ENTREVISTA con Paco Sáez, Ilustrador, storyboarder y contador de Historias: «Soñar es lo más grande que puedes tener»

Paco Sáez.jpgPaco Sáez es un dibujante, ilustrador y «storyboarder» nacido en San Miguel de Salinas, en la Vega Baja alicantina. Ha trabajado para películas de animación y de imagen real. Se le reconoce especialmente por su labor para las compañías Walt Disney, Cartoon Network, Warner Bross y BRB Internacional.

Ha trabajado en el storyboard de «Tadeo Jones 2» y también el de «Planet 51», «The new world of the gnomos», «Los intocables de Elliot Mouse», «Mona the vampire», «Los quién», «Fenómenos» y «Atrapa la bandera», con la que consiguió el Premio Goya a la Mejor Película de Animación en 2015.

Hoy Teddy García le ha citado para tomar un café y conversar de manera pausada con el artista, la persona y el emprendedor que es este inquieto artista gráfico.

Paco Sáez 2Teddy García. PREGUNTA: Paco es un contador de historias, y hoy les vamos a contar su historia personal. Hola Paco ¿había una vez un niño alicantino?

Paco Sáez, RESPUESTA: Sí, de San Miguel de Salinas. Uno es lo que es de pequeño y las raíces que tiene. Yo siempre he llevado a mi pueblo allá donde he estado. Soy las calles de mi pueblo.

P: ¿Qué te marcó?

R: Me marcó la televisión de los 70 y 80. La televisión fantástica de esa época y la programación para los niños. Pensaban tanto en los niños que yo me quedé allí. Yo he ido cumpliendo años y sigo en aquella etapa donde despertó toda mi fantasía y mis ganas de hacer cosas. Cuando me fui de San Miguel de Salinas, me fui muy enfadado por la falta de oportunidades que había en el pueblo. Pero al poco tiempo empecé a volver. Necesitaba ver a mi gente, a mis amigos. Tenía veintitrés años y necesitaba volver a ver y a sentir las cosas de verdad. Esa gente nunca me falla. Me di cuenta de que aquellos lugares que me vieron crecer son fundamentales para mi desarrollo. Ahí empezó todo.

P: ¿Qué recuerdas de tu vida en San Miguel?

R: Pues recuerdo mucho a mi padre, Eloy. Murió en 1993, hace ya veinticinco años. Recuerdo cuando estábamos plantando limoneros o naranjos, y él siempre me decía “¿Mira ves, Paco, que a este naranjo le pongo un puntal para que crezca recto? Mira aquellos naranjosmás grandes que están torcidos. Pues aunque a aquél le pongamos ahora un puntal de hierro duro no lo volveremos a enderezar. Es como los niños. Si de pequeños no le ponemos un «larguerito» para que crezcan rectos, cuando son mayores ya es imposible que luego se enderecen”. Y eso lo aplicaba yo luego en mivida. Pensaba con veinte años que si no le ponía ese «larguerito» a mi vida para conseguir lo que quería, luego no lo iba a poder enderezar.

Mi padre era un hombre de los de antes. Él era muy protector conmigo y no quería que yo me fuera del pueblo. Vivió como murió, sin hacer ruido y sin molestar a nadie. El miedo le hacía ser muy protector. Yo ahora le digo a mis alumnos todo lo contrario. Que hay que vivir y experimentar para conocer las cosas.

P: ¿Y tu madre?

R: Aunque somos tres hermanos, yo soy su único hijo. Somos hermanos de padre. Mi madre se llama Carmen y ella sí que me tiene una sobre protección increíble. Siempre he pensado que si ella no ha viajado, no ha salido nunca, no conoce otro mundo, ¿cómo puede ser que conozca tantas cosas para ponerme en alerta de la vida?

Desarrollé un sexto sentido para no enfadarla, pero para dar el salto a vivir mi vida. Eso me ayudó a volar. También tenía mucho miedo, pero el jugar en la calle y compartir experiencias con mis amigos me hizo crecer. Éramos cuatro amigos: Bruno, Javi, Francisco y yo. Éramos como la pandilla de «Verano azul». Eso me ayudó a desarrollar una manera de ver la vida.

P: ¿Cómo?

R: Pues mira, lejos de querer crecer, yo creo que me quise quedar con ese sentimiento de niño. La adolescencia lo que hace es que quiere quitarse de encima todo lo que huela a infancia, y dibujar es de la infancia. Yo no quise desligarme de esa afición. Para mí, dibujar ha sido siempre una manera de escape. En San Miguel no había información. No podía encontrar lo que quería y tenía que ir a Alicante para encontrar algunos libros y localizar a autores que me fascinaban.

P: No había internet…

R: ¡Que va…! Yo se lo digo ahora a mis alumnos. Ahora está «San Google» para encontrar todo lo que quieras en un clic, pero cuando yo era niño había que buscar otras maneras de localizar la información.

En el colegio ya tenía un personaje propio. Se llamaba “Titón” y estaba inspirado en un compañero de clase

P: ¿Parece que te veo en la última fila de la clase de matemáticas, dibujando y sin prestar atención

R: Jajaja… (risas) totalmente. Y precisamente en matemáticas. Don miguel me ponía ceros en el diario que llevábamos entonces. Entonces ya tenía un personaje propio. Se llamaba “Titón” y estaba inspirado en un compañero de clase. Era un punkie que repetía curso sin parar. Era cinco años mayor que yo y ya llegué a pillarle en quinto de EGB. Yo tenía 10 años y él 15. Me inspiró un personaje basado en él. Incluso hoy en día tengo un proyecto para hacer un cómic basado en este personaje. Se llamaba Manuel, y me decía: “Paquico, ostia, que bien m’has sacao…”

A mí es que las matemáticas nunca me gustaron. Pero sobre todo porque los libros no tenían dibujos ni ilustraciones. Yo creo que si los libros de matemáticas tuvieran ilustraciones, la asignatura entraría mejor.

Si los libros de matemáticas tuvieran ilustraciones, la asignatura entraría mejor

P: ¿Había bulling en esa época?

R: Yo nunca lo he sufrido. Al contrario, tenía muchos amigos en clase que me adoraban. Tuve mucha suerte. Los compañeros de clase me animaban mucho. Solo recuerdo una humillación que me marcó. Un día un profesor me sacó a la pizarra y empezó a burlarse de mí, preguntándome por mis dibujos y mis últimas producciones. Me quiso ridiculizar delante de todos haciendo gracias. Esto lo recuerdo siempre, porque al tiempo, un día que volví al pueblo me lo encontré y quise ir a saludarlo para contarle mi trayectoria. Fue como una descarga. Pero por lo demás, nunca me sentí atacado ni acosado, al contrario, tenía un gran apoyo de todos los compañeros.

P: Y te fuiste a Madrid…

Sí, un domingo por la noche sin entrevistas de trabajo ni nada. A la mañana siguiente me fui a una cabina de teléfono y me puse a llamar  para conseguir números de empresas de animación. Llamé, fui a una entrevista con BRB Internacional y a las dos semanas ya estaba trabajando allí. Era la productora de Dartacán, Willy Fog y otros muchos éxitos de animación de los 80.

Me fui, además, porque en ese momento acababa de sufrir una ruptura amorosa que me hizo salir de allí.

Soñar es lo más grande que puedes tener y la capacidad de soñar te la da la infancia

P: Paco, se nos acaba el café y quiero agradecerte que nos hayas abierto tu corazón y hayas invitado a soñar a chicos como tú que sueñan…

R: Soñar es lo más grande que puedes tener. La capacidad de soñar te la da la infancia y los niños cuando crecen ven que la vida es más compleja y más complicada y se pierden ilusiones. Pero la capacidad de soñar no se puede perder.

P: Tú has cumplido muchos de esos sueños, pero lo de ganar un Goya no sé si formaba parte de tus sueños…

R: Bueno, ganamos un equipo de unas doscientas personas de la película. Estuve como supervisor de storyboard con atrapa la bandera ya en 2014 y enseguida con Tadeo Jones con un equipo increíble, con Enrique Gato. Enrique me parece un profesional increíble, un director impresionante y trabajar con él es un lujo.

P: Dime la verdad. En la película Tadeo Jones hay una escena que aparece un mapa donde sale Sevilla, Madrid, Granada y en un lado alicante. ¿Ahí estuvo tu mano?

R: Jajajaja… (risas) Sí. Bueno, fue cosa de los cuatro del departamento de story. Tuvimos suerte de que pasara el filtro de edición. Muchas veces ponemos cosas que luego las quitan desde el departamento de edición, pero el nombre de Alicante se quedó en la película. Y en los créditos de «Atrapa la bandera» aparece San Miguel de Salinas en los créditos de agradecimientos especiales. Eso también pasó los filtros.

Paco Sáe 4P: ¿Con qué personaje con los que trabajas te identificas?

R: Pues mira, el éxito de Tadeo jones, que cogió desprevenido a todo el mundo, es porque es un niño lleno de sueños que quiere ser arqueólogo y al final lo consigue a su manera. Él piensa que es un gran arqueólogo, cuando en realidad es un albañil. Pero a su manera es un arqueólogo. Y eso a la gente le llega, porque se cuenta con sencillez. Es la historia de un  niño soñador con el que nos identificamos todos. Es como Billie Elliot o Forrest Gump. Son soñadores que se niegan a resignarse a la realidad y viven sus sueños particulares con tanta intensidad que los convierten en realidad. Con esos personajes yo me identifico totalmente.

P: Tadeo Jones II habla del Rey Midas ¿Si tuvieras el don de ese rey, qué quisieras tocar?

R: Yo creo que tocaría aquello que no se pueda consumir. No por el oro como valor económico, sino por congelar algo que no se mueva. Por ejemplo tocaría a los políticos para que se queden quietos y no nos molesten más. No me interesa el dinero desde la codicia. Prefiero usar ese poder para neutralizar a quienes nos molestan. Yo entiendo que hay gente que quiere dejar de trabajar y disfrutar de la vida, pero es que para mí este trabajo es eso. Dibujar y crear historias es lo que siempre he querido, así que esto es lo que me hace feliz.

P: ¿Y qué te preocupa?

R: Pues ahora mismo, lo que me preocupa es la salud de mi madre que no se encuentra muy bien. Ahora entiendo que ella siempre pedía como deseo la salud. Brindaba por la salud. YU ahora entiendo que ese es el mayor tesoro que tenemos, porque con la salud podemos vivir las demás experiencias. La salud de mi madre me quita la tranquilidad.

P: Paco, muchas gracias por abrirnos tu corazón y por compartir con nosotros este café.

R: Gracias a ti Teddy. He estado muy a gusto y te agradezco este rato que hemos pasado y el café al que me has citado.

 

AQUÍ PUEDES VER LA ENTREVISTA COMPLETA:

 

 

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.