuesto al procesado diez años de alejamiento, cinco de libertad vigilada y una indemnización a favor de la perjudicada de 20.000 euros.

Ante estos hechos de los que hemos tenido constancia a través de la información publicada por la Agencia EFE, el Observatorio Hatento manifiesta:

• Nuestra más enérgica repulsa y condena ante la violenta agresión sexual de la que ha sido víctima esta mujer

• La violencia de género y sexual sin duda juega un papel fundamental en la vida de las mujeres sin hogar. Según datos de una investigación realizada por el Observatorio Hatento, el 19% de las mujeres sin hogar sufre agresiones sexuales y según datos del INE el 26% de las mujeres sin hogar afirma que se encuentra en esa situación por haber sufrido violencia ella o sus hijos/as.

• Si vivir en la calle supone una amenaza real para la vida de las personas sin hogar, en el caso de las mujeres sin hogar esa amenaza es todavía más acuciante. El 60% de las mujeres sin hogar sin hogar ha sido víctima de un delito de odio.

• Aplaudimos y agradecemos la colaboración ciudadana que ha resultado clave para la detención y condena de este agresor sexual y animamos a toda la ciudadanía a combatir los delitos de odio y las agresiones sexuales que se producen de manera flagrante pero invisible contra las mujeres sin hogar.

• Es fundamental no olvidar que el derecho a la vivienda se relaciona directamente con la calidad de vida, la salud y la seguridad de las personas, tal y como sucedió en este violento caso en Alicante. Una sociedad democrática no puede permitirse abandonar más allá de los márgenes a parte de su ciudadanía.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: